Colapso de tránsito: fuertes críticas de la oposición

4
Compartir

Varios referentes expresaron su disgusto por las medidas de control adoptadas por la provincia de Buenos Aires.

“Guerra civil”, “desastre”, “piquete estatal” y “locura”, fueron algunas de las frases que repercutieron en las redes sociales de los referentes de la oposición contra las medidas de control a la circulación tomadas por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. Algunos hasta se atrevieron a comparar al mandatario provincial con el exgobernador bonaerense Juan Manuel de Rosas y con el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán.

Las criticas del arco político opositor se suman a la indignación de centenares de automovilistas que expusieron en las redes sociales su molestia ante los controles excesivos y el pedido de permiso de circulación que, según del decreto publicado anoche, está pautado solo para la franja de 20 a 6 de la mañana.

Graciela Ocaña, Mario Negri, Fernando Iglesias, Florencia Arietto, Julio Bárbaro, Federico Pinedo y Waldo Wolff

Graciela Ocaña, Mario Negri, Fernando Iglesias, Florencia Arietto, Julio Bárbaro, Federico Pinedo y Waldo Wolff

“Demasiado drama se está viviendo como para que ahora Axel Kiciloff juegue a ser Gildo Insfran. Paren con esa locura, liberen los accesos en horario sin restricciones, van a provocar un desastre”, dijo en su cuenta de Twitter el diputado nacional Mario Raúl Negri.

“Imaginémonos si el lunes a la mañana el Gobierno de la Ciudad bloqueara el acceso desde la Provincia. ¿Cuántos bonaerenses se quedarían sin poder trabajar? ¿Y si echaran a los internados en los hospitales de la CABA? Una locura. ¿Qué busca, gobernador Axel Kicillof, una guerra civil?”, dijo en la misma red social el diputado de Juntos por el Cambio Fernando Iglesias.

“Lo que hizo hoy el gobierno nacional y de la PBA hostigando a la ciudadanía en horario sin restricciones es demencial. Ver a funcionarios argumentar esas medidas sin sustento lógico ni legal muestra el extravío gobernante. Una locura”, cuestionó el diputado Waldo Wolf en su cuenta de Twitter. A su vez denunció que recibió mensajes de vecinos alarmados porque la policía de la provincia los frena para pedir documentos y preguntarles adónde van fuera de horario restricciones. “Si hay toque de queda, que Nación y Provincia digan. Perseguir gente en medio de tanta angustia no. Ocúpense de inocular vacunas, no miedo”, agregó.

“Si Axel Kicillof quiere emerger como el Rosas del siglo XXI también emergerá el/la Urquiza de la batalla de Caseros. No le daremos la suma del poder público Gobernador”, dijo la exasesora de la gestión de Patricia Bullrich, Florencia Arietto.

“Gobernador Kicillof pare esta locura y deje que los ciudadanos circulen. Realice más test para detectar tempranamente a los enfermos, aísle a los enfermos y no se roben las vacunas”, dijo la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires Graciela Ocaña.

“Piquete estatal en sentido provincia. El maltrato no es necesario”, dijo en Twitter el expresidente del Senado Federico Pinedo.

Se sumó al reclamo de la oposición el analista político Julio Barbaro, que en su cuenta de Twitter dijo: “Estoy panamericana llegando al acceso norte y llevo 2 horas de estar acá parado. Esto es porque Axel Kicillof decidió que es duro el control de la enfermedad. Esto es es contra el ciudadano”. Más tarde agregó: “El grotesco personaje de Axel Kicillof nos detuvo 3 horas, sin revisarnos, solo para demostrar poder, es peor que el virus”.

Según precisó el ministerio de Seguridad bonaerense, los principales puntos de control se ubicaron en Panamericana y Lavalle, en Vicente López; Chacabuco y 3 de Febrero, en la Autopista del Oeste a la altura del kilómetro 13; Autopista Richieri y General Paz, en La Matanza y en el Puente de la Noria, mano a provincia.

Desde el ministerio señalaron a LA NACION que los controles fueron aleatorios y que, a quienes pararon, les solicitaron el permiso de circulación y, en caso de observar síntomas, les tomaron la temperatura.

Por su parte, la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic convalidó las medidas adoptadas por la provincia de Buenos Aires y resaltó que “el decreto establece que los responsables de cada jurisdicción también pueden tomar medidas adicionales más restrictivas”. (Imagen principal: Colapso de tránsito en Panamericana por los controles-Tomás Cuesta – LA NACION)

“NO ENCUENTRO EL SENTIDO SANITARIO”

“No encuentro el sentido sanitario de tomar una decisión de estas características”. Esa fue la respuesta de Juan José Mendez, secretario de Transporte y Obras Pública de la ciudad de Buenos Aires, consultado sobre los sorpresivos controles en autopistas que dividieron hoy a la capital federal con la provincia de Buenos Aires y generaron un caos de tránsito.

Juan José Mendez, secretario de Transporte y Obras Públicas de la ciudad de Buenos Aires

“Hubo un gran control en medio de la autopista y lo que llama más la atención es que esta medida es contraproducente, pues si está cortada la autopista, la gente tomaría el transporte público y eso no está bueno. No encuentro el sentido sanitario de tomar una decisión de estas características”, analizó el funcionario porteño en una entrevista con Radio Rivadavia.

Mendez agregó: “En la ciudad, todo lo que hacemos, lo hacemos con evidencia y datos. Que la gente se mueve en auto no está mal, y más si van con familiares o convivientes o médicos y médicas volviendo a sus hogares después de una jornada de labor o viceversa. En su momento nosotros hicimos carriles sanitarios para evitar demoras de esos trabajadores.”

“En el transporte público estuvimos siempre alineados y coordinados. Hoy yo me enteré por los medios de esos sorpresivos controles. Esto produce el efecto contrario a lo deseado. Al salir con tu auto y encontrarte con estos controles produce una lógica frustración. Este tipo de medidas no valen la pena”, agregó el titular de Transporte.

Mendez luego recordó que en la ciudad se optó por cerrar 18 accesos tras una serie de reuniones con las autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación, pero dentro del horario de 20 a 6, como establece el nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

Además, se reforzaron los controles en la ciudad asociados a los centros de transbordo, con el objetivo de chequear que el transporte público sea solamente utilizado por el personal esencial. También se dispuso el cierre de otras siete estaciones de subte.

ADNbaires