El Frente Renovador sigue en caída libre.

A la fuga de los diputados se le vienen las divisiones en los distritos.

167
Compartir

A la huida de los cinco legisladores nacionales, se le sumarían varios concejales de la provincia de Buenos Aires. Así lo aseguraron desde el flamante espacio “Red por Argentina” a La Tecla.info. El tigrense no logra mantener el poder territorial en la Provincia.

Tal como informó La Tecla.info, se confirmó el quiebre de la bancada nacional de diputados del Frente Renovador. Si bien fueron cinco las huidas del sector que conduce el tigrense Sergio Massa, cuatro responden a piezas claves en su bloque y de importante peso en el armado bonaerense y nacional.

Se trata de Felipe Solá, quien ya se posicionó para precandidato a Presidente; Facundo Moyano; Fernando Asencio, oriundo de La Matanza; y Daniel Arroyo, quien fue mencionado como precandidato a Gobernador por el Frente Renovador para 2019.

En ese sentido, mientras el cuarteto de diputados anunció la creación del espacio “Red por Argentina”, por lo bajo se fogonean nuevas fugas del massismo. Incluso, según lo confirmado a La Tecla.info por la mesa chica del flamante espacio, el impacto llegaría hasta los Concejos Deliberantes de la provincia de Buenos Aires.

De esa manera, Massa volvería a perder peso territorial ante la huida de los concejales al sector que ya fue anunciado en las redes sociales por Solá. “Red x Argentina es una convocatoria amplia a todos los sectores sociales, políticos y productivos. Un puente para el reencuentro y la integración de los que hoy están divididos. No queremos límites en la defensa del trabajo y el bolsillo de los argentinos”, detalló el ex Gobernador bonaerense.

Vale recordar que una de las gotas que rebalsó el vaso de la interna massista fue justamente la imposición de Massa y compañía de barreras a la hora de hablar de unidad. Es decir, unidad con algunos y no con todos.

Inclusive, hace algunos días, Moyano y Asencio protagonizaron un duro cruce con Graciela Camaño en las redes sociales después de las elecciones en Brasil por el mismo problema sobre lecturas electorales.

En definitiva, los primeros dos remarcaron el ejemplo electoral brasileño para que en Argentina no ocurra un escenario similar. Por su parte la diputada marcó una barrera y pidió que Cristina no sea parte de un frente opositor.

El principal motivo de las diferencias entre los dirigentes es la apreciación del armado electoral a futuro. Sin más, después de la celebración por el Día de la Lealtad, Solá sentenció: “hay dos peronismos, uno con votos y otro sin votos pero que parece que todavía no se dio cuenta”.

De esa manera cruzó a quienes ya había mencionado como “los cuatro de la foto” para referirse a Miguel Pichetto; Sergio Massa; Juan Schiaretti; y Juan Manuel Urtubey.

En ese sentido, el que dio los primeros indicios de la separación del Frente Renovador fue nada más y nada menos que el sindicalista Moyano. En su cuenta de Twitter, el hijo de Hugo y hermano de Pablo compartió una fotografía junto a Solá, Asencio, Arroyo e incorporó a un dirigente clave del Movimiento Evita, Leonardo Grosso; y a la diputada Araceli Ferreyra que se define como “kirchnerista hasta el tuétano”.

A los ya mencionados hay que sumar a Victoria Donda, alejada de Libres del Sur y con un excelente diálogo con Grosso y Solá; a Lucila de Ponti y a Silvia Horn.

ADNbaires