Circulación restringida: reducirán vuelos internacionales

Las empresas ya trabajan en reprogramaciones.

37
Compartir

Entre las nuevas restricciones que comenzarían a tener lugar mañana para frenar el aumento de los casos de Covid-19, el Gobierno dispondrá la reducción en un 30 o 40% de los vuelos internacionales “sin que se pierda la conexión internacional y para tener un mayor control del ingreso de pasajeros”.

Según fuentes del Gobierno, la conversación con las distintas aerolíneas la lleva adelante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que es quien autoriza los vuelos, mientras que en las próximas horas podría salir un decreto de necesidad y urgencia, una resolución presidencial o una decisión administrativa al respecto.

Consultadas por LA NACION, fuentes de Aerolíneas Argentinas dijeron que “ya están trabajando en cómo reducir las frecuencias y seguramente mañana tengan una grilla nueva”.

En tanto, en LATAM dijeron que “no fueron notificados”.

En cabotaje, según informaron, no habrá cambios, pero las versiones sobre restricciones a la movilidad ocasionaron muchas consultas en los últimos días según la empresa low cost Flybondi.

En declaraciones de hoy a la agencia Télam, el ministro de Transporte, Mario Meoni, indicó que los vuelos de cabotaje continuarán operando como hasta ahora, pero advirtió que se va a realizar “un seguimiento más profundo de los pasajeros que circulan por el país”.

En cuanto a los servicios internacionales, ratificó que “habrá una reducción de un 30 o 40% de esos vuelos”, en virtud de la progresión de la pandemia, y en esos casos también se hará un seguimiento de los pasajeros que ingresen al país.

“Hay provincias que están pidiendo PCR negativo para el ingreso a su jurisdicción y estamos viendo cómo implementamos ese mecanismo, pero los servicios de larga distancia van a continuar”, recalcó Meoni.

En estos momentos están suspendidos los vuelos hacia y desde Gran Bretaña, Italia, Dinamarca, Países Bajos y Australia.

El transporte público
Sobre el transporte público, Meoni dijo que seguirá siendo de uso exclusivo para los trabajadores esenciales y se implementarán mayores controles sobre el pasaje.

“Habrá un mayor control para que efectivamente el servicio sea para los trabajadores esenciales”, remarcó y pidió que se sigan manteniendo los protocolos con el uso de los tapabocas y “respetando las distancias para evitar la propagación del virus”.

Por otro lado, adelantó que, “probablemente”, en las nuevas disposiciones, quedará restringida la circulación de las empleadas domésticas en el transporte público, algo que se había habilitado en los últimos meses.

ADNbaires