“El problema de la pobreza es el precio de los alimentos”

El ministro de Desarrollo Social hizo foco en la inflación.

11
Compartir

Daniel Arroyo afirmó que la situación actual es “crítica”, pero que es mejor que en el segundo trimestre del año pasado; afirmó que hay más movimiento laboral, pero que preocupa la inflación.

Para el Gobierno, el número de pobres en la Argentina es la muestra de una situación crítica. Sin embargo, con la mayor flexibilización tras la cuarentena del año pasado que provocó que hubiera 3,7 millones de ocupados menos en el segundo trimestre del año, el problema principal no es el mercado laboral informal -todavía endeble, pero en recuperación- sino el precio de los alimentos, que sigue en alza.

“El problema ya no son las changas, sino los precios de los alimentos”, afirmó a LA NACION el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo. Para el funcionario, la suba de la pobreza muestra un escenario que es “crítico”. Sin embargo, el 42% de pobreza en 2020 (19 millones de pobres) es mejor, dice, que el 47% que se registraba entre los meses de abril, mayo y junio en medio de la cuarentena más rígida.

“La situación es crítica, pero no es la del segundo trimestre, cuando medía 47%. Hoy es estable. Sube un punto la pobreza general”, dijo el ministro en la comparación con el semestre anterior. Con relación a un año atrás, la pobreza aumentó más de seis puntos y sumó 3 millones de pobres. “Es un contexto crítico y bien complejo”, dijo y afirmó que la indigencia se mantiene y la pobreza en los chicos sube un punto.

Arroyo indicó que, pese al empeoramiento de los datos, “hubo una gran red social impulsada por la política y también por las escuelas y las iglesias. “Eso ayudó a estabilizar la situación en el marco de una caída económica muy fuerte”, dijo y señaló la tarjeta Alimentar y otros programa sociales.

“En los últimos meses hay más actividad económica, más changas en la construcción y en la industria textil, y por lo tanto algo más de ingresos sobre todo en el sector informal, pero el problema es el precio de los alimentos”, afirmó.

La inflación aceleró fuertemente en diciembre pasado y se mantuvo en un nivel cercano al 4% los últimos tres meses (acumula 7,8% en el primer bimestre).

En marzo, dato que se conocerá en unas semanas, tanto el nivel general como el valor de los alimentos seguirían altos. Ayer, el Ministerio de Desarrollo Productivo extendió hasta el 15 de mayo el congelamiento de 100.000 precios.

La mesa del hambre, hoy por hoy con baja actividad pese al contexto

La mesa del hambre, hoy por hoy con baja actividad pese al contextoPrensa Frente de Todos.

“Para salir de la pobreza necesitamos más inversión privada, ampliar la capacidad productiva y la generación de valor agregado. Hay que impulsar el desarrollo económico del sector privado”, estimó.

Arroyo dijo que la idea del Gobierno es comenzar a convertir la ayuda en la emergencia alimentaria y los planes sociales en trabajo. Afirmó que se trabajó hoy con el plan Potenciar Trabajo que incluye 850.000 personas que reciben mensualmente $10.800. El programa tiene una contraprestación de cuatro horas de trabajo. El ministro dijo que en el último mes hubo 24.000 personas que no las cumplieron y que, por eso, cobrarán la mitad. Si pasa lo mismo el mes que viene, serán suspendidas del programa.

Pese a los anuncios que comenzaron suscitarse, sobre todo desde la provincia de Buenos Aires, Arroyo niega que vuelvan a haber cierres totales de la economía. “Eso fue para tener respiradores y camas”, dijo y agregó: “Si se detectan más casos lo que habrá son cierres focalizados”, indicó, pese a que desde la administración de Axel Kicillof adelantaron hoy que pueden volver las cuarentenas estrictas. (Por Francisco Jueguen para La Nación)

ADNbaires