¿Argentina es “campo de pruebas” de la vacuna rusa?

The Wall Street Journal lo afirma.

25
Compartir

Según una nota publicada hoy por el prestigio medio estadounidense “The Wall Street Journal”, nuestro país “es un campo de pruebas” para la vacuna rusa. El artículo, titulado “Argentina es un campo de pruebas para la campaña mundial de vacunas de Moscú”, postula que Rusia está vendiendo millones de dosis de la Sputnik V de cosecha propia en el extranjero, lo que la convierte en un importante proveedor de una inyección que “podría darle una valiosa porción del mercado mundial de vacunas anti Covid y potencialmente ganarle a Rusia influencia geopolítica en el mundo en desarrollo”.

Además asegura que Argentina “es el primer país importante fuera de Rusia en comenzar a inocular el Sputnik a gran escala”. De formas formas, puntualiza que “puso de relieve preguntas sobre la falta de transparencia sobre la eficacia del Sputnik V patrocinado por el estado, lo que ha despertado cierta desconfianza entre los argentinos sobre su seguridad”.

La nota firmada por los periodistas Ryan Dube y Georgi Kantchev agrega que Moscú aprobó la Sputnik V -que en nuestro país no ha tenido efectos adversos entre los inoculados- para uso doméstico en agosto antes de finalizar las pruebas. Mientras que afirma que “los datos de prueba publicados desde entonces han demostrado que  Sputnik fue un 91,4% efectivo para proteger a las personas del Covid-19, y se espera que se publique un estudio revisado por pares en las próximas semanas. Alrededor de un millón de  rusos han recibido la vacuna” .

Asimismo, sostiene que otros países se apresuraron a comprar una vacuna más barata que las alternativas occidentales y que la Sputnik V, llamado así por el satélite soviético puesto en órbita durante la Guerra Fría, ocupa el tercer lugar en el mundo por dosis ordenadas por países de ingresos medios y bajos, según el Centro de Innovación en Salud Global de la Universidad de Duke, por delante de los farmacéuticos estadounidenses Pfizer Inc. y Moderna Inc. y vacunas de China. “Ocho países fuera de Rusia han autorizado la inyección para uso de emergencia”, agrega el artículo peridístico.

En ese sentido aclara que la vacuna rusa “no ha sido aprobada por las autoridades sanitarias occidentales ni ha recibido la autorización de la OMS, de la que dependen muchos países en desarrollo para examinar las vacunas”, y que Rusia “ha iniciado conversaciones con la Agencia Europea de Medicamentos sobre la aprobación de la inyección en la Unión Europea y ha solicitado la autorización de la OMS”.

ADNbaires