Gildo Insfrán volvió a dar la nota en Formosa.

Una precandidata de Juntos por el Cambio denunció que el gobernador agredió a una fiscal del Pro.

40
Compartir

La precandidata a diputada por Juntos por el Cambio Alejandra Olmedo acusó al mandatario de Formosa de haber golpeado e insultado a una mujer. Por el momento no presentaron una denuncia ante la policía. “No pasó nada, es todo mentira”, dijeron desde el sector del dirigente peronista.

La precandidata a diputada nacional de Juntos Por el Cambio en Formosa Alejandra Olmedo denunció que el gobernador de esa provincia Gildo Insfránagredió a una fiscal de mesa. “El gobernador de la provincia (Gildo Insfrán) agredió física y verbalmente a la fiscal (del PRO) Berta Gauto” luego de que la mujer tratara de impedir que el mandatario pueda votar “porque no llevó el DNI”.

“El primer altercado fue porque él (Insfrán) se presentó a votar sin DNI y ella se negó, al igual que la presidenta de mesa a permitir que vote” explicó Olmedo. “Luego, un secretario, le trajo un documento pero no era el que correspondía; era uno anterior al que figuraba en el padrón” agregó.

“Allí se produjo otro altercado. Berta fue agredida físicamente (con un “coscorrón”) delante de todos y le reprochó que ‘le debía mucho’ y que se atenga a lo que le va a pasar a ella y la familia (trabajan como empleados públicos). De todas maneras la presidenta de mesa le permitió votar y no se permitió recurrir el voto”, acotó.

Luego de votar, cuando en diálogo con los medios le consultaron por el incidente con el DNI, Insfrán respondió: “Son cosas que pasan, son las chicanas de los pueblos. Es una chica que me conoce, la conozco de muy chica, conozco a toda la familia. Antes estaba con nosotros y ahora está en un espacio diferente y seguramente quiere hacerse valer… pero son cosas que ocurren”. “El voto ya está adentro”, concluyó.

En diálogo con Infobae, fuentes cercanas al Gobernador minimizaron la situación, aseguraron que él “la abrazó” y destacaron que “no pasó nada, es todo mentira”.

Olmedo también contó que en la tensa situación también “intervinieron los hermanos del gobernador” que lo habían acompañado a votar en la Escuela de Frontera N° 6 “José Hernández” de la localidad de Laguna Blanca.

Berta Gauto “es fiscal general, pero en ese momento estaba cumpliendo el rol de fiscal de mesa”. “Ella va a cumplir con su deber cívico y finalizado el comicio va a radicar la denuncia que corresponda por violencia de género y amenazas” adelantó.

Noticias Argentinas habló con Aldo Barros, jubilado de la Policía provincial y esposo de Berta (también jubilada, docente) y relató lo que le contó su esposa.

“Lloró por lo sucedido, estaba muy mal porque a Gildo lo conocemos, somos amigos y vivimos a unas seis cuadras de dónde vive el gobernador en Laguna Blanca”, señaló.
Respecto a la denuncia que podrían radicar, dijo que “es una decisión de ella. Primero espera que terminen las elecciones y luego decidirá. La llamaron de Presidencia de la Nación”, acotó.

ADNbaires