Hubo acuerdo entre el kirchnerismo y Sergio Massa.

El espacio se llamará “Frente de Todos”.

113
Compartir

Alberto Fernández y el tigrense se reunieron esta tarde en San Telmo.

“Sergio, volvé a Buenos Aires, tomemos un café y terminemos con este tema”. Así, Alberto Fernández le pidió el domingo último a Sergio Massa reunirse para sellar el acuerdo por el que el Frente Renovador se sumará al Kirchnerismo. Y ese encuentro se realizó en la tarde de este miércoles.

El espacio, que también incluye al PJ, se llamará “Frente de Todos”.  “Hace tiempo que una gran parte de nuestra sociedad espera que nos unamos para salir adelante. La construcción de una coalición electoral y de gobierno y un programa con bases y puntos acordados lo hará posible. El camino para ponernos de pie es entre todas y entre todos”, escribió Fernández en su cuenta de Twitter.

Alberto Fernández 
✔@alferdez
 
 
Hace tiempo que una gran parte de nuestra sociedad espera que nos unamos para salir adelante.

La construcción de una coalición electoral y de gobierno y un programa con bases y puntos acordados lo hará posible.

El camino para ponernos de pie es entre todas y entre todos.

 
4.752
19:02 – 12 jun. 2019

2.689 personas están hablando de esto
 
Información y privacidad de Twitter Ads

El encuentro se llevó a cabo esta tarde en San Telmo y y rápidamente circuló una foto de ambos sonriendo.

El documento que da cuenta del acuerdo va en la misma sintonía que lo escrito por Fernández en su cuenta de Twitter. “Es una demanda que nace de abajo para arriba, en las calles y los barrios de cada ciudad y de cada pueblo”, sostiene el texto.

Documento del acuerdo entre Alberto Fernández y Sergio Massa
“El país necesita volver a ofrecer soluciones concretas a los problemas de la mayoría. Los desafíos que tenemos por delante exigen una mirada amplia , diversa y plural, en la que ningún argentino ni argentina se quede afuera”, agrega.

El acuerdo entre el Kirchnerismo y Massa se selló horas después de que Roberto Lavagna y el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey dieran a conocer la decisión de compartir la fórmula presidencial por “Consenso Federal 2030”.

Otro de los referentes del ya extinto Alternativa Federal, Miguel Angel Pichetto será el candidato a vice de Mauricio Macri, según lo anunció el propio presidente en la tarde del martes.

EL ACUERDO

Este miércoles se estampará la firma de apoderados sobre el esqueleto jurídico del acuerdo y habrá una foto unionista de Alberto Fernández y Sergio Massa. Después se dejará fraguar el pacto panperonista para evaluar el próximo movimiento.

Fernández y Massa resolvieron que luego habrá un período de 72 horas -o quizá más- para analizar cuál es la variable más conveniente y competitiva del espacio: ir a una PASO a nivel presidencial o sellar una lista de unidad a nivel nacional.

Fue, en el sprint final, un factor de disputa entre el massismo y el Instituto Patria: los primeros empujaron la hipótesis de una primaria Massa versus Fernández, y desde el peronismo K, se pujó por lograr boletas compartidas.

“Eso ya no existe: vamos a analizar y definir lo que sea mejor para el espacio, juntos”, confió a Clarín un dirigente involucrado, hasta el hueso, en las negociaciones.

Pero late una tercera opción que circula en el planeta K y repite algún massista: que el jefe del Frente Renovador aparezca como puntal del acuerdo, ordene a los suyos en las boletas del acuerdo pero que él, en persona, no figure en ninguna boleta.

Desde el PJ se lo consultó a Massa y el tigrense lo descartó: respondió que sí o si será candidato en estas elecciones.

Es la variable que menos simpatiza al peronismo que quiere el nombre y la cara de Massa en las boletas y en la campaña, ya que su figura es la que galvaniza el acuerdo y aporta, desde lo simbólico, un rasgo: la idea de apertura y de espacio no K dentro del peronismo.

De hecho, aunque está planeada la foto con Alberto Fernández, no se terminó de resolver si habrá o no, una instancia de Massa junto a Cristina Kirchner, la candidata a vice.

Ese encuentro todavía no está previsto y cerca del ex diputado deslizan que parte de su identidad se nutre de haber roto con los Kirchner en 2013 y haberlos enfrentado sistemáticamente, y con éxito dispar, en tres elecciones.

Hay un cronograma tentativo: este miércoles se firma el acuerdo, se corona con la foto Fernández-Massa y se entra en un período de análisis para ver cómo fragua el acuerdo.

Para el fin de semana, el tigrense debería tener “in pectore” el nombre de la compañera de fórmula para una eventual primaria con los Fernández. El nombre de Natalia De La Sota es el que más circula, pero en Córdoba repiten que no hubo ninguna consulta.

Quedó, en paralelo, una hoja de ruta que puede variar según haya PASO o listas compartidas pero que a grandes rasgos incluye lo siguiente:

El rol de los gobernadores será central en la definición de las listas de diputados y senadores nacionales, donde Alberto Fernández será el enlace y Massa “opinará” sobre lo que se resuelva en algunos territorios, como CABA, Córdoba, Santa Fe y Chubut.

​La tira de diputados nacionales de la provincia de Buenos Aires es la pieza clave y dependerá de si Massa la encabeza o si hay primarias. A priori, Massa se quedará con tres o cuatro lugares con posibilidades de ingresar a la Cámara.

El tema de los municipios es similar: el PJ mandará en los 50 que gobierna, el massismo tendrá prioridad sobre 25 y en el resto se buscarán acuerdos para “PASO competitivas” o listas de unidad, según el caso.

Lo de Tigre sigue en zona gris: Julio Zamora se resiste a bajar su candidatura a la reelección y propone PASO y cerca de Massa dicen que Malena Galmarini no tiene, entre sus variables, la intención de ser candidata. Siempre hay cartas guardas.​ (Por Pablo Ibáñez para Clarín)

ADnbaires