Datos de la vacuna china de Sinovac

Mostró una eficacia general del 50,38% en Brasil.

40
Compartir

Así lo anunciaron los científicos del Instituto Butantan de San Pablo, a la hora de solicitar la aprobación de emergencia del inoculante. La semana pasada habían indicado que la cifra era del 78% en casos leves y 100% en moderados o severos. La actual tiene en cuenta aquellos considerados “muy leves”.

La vacuna contra el COVID-19 Coronavac mostró una eficacia general contra la enfermedad del 50,38 por ciento en los ensayos a gran escala en Brasil, anunció este martes el Instituto Butantan de San Pablo.

La cifra fue comunicada luego de que la efectividad del inoculante se viera envuelta en controversia durante una semana. El 7 de enero, las autoridades sanitarias indicaron que esta oscilaba entre el 78 y el 100 por ciento. El martes, aclararon que esas cifras aplican a los casos leves y moderados o severos, respectivamente, y que al tener en cuenta aquellos que no requieren atención médica y son considerados “muy leves”, la general baja a 50,38 por ciento.

El ensayo de la vacuna, desarrollada por la farmacéutica china Sinovac, comenzó en julio de 2020 y contó con la participación de más de 13.000 voluntarios. Todos ellos eran trabajadores de la salud mayores de edad, lo que implicó una mayor exposición al virus.

218 personas contrajeron la enfermedad a lo largo del test. 158 de ellas habían recibido un placebo y 60 la vacuna. El estudio no tuvo en cuenta los potenciales casos asintomáticos, que se cree representan la mitad de los casos de COVID-19 a nivel global.

El Instituto Butantan solicitó la aprobación de emergencia de la vacuna ante el regulador de salud Agência Nacional de Vigilância Sanitária (Anvisa), con la finalidad de iniciar la inmunización el 25 de enero. Indonesia también se prepara para comenzar a inocular a su población con la vacuna Coronavac.

Científicos brasileños manipulan dosis de la vacuna contra el COVID-19 Coronavac en el Instituto Butantan de Brasil. Foto: REUTERS/Amanda PerobelliAunque la eficacia de CoronaVac es bastante inferior a la tasa de éxito de más del 90% de las vacunas de Moderna o Pfizer y su socio BioNTech, es más fácil de transportar y se puede almacenar a temperaturas normales de refrigerador.

Sinovac también tiene acuerdos de suministro con Turquía, Chile, Singapur, Ucrania y Tailandia. De hecho, investigadores turcos habían anunciado en diciembre que estudios provisionales mostraron que el inoculante tenía una efectividad del 91,25 por ciento para evitar contagios.

No está claro si esas cifras referían a casos leves y moderados o graves, como aquellos mencionados por las autoridades brasileñas la semana pasada, o referían a la eficacia general, lo que arrojaría una amplia discrepancia con los números reportados este martes en el país sudamericano.

Anvisa tiene un plazo de diez días a partir de la realización del pedido para dar su respuesta. El acuerdo entre el Instituto Butantan y Sinovac prevé el envío de dosis a Brasil y la transferencia de tecnología para la producción local de la vacuna.

Beijing ya envió a San Pablo 10,7 millones de dosis e insumos para fabricar otras 40 millones de dosis. Días atrás, el ministro de Salud Eduardo Pazuello indicó que el país está en proceso de cerrar un acuerdo por hasta 100 millones de dosis.

Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia a nivel global. Ha reportado la tercer mayor cantidad de casos positivos -más de 8,1 millones- y solo se encuentra detrás de India y los Estados Unidos. Además, ocupa el segundo lugar en la lúgubre lista de muertes, con más de 203.500. Estados Unidos, con casi 378.000, es la única nación con más decesos. (Imagen: Un vial de la vacuna contra el COVID-19 Coronavac. Foto: REUTERS/Amanda Perobelli)

ADNbaires