Intimidaciones y ataques contra la prensa.

166
Compartir

Más de 300 periodistas firmaron una solicitada en los principales diarios del país.

Más de 300 periodistas que trabajan en los principales medios del país manifestaron su preocupación por las campañas de difamación pública y presiones contra los profesionales de prensa desatadas en las últimas semanas desde algunos sectores del poder político, incluyendo a quienes tienen funciones de la más alta responsabilidad institucional.

“Todo ciudadano tiene derecho a cuestionar una nota o la opinión de un periodista, pero cuando se recurre al escrache con acusaciones infundadas de espionaje ilegal, insultos y ataques personales se cruza una frontera peligrosa para el ejercicio de la libertad de expresión y la convivencia democrática”, sostiene el texto firmado por Magdalena Ruiz Guiñazú, Joaquín, Morales Solá, Jorge Lanata, Luis Majul, Marcelo Longobardi, María Laura Santillán y Mónica Gutiérrez, entre otros.

Además, el documento advierte que estos embates condicionan el rol de la prensa en una sociedad democrática basada en la pluralidad de las ideas y voces y la tolerancia con el que piensa distinto: “Los ataques públicos y las intimidaciones recientes contra periodistas, así como las acciones de espionaje y otros abusos del poder político, preocupan y merecen una reflexión para recrear un escenario de tolerancia. La estigmatización, sobre todo cuando cuenta con impulso desde el Estado, condiciona el papel de la prensa, intenta generar miedo y promueve la autocensura”.

Todo ciudadano tiene derecho a cuestionar una nota o la opinión de un periodista, pero cuando se recurre al escrache, insultos y ataques personales se cruza una frontera peligrosa para el ejercicio de la libertad de expresión.

En el tramo final, la solicitada hace un llamado a quienes tienen la responsabilidad de conducir los destinos del país: “Los gobernantes, los legisladores y el resto de los funcionarios públicos no solo tienen que respetar la libertad de prensa, de expresión y de investigación, sino también ayudar a construir un clima público que permita el ejercicio de esos derechos”.

Esta semana, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) , el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) y la Academia Nacional de Periodismo salieron a repudiar todo tipo de intimidación y persecución en el ejercicio de la labor profesional.

ADNbaires