Identificaron a la presunta envenenadora de perros.

40 perros fueron encontrados muertos en el Parque Avellaneda.

324
Compartir

Los hechos se repitieron con frecuencia y la sorpresa y la preocupación eran totales. Vecinos llegaron a contabilizar 40 perros muertos por envenenamiento en el Parque Avellaneda.

Después de cuatro meses de investigación, la Justicia identificó a la presunta envenenadora. Se trata de una mujer de 60 años. En un allanamiento en su domicilio, la Policía de la Ciudad secuestró un bidón con sustancia tóxica, que se sospecha que fue utilizada para darle muerte a los animales.

Así lo informaron a LA NACION fuentes del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires. Según explicaron los informantes se sospecha que la mujer mató, al menos, a 20 perros. En la investigación fueron claves las imágenes de las cámaras de seguridad que registraron cómo la imputada distribuía el veneno en el parque.

El fiscal Matías Michienzi, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental, imputó a la sospechosa de actos de crueldad animal.

“Se pudo delimitar la zona de accionar de la envenenadora y del análisis de cámaras de seguridad, se lograron observar el modus operandi de la imputada, cuando arrojaba una sustancia en los canteros y en inmediaciones del cordón de la avenida Directorio”, explicó el Ministerio Público Fiscal porteño en un comunicado de prensa.

El allanamiento fue autorizado por la jueza penal, contravencional y de faltas porteña Natalia Molina. El fiscal Michienzi ordenó la detención de la imputada para su identificación y para verificar si tenía antecedentes penales. Continuará el proceso en libertad.

Según se informó, el fiscal Michienzi le encomendó a la Dirección General de Limpieza en la Vía Pública tareas de limpieza profundas en todo el radio del domicilio de la imputada y en las inmediaciones del Parque Avellaneda donde se arrojaba el veneno y se alertó a los guardias y personal de dicho espacio y a la Dirección General de Fiscalización del Espacio Publico y a la comisaría 40 de la Policía de la Ciudad.

Como se dijo, en el domicilio de la sospechosa se secuestró un bidón plástico con Furadán, una sustancia altamente tóxica. La Sección Apoyo Técnico de la División Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina (PFA) será la encargada de hacer los análisis para determinar la peligrosidad del producto.

“La fiscalía aguarda el resultado del informe de la sustancia sobre su potencialidad y efectos sobre la salud para relacionarlo con los resultados de necropsia de los animales envenenados analizados por la Facultad de Medicina”, se concluyó en el comunicado de prensa.

ADNbaires