El gobierno bonaerense repudió la intimidación a la docente.

Se trata de Corina De Bonis.

38
Compartir

El Gobierno bonaerense repudió hoy la intimidación que sufrió una docente de la localidad bonaerense de Moreno que denunció que dos hombres la secuestraron y la amenazaron cuando salía de su trabajo en el Centro Educativo Complementario 901 de ese partido.

En un comunicado, la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires destacó que “repudia profundamente el lamentable hecho de violencia que sufrió hoy la docente Corina De Bonis”.

“Estamos acompañando a la docente con nuestros inspectores de la Dirección de Psicología Social en la UFI 5 de Moreno para radicar la denuncia correspondiente. Junto con el Ministerio de Seguridad, de Justicia y la fiscalía estamos trabajando para poder esclarecer lo antes posible este lamentable hecho”, concluyó el comunicado. Y la Policía Bonaerense pidió las cámaras de seguridad de la zona.

Según consta en la denuncia a la que pudo acceder Infobae, Corina De Bonis Rettore, de 47 años, relató que poco antes de las cinco de la tarde salió de ese establecimiento rumbo a su casa y que en la esquina de las calles Güemes y Tablada fue interceptada por un auto rojo con vidrios polarizadas.

Cuando realizó la denuncia en la comisaría 7° de Moreno, De Bonis Rettore contó que dos hombres se bajaron del auto rojo, que no pudo identificar, le cubrieron la cabeza con una bolsa de plástico y la subieron al asiento de atrás del vehículo.

La mujer relató después que los hombres empezaron a golpearla y le dijeron “el que avisa no traiciona” y, a continuación, con un objeto punzante, le ‘escribieron’ en el abdomen las palabras “ollas no”. Según aseguró, algunos metros después, fue abandonada y los hombres se dieron a la fuga.

La referencia de De Bonis Rettore a que los agresores le dijeron “el que avisa no traiciona” está relacionada con que desde hace más de dos semanas, en sus redes sociales, la docente había denunciado que ella y sus compañeras de trabajo eran amedrentadas como consecuencia de organizar ollas populares para la gente del barrio.

La docente había empezado a participar de las ollas populares luego de que se suspendieran las clases en distintas escuelas de Moreno tras la explosión en un comedor escolar que provocó la muerte de dos personas.

Roberto Baradel, titular de Suteba, y otros gremios docentes realizaron una conferencia de prensa para denunciar el hecho. La docente permanece internada en el Hospital de Moreno.

ADNbaires