Crece la ocupación en las terapias del país.

119
Compartir

En la última semana la proporción de camas ocupadas subió más en el Interior que en la Ciudad y el GBA. Sólo uno de cada 11 internados en terapia intensiva hoy tiene coronavirus.

La preocupación por la ocupación de las camas de terapia intensiva está centrada particularmente en en la zona metropolitana de Buenos Aires. Sin embargo, según los reportes cotidianos del Ministerio de Salud, en una semana la ocupación creció más a nivel nacional que en la Ciudad y el GBA.

El Ministerio comenzó a informar sobre este dato el miércoles de la semana pasada, en la previa del anuncio de la cuarentena recargada. El principal argumento para extender el aislamiento obligatorio y endurecerlo fue que las camas de terapia intensiva, sobre todo en el AMBA, podían colapsar en pocos días.

Es por eso que se decidió frenar otra vez toda la actividad y volver casi a fojas cero para achatar la curva. El objetivo es reducir la demanda en los hospitales y que en la Argentina no pase lo que ocurrió en Chile, donde el sistema sanitario terminó colapsando. Ahí es cuando empieza a subir la curva de muertes.

Sin embargo, los datos cotidianos hablan de un mayor incremento en la ocupación de las camas de terapia intensiva en el interior del país que en la zona crítica del coronavirus. Es decir, en ese 85 por ciento del país que ya pudo volver a la actividad prácticamente normal, con la fase 5 de la cuarentena y lo que hoy se denomina “la nueva normalidad”.

El miércoles pasado había en el país 433 internados en terapia intensiva por coronavirus. Hoy hay 507. Esto es 74 pacientes más. Se fueron sumando a razón de 25 pacientes por día salvo de sábado para domingo en que las terapias intensivas del país sólo sumaron 12 pacientes.

En la discriminación por zona geográfica, cuando comenzó el reporte en Nación estaban ocupadas el 45 por ciento de las camas de terapia intensiva, mientras que en el AMBA ese dato era del 52 por ciento. En el reporte del lunes a la noche, a nivel nacional la ocupación llegó a 50,6 por ciento mientras que en el AMBA se ubicó en el 55,9 por ciento.

El vaso está más lleno en la zona metropolitana, pero se llena más rápido -al menos en estos seis días- en Nación. La vida continúa en la mayor parte del país y los pacientes siguen recurriendo a los hospitales, ya sea por casos leves o graves, a partir de otras patologías.

De ahí que la posibilidad de trasladar a pacientes de Capital y Provincia al Interior del país en el caso de que los hospitales colapsaran por la demanda de pacientes graves de coronavirus, en el caso de que hiciera falta no sería un recurso tan sencillo al que echarle mano.

Según los registros de los últimos días, mientras en el país la ocupación subió 5,6 puntos porcentuales, en la Ciudad y el GBA ese salto fue de 3,9 puntos porcentuales. Con relación al promedio nacional, hay más camas vacías ahora en la zona metropolitana que en el Interior.

El dato no se condice con el reparto de los casos de coronavirus que hay en el país, ya que el 90 por ciento de los casos de coronavirus se ubican en la Ciudad y el GBA: un total de 56.624 en la zona metropolitana contra 62.269 en el total país. Es decir que apenas 5.645 casos hay en las otras provincias, de los cuales 1.961 están en Chaco.

La aplicación de suero de convalecientes a partir del plasma de pacientes recuperados que generaron anticuerpos es un protocolo que está sirviendo, según las autoridades bonaerenses, para que menos personas lleguen a la instancia de terapia intensiva y de respirador. Sin embargo, aún está en la etapa de investigación.

La nueva cuarentena recargada que empieza en toda su dimensión este miércoles serviría en el mediano plazo para descomprimir aún más el nivel de ocupación de las terapias intensivas. En el país hay un total de más de 11.668 camas de terapia intensiva. De eso está ocupado poco más de la mitad, pero sólo 507 corresponden a casos de Covid-10. Es decir, que 1 de cada 11 internados hoy en las unidades de terapia intensiva tienen coronavirus. (Por Pablo Sigal para Clarín // Imagen: El traslado de un paciente de terapia intensiva en el Hospital Evita de Lanús. Foto: Guillermo Rodríguez Adami)

ADNbaires