Brasil superó las 15.000 muertes.

Ya es el cuarto país con más contagios del mundo // Chile bajo confinamiento // EE.UU. en coma cuatro.

248
Compartir

Brasil superó este sábado los 15.000 muertos por el nuevo coronavirus y los 230.000 contagiados, según cifras oficiales, que lo convierten en el cuarto país con el mayor número de casos de covid-19.

Con 15.633 muertos y 233.142 casos confirmados, Brasil es el país latinoamericano más afectado por el virus, que ya se ha cobrado casi 310.000 vidas en todo el planeta.

Con las cifras del sábado, entonces, Brasil superó a Italia y a España en número de casos (224 mil y 230 mil, respectivamente), y solo superado por Estados Unidos, Rusia y el Reino Unido, mientras se espera que el pico de la pandemia se alcance en las próximas semanas.

El número de casos, sin embargo, podría ser hasta 15 veces superior, dado que no se han generalizado los exámenes, según expertos.

Este sábado, un día después de que Nelson Teich renunciara como ministro de Salud, Brasil registró 816 óbitos y 14.919 nuevos casos en las últimas 24 horas.

A pesar del avance de la pandemia, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a atacar más temprano las medidas de confinamiento. “El desempleo, el hambre y la miseria será (sic) el futuro de aquellos que apoyan la tiranía del aislamiento total”, tuiteó el mandatario de ultraderecha un día después de perder a su segundo ministro de Salud por la crisis del coronavirus.

El oncólogo Nelson Teich estuvo menos de un mes en el cargo. Había asumido el 17 de abril, después de que Bolsonaro destituyera a Luiz Henrique Mandetta, quien era favorable a las medidas de cuarentena y defendía que los protocolos de tratamiento estuviesen basados en criterios científicos.

Teich renunció por “incompatibilidades” con el presidente, aunque el ahora ex ministro no comentó los motivos de su salida.

Estaba previsto que Bolsonaro, que no ha comentado la salida de Teich, realizara la noche de este sábado un pronunciamiento en cadena de radio y televisión, sin embargo, la asesoría de comunicación de la Presidencia informó esta tarde que el mandatario la ha cancelado.

Con la salida de Teich, el número dos del ministerio, el general Eduardo Pazuello, asumió la carpeta de forma interina.

El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, se aisló preventivamente este sábado en la residencia oficial de la Vicepresidencia junto con su esposa tras enterarse que había entrado en contacto con un funcionario próximo al que se le diagnosticó el COVID-19, informaron fuentes oficiales.

Mourao, un general de la reserva del Ejército brasileño, optó por el propio aislamiento social tras ser informado de la posibilidad de contagio y de haberse sometido hoy mismo a un examen para saber si contrajo la enfermedad, informó la Vicepresidencia en un comunicado.

Pese a que no tiene síntomas de la enfermedad ni es considerado como un caso sospechoso, el vicepresidente canceló todas las actividades previstas en su agenda oficial para el próximo lunes, cuando estarán listos los resultados del examen. (Foto de archivo. Un trabajador de la salud, con traje de protección y máscara, transporta a un hombre sospechoso de estar infectado con coronavirus en el Hospital Estatal y de Emergencia Delphina Rinaldi Abdel Aziz, en Manaos, Brasil, 16 de abril, 2020. REUTERS/Bruno Kelly)

CHILE BAJO CONFINAMIENTO

SANTIAGO, Chile.- La capital chilena vivió su primer día de la cuarentena dispuesta por el gobierno de Sebastián Piñera por la crisis sanitaria del coronavirus , donde según las autoridades hubo un buen acatamiento de la población. En algunas zonas, de todos modos, se pudo ver más movimiento del esperado.

Controles de fiebre en la capital chilena

Reuters.

El comienzo de la cuarentena en la capital coincidió con el anuncio de las autoridades de Salud sobre un nuevo récord diario de 27 muertos debido a la pandemia. Hasta el momento el registro oficial es de 41.428 casos y 421 muertos.

Junto a un toque de queda a nivel nacional, el confinamiento total comenzó a regir desde la noche del viernes para todo Santiago, así como seis comunas aledañas, donde viven más de siete millones de personas.

Las imágenes de la televisión mostraron a muchas personas en lugares céntricos de la ciudad, como la Alameda que atraviesa la capital o la popular calle Portugal. También se vio gente en las calles en barrios más acomodados, como Las Condes, y bastante tránsito vehicular.

En el mercado de frutas y verduras de La Vega Central se registraron largas colas para comprar y se establecieron nuevas y fuertes medidas de seguridad, como plásticos en los puestos, guantes, barbijos y toma de temperatura antes de acceder al recinto, al que solo se puede entrar con permisos especiales y que estuvo más vacío que un sábado normal.

En otras partes de la ciudad el cumplimiento fue más fuerte y las calles se vieron más vacías que de costumbre . “Ahora sí que se ve que tomaron más en serio el asunto de la cuarentena”, comentó Cristian Valenzuela, encargado de un edificio en el centro de Santiago.

“Recorrimos prácticamente todas las comunas de la provincia de Santiago y la primera idea que uno se queda -al ver las calles vacías, que los pocos vehículos que circulan son más bien del área logística, que llevan alimentos o insumos, pero no autos particulares, al ver cuadras y cuadras y cuadras completamente vacías- es que este es un buen comienzo”, dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

El país se encuentra al 78% de su capacidad hospitalaria, una cifra que aumenta a entre el 90 y 95% en el caso de la Región Metropolitana, donde se acumula la mayor cantidad de casos. Algunos hospitales públicos dan señales de desborde. (Vía Agencia AP y El Mercurio)

ESTADOS UNIDOS EN COMA CUATRO

Estados Unidos registró 1.237 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, lo que aumenta la cifra total de fallecidos por la covid-19 a 88.730, según el último recuento reportado el sábado por la Universidad Johns Hopkins. El país, el más castigado por la pandemia de coronavirus tanto por número de muertes como de contagios, confirmó 1.466.682 casos, informó el centro con sede en Baltimore.

El estado de Nueva York sigue siendo el más afectado en el país, con más de 200.000 contagiados. El gobernador, Andrew Cuomo, dijo el sábado que los nuevos casos confirmados de COVID-19 provienen principalmente de personas que salieron de sus hogares para ir a comprar, hacer ejercicio o socializar, en lugar de trabajadores esenciales. “Esa persona se infectó y fue al hospital o esa persona se infectó y se fue a su casa e infectó a otras personas”, dijo Cuomo durante su conferencia de prensa diaria sobre el brote de coronavirus.

Datos oficiales mostraron que el número de casos nuevos en todo el estado está fluctuando entre 2.100 y 2.500 por día. El sábado, el número de casos nuevos disminuyó a 2.419, desde los 2.762 del viernes.

La gente hace cola en un banco de alimentos en la iglesia de San Bartolomé, durante el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en la sección Elmhurst de Queens, Nueva York, EE.UU., 15 de mayo de 2020. REUTERS/Brendan McDermid

Cuomo dijo que la semana pasada lanzó la teoria de que los nuevos casos provenían de trabajadores esenciales, lo que fue “incorrecto”. “La tasa de infección entre los trabajadores esenciales es más baja que la población general y esos casos nuevos provienen principalmente de personas que no están trabajando y que están en sus hogares”, sostuvo.

Cuomo destacó que Nueva York está contratando a miles de trabajadores para rastrear los contactos de personas que dieron positivo por el coronavirus. Expertos en salud sostienen que este tipo de seguimiento es fundamental para aislar a las personas potencialmente contagiosas a fin de limitar nuevos brotes.

Florida prepara su reapertura

El estado se prepara para una mayor reapertura a partir del lunes, que esta vez sí incluye en una primera fase a los condados de Miami Dade y Broward, los más afectados por la pandemia.

Según el Departamento de Salud, hasta este sábado los casos suman 44.811, lo que significa 673 más que el viernes (44.138), mientras que el número de muertes se ha incrementado en 47 en las últimas 24 horas hasta las 1.917. Además se han realizado hasta 630.795 pruebas del COVID-19 en el estado, con un resultado positivo del 7,1 % (44.811), y ha habido 8.146 hospitalizaciones.

Miami-Dade y Broward siguen siendo los condados en los que el impacto del coronavirus es más fuerte. El primero ha acumulado 15.190 casos y 559 muertes, y el segundo 6.049 casos y 278 decesos.

Esos condados entrarán este lunes en la primera de tres fases de reapertura decretadas por el gobernador Ron DeSantis, mientras que los otro 65 contados de Florida entrarán en la segunda. La primera permite la apertura de negocios no esenciales como restaurantes, tiendas minoristas, museos y bibliotecas al cuarto de su capacidad y la segunda a la mitad de su capacidad, y agrega ahora gimnasios.

Estos alivios al confinamiento, todos con restricciones que permitan cumplir distanciamiento social y evitar la propagación del virus con tapabocas, se unen a la apertura desde abril de parques, marinas y campos de golf en la mayoría de Florida, como también de peluquerías y salones de belleza, la semana pasada.

Estas pautas exigen, entre otras, mantener una distancia de seguridad entre las personas de 6 pies o 1,82 metros. Sin embargo, las playas continúan cerradas en varias ciudades del sureste de Florida, donde va más lenta la reapertura, especialmente en los condados de Broward y Miami-Dade.

En este último, incluso las ciudades de Miami, Miami Beach, Doral, Hialeh y Miami Gardens comenzarán apenas una primera fase el próximo miércoles. En estas cinco ciudades, el comercio minorista estará abierto al 25 % de capacidad con medidas de distanciamiento social. Tanto en Miami-Dade como en Broward no podrán abrir bares, spas, gimnasios, cines, playas, piscinas, ni tiendas de tatuajes y masajes.

En otros como Palm Beach, al norte de Broward, este sábado comenzó incluso a operar el restaurante y las piscinas del club privado Mar-a-Lago, del presidente Donald Trump, mientras el hotel y el salón principal se mantendrán cerrados. En este condado, en donde además abrirán a partir del lunes las playas, hay hasta hoy 4.357 casos confirmados de COVID-19 y 275 muertes.

ADNbaires