Brasil aprobó dos vacunas: las de Sinovac y AstraZeneca

19
Compartir

RÍO DE JANEIRO.- La agencia sanitaria brasileña, Anvisa, aprobó hoy por unanimidad el uso de emergencia de las vacunas de Sinovac y de AstraZeneca, luego de demoras y una fuerte politización de la discusión por los inmunizantes.

Los 26 estados brasileños y el distrito federal, Brasilia, comenzarán a recibir las dosis a partir de mañana. La aprobación vale para seis millones de dosis de la vacuna Coronavac, compradas a China y listas para la distribución, y otros dos millones de dosis de la de AstraZeneca, que podrían llegar provenientes de la India hacia el fin de esta semana, según dijo ayer el ministro de Salud, Eduardo Pazuello.

El plan del gobierno federal es que, una vez que las dosis estén distribuidas, la campaña de inmunización comience el miércoles. La excepción fue el estado de San Pablo, que hoy dio la largada, en una ceremonia en la que fue vacunada la primera brasileña, lo que causó el enojo del gobierno federal, poco después de la confirmación de Anvisa.

Mónica Calasanz, una enfermera negra de 54 años que trabaja en la línea de frente contra el coronavirus, fue simbólicamente la primera en recibir la Coronavac. Calasanz había participado del ensayo clínico de la vacuna, que localmente será producida por el instituto Butantan de San Pablo.

Minutos después de que el gobernador de San Pablo, João Doria, apareció al lado de Calasanz, el ministro de Salud criticó duramente los supuestos “movimientos político-electorales” y aseguró que la vacunación tiene que suceder “sin dividir el país” y no como “un golpe de marketing”.

Doria recogió el guante y contestó a Pazuello, en una conferencia de prensa casi en simultáneo: “El gobierno federal hace 11 meses que da golpes de muerte con los brasileños, con el negacionismo, con la recomendación para el uso de la cloroquina, con la falta de vacunas y de buenos ejemplos”.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha sostenido durante la pandemia una disputa personal con Doria, quien ha intentado presentarse como un líder responsable. Bolsonaro sembró dudas en el pasado alrededor de la efectividad de la Coronavac, impulsada por el gobierno paulista, y había ironizado sobre la eficacia general del inmunizante, de 50,38%.

La politización que guió la discusión por las vacunas en Brasil, donde han fallecido más de 209.000 personas por el virus, había levantado suspicacias sobre la decisión de Anvisa, que hoy emitió una decisión técnica, celebrada por la academia, y resaltó que no existen “remedios precoces” contra el virus, diferenciándose de Bolsonaro.

Ayer, Anvisa había rechazado la solicitud de la Sputnik V. La agencia devolvió la documentación a União Química, sin analizar los méritos, debido a que la empresa no cumplió con los requisitos para solicitar el análisis. (Imagen: El doctor Almir Ferreira de Andrade, de 79 años, es inoculado con la vacuna CoronaVac Sinovac Biotech contra el coronavirus en el hospital de Clínicas en Sao Paulo, Brasil, el 17 de enero de 2021 Fuente: AFP // Por Marcelo Silva de Sousa para La Nación)

ADNbaires