Gamaleya le dio luz verde a Sputnik Vida

Buena efectividad de la Sputnik Light en un estudio realizado en la Argentina.

46
Compartir

Los tres lotes de Sputnik fabricados en Argentina fueron aprobados.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, anunció hoy que el Instituto Gamaleya aprobó los resultados del control de calidad de los componentes de la vacuna Spuntnik V producidos en el laboratorio Richmond, de la Argentina, con lo cual el país será “parte de la cadena de producción” de la vacuna rusa.

“El Instituto Gamaleya ha confirmado el control de calidad satisfactorio de tres lotes de cada uno de los componentes de la vacuna Spuntik. Vamos a avanzar en que Argentina sea parte de la cadena de producción de la vacuna”, dijo la ministra en rueda de prensa en Casa de Gobierno.

SPUTNIK LIGHT

Demostró una eficacia del 78,6% en un estudio realizado en la Argentina
Las conclusiones surgen del análisis de datos de más de 186.581 personas entre 60 y 79 años de los partidos bonaerenses del AMBA.

La vacuna Sputnik Light (que es el primer componente de la Sputnik V) demostró una eficacia del 78,6% para evitar el Covid-19 en personas mayores de acuerdo a datos recopilados por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, informaron hoy el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) y la cartera sanitaria bonaerense.

Además, se verificó que la vacuna tiene una eficacia del 84,7% para evitar muertes y del 87,6% para reducir hospitalizaciones en esta misma franja de la población.

Las conclusiones surgen del análisis de datos de más de 186.581 personas entre 60 y 79 años de los partidos bonaerenses del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), de las cuales 40.387 habían recibido la primera dosis de la vacuna Sputnik (que es la Sputnik Light) como parte del Plan de Vacunación masiva que se lleva adelante en Argentina.

“El objetivo principal fue comparar la proporción de infecciones confirmadas, hospitalizaciones y muertes por Covid en vacunados y no vacunados, luego de los 21 días y hasta los 40 días desde la fecha de vacunación o fecha de inicio de seguimiento”, explicó por su parte el Ministerio de Salud en un comunicado.

Para esto “fueron incluidas las personas vacunadas desde el 29 diciembre de 2020 hasta el 21 de marzo de 2021, que no habían recibido su segunda dosis de Sputnik-V y con al menos 40 días de seguimiento”, en tanto que “se excluyeron las personas con antecedente registrado de infección previa por SARS-CoV-2”.

BuenaEl estudio, que fue enviado a una revista científica para su publicación, fue realizado por el Ministerio a partir de las bases de datos de VacunatePBA, el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud y el Sistema de Gestión de Camas de la provincia de Buenos Aires.

El comunicado de la provincia de Buenos Aires señaló que “estos resultados apoyan la estrategia de diferir las segundas dosis, con la garantía de tener estos altos porcentajes de efectividad que demuestran la capacidad de la vacuna para proteger a la población con esa primera dosis”.

“Fortalecer los esquemas de primeras dosis permite alcanzar un número mayor de personas vacunadas a corto plazo, con un beneficio individual y un efecto a nivel poblacional, que indefectiblemente va a impactar sobre los contagios, hospitalizaciones y muertes por Covid-19”, añadió.

La Sputnik Light es el primer componente de la vacuna basada en adenovirus humanos Sputnik V desarrollada por el Centro de Investigación Gamaleya de Rusia.

ADNbaires