En apoyo a Maduro, Argentina se fue del Grupo de Lima

15
Compartir

La cancillería fustigó al conglomerado de países de la región por no avanzar en el diálogo con Nicolás Maduro.

En desacuerdo con la política de “aislamiento” a Venezuela, gobernada por Nicolás Maduro, la gestión de Alberto Fernández confirmó hoy su retiro del Grupo Lima, el conglomerado de 14 países conformado en 2017 para buscar una salida democrática a la crisis social, política y económica del país caribeño.

“En el día de la fecha, la República Argentina formalizó su retiro del denominado Grupo de Lima, al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada”, afirmó la Cancillería a través de un comunicado. “Por otro lado, la participación de un sector de la oposición venezolana como un integrante más del Grupo de Lima ha llevado a que se adoptaran posiciones que nuestro Gobierno no ha podido ni puede acompañar”, sostuvo, en relación al reconocimiento que ese grupo hizo del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, que forma parte del grupo.

“Una vez más, reiteramos que la mejor manera de ayudar a los venezolanos es facilitando que haya un diálogo inclusivo que no favorezca a ningún sector en particular, pero sí a lograr elecciones aceptadas por la mayoría con control internacional”, continuó el comunicado, en el que sostuvo una tibia condena a las autoridades venezolanas. “Es claro que no pueden desconocer, sin embargo, que producir las condiciones para un diálogo que resulte productivo es primordialmente su responsabilidad. Un diálogo del que deben formar parte, pero del que no puede apartar a la oposición en su conjunto. Un diálogo que sin duda se vería enriquecido con voces provenientes de los principales actores sociales del país, como la Iglesia, el sector empresario y las organizaciones no gubernamentales, sin exclusiones”, aclararon desde Cancillería.

Alberto Fernández y Nicolás Maduro

Alberto Fernández y Nicolás Maduro

Pero en el párrafo siguiente, agregaron que: “En un contexto en el que la pandemia ha hecho estragos en la región, las sanciones y bloqueos impuestos a Venezuela y a sus autoridades, así como los intentos de desestabilización ocurridos en 2020, no han hecho más que agravar la situación de su población y, en particular, la de sus sectores más vulnerables”. Para la Argentina, “las sanciones han afectado el goce de los derechos humanos de la población venezolana, de acuerdo a lo que se constata en el informe de la Relatora Especial sobre las repercusiones negativas de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos”. Según la Cancillería, entonces, fue la pandemia, y no las políticas de Maduro, las que afectaron los derechos humanos en ese país, con un saldo de muertes y torturas incluidas en el informe que la ex presidenta chilena Michelle Bachelet presentó por encargo de Naciones Unidas.

“Con este espíritu, la Argentina continuará sosteniendo su compromiso con la estabilidad en la región, y buscará encaminar soluciones pacíficas, democráticas y respetuosas de la soberanía y de los asuntos internos de cada Estado”, finaliza el texto.

Qué es el Grupo de Lima

El Grupo de Lima fue creado en 2017, cuando se intensificaron las marchas opositoras y la represión que ese año dejaron al menos 127 muertos, para seguir la crisis política de Venezuela y procurar una salida a la compleja situación interna.

Un total de 14 países americanos integran hoy el grupo: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía. También avalan al grupo Barbados, Estados Unidos, Granada, y Jamaica.

En sus últimas declaraciones el Grupo consideró ilegítimas las elecciones realizadas en mayo de 2018, que dieron la victoria al presidente Nicolás Maduro para el período 2019-2025

El grupo aplicó sanciones políticas y económicas al régimen chavista y exige a Maduro que ceda el poder a la disuelta Asamblea Nacional. Maduro repudió hasta ahora las declaraciones del grupo al que considera dirigido por Estados Unidos.

El kirchnerismo duro celebró la postura del Gobierno. “La decisión del Gobierno argentino de retirarse del Grupo de Lima me parece sumamente acertada”, dijo a La Nación el ex legislador porteño e integrante del Espacio Puebla, José Cruz Campagnoli. “El difunto Grupo de Lima fue inspirado por (Donald) Trump, (Iván) Duque, (Sebastián) Piñera y (Mauricio) Macri para desestabilizar a Venezuela”, afirmó. En las antípodas, el ex secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón, afirmó a este diario que “Argentina se sigue equivocando en relación a Venezuela. Su posición en relación a las violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad allí, confirmados por todos los organismos internacionales de derechos humanos ha sido y continúa siendo completamente incoherente”, agregó Cantón, también ex secretario de la CIDH. “Que hagan ese anuncio, especialmente el día de la memoria y los derechos humanos, mientras que en Venezuela hay torturas y ejecuciones sistemáticas es una cachetada a la posición internacional de Argentina en defensa de los derechos humanos iniciada a partir de 1983″, finalizó. (Imagen principal: Alberto Fernández, el paraguayo Lugo y Felipe Solá, en un acto de 2019Agencia AFP – AFP // Por Jaime Rosemberg para La Nación)

ADNbaires