Bancos: la oposición pide la renuncia de los responsables.

El Defensor de la Tercera Edad pidió la dimisión del titular del Anses.

183
Compartir

Acusó al Gobierno de “romper la cuarentena”. 

Con la imagen de cientos de miles de jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales agolpados en las puertas de los bancos, dirigentes opositores de todas las vertientes políticas acusaron a los funcionarios del Gobierno responsables de haber roto la cuarentena impuesta hace quince días por haber actuado con “imprevisión” e “impericia”.

“Es de tal gravedad lo que ha ocurrido con los jubilados en los bancos que todo el sacrificio de los argentinos en la cuarentena se puede perder. Le pido al Presidente que actúe de inmediato y que los responsables sean separados. Las responsabilidades se asumen, no se comentan”, advirtió Mario Negri , jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio . Desde el Senado, su par Luis Naidenoff fue igualmente duro. “El colapso que se generó fue producto de la impericia y de la negligencia de funcionarios del Gobierno, que pusieron en riesgo el esfuerzo de toda una sociedad en cuarentena para que el virus no se propague”, enfatizó el formoseño, indignado porque, a último momento, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni , suspendió la videconferencia con la Comisión de Trabajo del Senado.

“No hay ninguna justificación para que el ministro no dé las debidas explicaciones y para que asuma las responsabilidades que correspondan”, despotricó.

Desde Consenso Federal, la diputada Graciela Camaño le apuntó al jefe de la Anses, Alejandro Vanoli. “¿Cual es la diferencia entre la cancha de fútbol de Italia, el 8M Español y las colas frente a los Bcos de Argentina? El esfuerzo de todos estos días, ¿dónde va a ir a parar?”, escribió en su cuenta de Twitter la diputada lavagnista al aludir a los principales focos que provocaron la expansión del virus en Italia y en España.

Por su parte, la diputada y extitular del PAMI Graciela Ocaña insistió en que el presidente Alberto Fernández debería pedirles la renuncia a aquellos funcionarios “que irresponsablemente no pudieron organizar el cobro de los jubilados”. “Es una acción criminal contra los adultos mayores, no solo les han bajado la jubilación sino que también ahora los exponen al virus de manera peligrosa”, advirtió.

La jefa de Pro, Patricia Bullrich , le reclamó al Presidente que rediseñe el operativo de cobro de las jubilaciones y asignaciones sociales. “Exponer a nuestros jubilados a hacer filas de más de 10 cuadras no es cuidarlos frente a la pandemia. Presidente, frene esta locura, envíelos a sus casas y separe a quienes cobran AUH y jubilaciones y dé turnos. Primero está la salud, como dijo usted, pero esto es gravísimo”, escribió en su cuenta de Twitter.

También el jefe de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro , criticó la actuación del Gobierno. “Exigimos a las autoridades del BCRA y ANSES que dejen de exponer irresponsablemente a los más vulnerables, nuestros adultos mayores. Lo que se vio hoy en las entidades bancarias es inadmisible, atenta contra el esfuerzo sanitario que se está realizando y la cuarentena decretada”, enfatizó. (Foto: Mario Negri es uno de los líderes opositores que reclamaron una reacción del Gobierno tras el caos en los bancos Fuente: LA NACION – Crédito: Enrique Villegas // Por
Laura Serra para LA NACION)

PIDEN LA RENUNCIA DE VANOLI

Luego de las largas colas de espera y la concentración de jubilados en los bancos desde el jueves por la noche, el abogado y defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, pidió al presidente Alberto Fernández la renuncia de dos funcionarios del Gobierno: del titular de la Anses, Alejandro Vanoli y el secretario de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi.

“Pedimos la renuncia de Vanoli y Goñi como responsables. No hubo ningún operativo para evitar lo que se preveía que iba a pasar”, señaló Semino en diálogo con Infobae. Aunque aclaró que no va a realizar una denuncia formal en la Justicia, si no que se trata de un pedido al presidente de la Nación.

Semino consideró que hubo una falta de previsión del Gobierno, pese a las advertencias. “Los bancarios y los banqueros se pusieron duros para no abrir las sucursales. Vanoli viene del mundo de las finanzas, son perspectivas distintas”, aseguró.

“No podía haber pasado otra cosa que esto. Luego de 15 días sin bancos donde no se pagó el mensual de marzo se abren las sucursales el mismo día del pago de la Asignación Universal por Hijo. Para un jubilado estar 15 días sin cobrar es un montón”, agregó el defensor.

Y estimó que como consecuencia de la falta de previsión, luego de esperar horas en la calle, en una noche de frío, muchos jubilados podrán verse afectados por enfermedades que pueden hacer colapsar el sistema de emergencias de salud, especialmente en la provincia de Buenos Aires y en el marco de la pandemia por el coronavirus.

Semino señaló que el 20 de marzo —día en que comenzaron las medidas de aislamiento y que no abrieron los bancos— desde la Defensoría solicitaron a la Anses un cronograma y un operativo especial para el pago de jubilaciones. Pero que no obtuvieron respuesta.

El 19 de marzo, el Banco Central había determinado que los bancos dispusieran de un horario especial para el pago a los jubilados y pensionados, en las dos primeras horas de apertura de las sucursales. Pero esa modalidad no pudo concretarse porque al día siguiente comenzó a regir la cuarentena y los bancos no volvieron a abrir sus puertas. La actividad financiera no fue incluida dentro de los servicios esenciales.

Era un tema que estaba invisibilizado. Recibíamos entre 300 y 400 jubilados por día que nos decían que no tenían para comer
Los jubilados que se concentraron masivamente en las sucursales desde la noche del jueves son los que aun no pudieron cobrar los haberes que deberían haber recibido durante el mes de marzo. “Era un tema que estaba invisibilizado. Recibíamos entre 300 y 400 jubilados por día que nos decían que no tenían para comer”, detalló Semino.

El abogado señaló que con la apertura de sucursales durante el sábado y el domingo se va poder descomprimir la situación y recordó que a partir del miércoles de la próxima semana se inicia un nuevo cronograma de pagos, pero en este caso, se cobra según el número de terminación del documento. Por lo tanto, la asistencia va a estar más acotada.

Según las estimaciones de defensor de la Tercera Edad, cerca de 1,5 millones de jubilados no cuentan con tarjeta de débito para el cobro de sus jubilaciones. “En el interior, el 90% va a cobrar al banco. Hubo una idea de que les iban a enviar la tarjeta a la casa. Pero no es tan fácil. Una persona de 80 años que nunca usó tarjeta no puede manejarlo de un día para otro”, señaló Semino. (Fuente Infobae)

ADNbaires