Joe Biden donará 500 millones de vacunas Pfizer

Lo hará a través del fondo Covax,, pero la Argentina quedó afuera de la lista de países que recibirán esas donaciones.

5
Compartir

El gobierno de Joe Biden comprará 500 millones de dosis de vacunas Pfizer contra el coronavirus para donar al mundo y planea anunciar esta semana un plan de distribución de vacunas a nivel global.

 La Argentina todavía no tiene un acuerdo con ese laboratorio, por lo que quedaría fuera de este sustancial reparto.

Según dijeron fuentes oficiales a The Washington Post, el gobierno de Estados Unidos está comprando 500 millones de dosis y planea anunciar un plan de ayuda al mundo necesitado de vacunas en el marco de la reunión del G7 en Gran Bretaña, que comienza este viernes.

La reunión durará tres días en Cornualles, en medio del reclamo de todo el planeta para que Estados Unidos juegue un rol más sustancial en el reparto.

Plan global de vacunación
En el momento de su partida al Reino Unido para participar de la cumbre de los países más poderosos de la Tierra, el propio Biden dijo a los periodistas al pie del avión que anunciará esta semana su plan estratégico global de vacunación.

La Casa Blanca no emitió comentarios formales sobre la compra de Pfizer que adelantó el Post.

Los 500 millones de dosis se suman a los 300 millones que EE.UU ya había comprado a Pfizer BioNTech para uso de los estadounidenses. Funcionarios que están en el tema dijeron a The New York Times que Estados Unidos distribuirá al mundo los primeros 200 millones de estas dosis este año y 300 hacia mediados del año próximo.

El gobierno de Biden anunció el jueves de la semana pasada cómo distribuirá 25 de los 80 millones de vacunas que había prometido donar al mundo y confirmó que a la Argentina le tocarán parte de los 6 millones que repartirá en varios países de América latina a través del mecanismo Covax.

La Casa Blanca no aclaró cuántas dosis le tocarían a la Argentina ni a ningún país de la región, pero confirmó que las recibirán a través de ese mecanismo timoneado por la Organización Mundial de la Salud y no de forma directa como buscaba el Gobierno a través de gestiones del embajador argentino en Washington, Jorge Argüello.

Además de Argentina, la Casa Blanca enviará vacunas a través de Covax a Brasil, Colombia, Costa Rica, Perú, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Haití y otros países de la comunidad caribeña, además de la República Dominicana.

¿Llegarán a la Argentina?
Pero Estados Unidos agregó luego más incertidumbre al tema de la distribución de las vacunas a la Argentina.

​Gayle Smith, la funcionaria estadounidense encargada de la coordinación global contra el Covid, dijo el viernes que es necesario que los países tengan “el marco regulatorio y el proceso de aprobación” de las vacunas para recibir la donación y que en esa partida solo donarán Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, que por diversos motivos no cuentan con luz verde total en nuestro país.

La ANMAT aprobó Pfizer hace meses, pero todavía no ha logrado firmar un contrato con el laboratorio, un hecho que está inmerso en una fuerte polémica porque el Gobierno buscó agregar en el documento ciertos recaudos por “negligencia”, algo que ningún otro país hizo, lo que paralizó el trámite.

Moderna y Johnson & Johnson no han recibido aún aprobación del organismo sanitario argentino.

Por este motivo la Argentina quedaría también fuera del reparto de las 500 millones dosis de Pfizer que planea comprar Biden para distribuir en el mundo.

Expertos consultados por Clarín en Washington días atrás ya habían anticipado que la falta de aprobación en nuestro país de las vacunas provenientes de esos laboratorios podría ser un inconveniente a la hora de lograr conseguir las dosis que donará Estados Unidos. (Imagen: Joe Biden, presidente de Estados Unidos. Ese país compra 500 millones de vacunas de Pfizer para el fondo COVAX. Foto AFP // Por Paula Lugones, Washington, corresponsal // Fuente Clarin)

ARGENTINA NO ESTÁ EN LA LISTA

“Proveeremos un arsenal de vacunas”, prometió Biden en Gran Bretaña; la Casa Blanca precisó que se guiará por el nivel de ingreso de las naciones; hay cuatro de la región que quedaron incluidas.

LONDRES.- Estados Unidos anunció hoy oficialmente que las 500 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer/BioNTech que donará al resto del mundo durante los próximos dos años se repartirán entre 92 países en desarrollo entre los que no se encuentra la Argentina, aunque sí otros países de América latina como Bolivia, Honduras, El Salvador y Haití.

“Ya contribuimos más que ninguna otra nación al mecanismo Covax, y ahora proveeremos un arsenal de vacunas”, dijo Biden en una conferencia de prensa en Gran Bretaña, donde participará de la cumbre del G7, en la que estuvo acompañado por el CEO de Pfizer, Albert Bourla.

El jefe de la Casa Blanca confirmó que comprará 500 millones de dosis de vacunas Pfizer/BioNTech y que, en la donación más grande de la historia, las entregará a 92 países y economías de ingresos bajos y medios bajos, según una lista de naciones definidas dentro del mecanismo Covax, la mayoría de ellos en África.

Las vacunas comenzarán a enviarse en agosto de 2021. Se entregarán 200 millones de dosis a fines de este año y los 300 millones restantes se entregarán en la primera mitad de 2022.

“No es este nuestro esfuerzo final contra el Covid-19″, dijo Biden. “Tenemos que atacar a este virus globalmente, salvar tantas vidas como podamos. Habrá más donaciones”, prometió el mandatario

La lista está compuesta por estos países.

-De bajos ingresos: Afganistán, Benín, Burkina Faso, Burundi, República Centroafricana, Chad, República Democrática del Congo, Eritrea, Ethiopía, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Haití, Corea del Norte, Liberia, Madagascar, Malawi, Mali, Mozambique, Nepal, Niger, Ruanda, Sierra Leona, Somalia, Sudán del Sur, Siria, Tadjikistán, Tanzania, Togo, Uganda y Yemen.

-De ingresos medio-bajos: Angola, Argelia, Bangladesh, Bhután, Bolivia, Cabo Verde, Camboya, Camerún, Comoros, Congo, Costa de Marfil, Djibouti, Egipto, El Salvador, Ghana, Honduras, la India, Indonesia, Kenya, Kiribati, Kirguistán, Laos, Lesotho, Mauritania, Micronesia, Moldavia, Mongolia, Marruecos, Myanmar, Nicaragua, Nigeria, Paquistán, Papúa Nueva Guinea, Filipinas, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, islas Salomón, Sri Lanka, Sudán, Suazilandia, Timor Oriental, Túnez, Ucrania, Uzbekistán, Vanuatu, Vietnam, Cisjornadia y Franja de Gaza, Zambia y Zimbabwe.

-Otros países elegidos por la Asociación Internacional de Fomento del Banco Mundial (AIF): Dominica, Fiji, Granada, Guyana, Kosovo, Maldivas, Islas Marshall, Samoa, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Tonga, Tuvalu.

Argentina, afuera
El plan de Biden dejó afuera a la Argentina y a otros países de ingresos medios y emergentes de América latina y el resto del mundo. La Casa Blanca ya había anunciado antes que donará hasta 80 millones de vacunas –la gran mayoría, de AstraZeneca– para otros países. Dentro de ese reparto, la Argentina sí entró en una donación de 6 millones de dosis para la región que también se distribuirá a través de Covax.

El problema para la Argentina es que hasta el momento la Casa Blanca solo ha confirmado la distribución de las tres vacunas habilitadas en Estados Unidos, Pfizer/BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson. La única que está aprobada en la Argentina es la de Pfizer, y el gobierno de Alberto Fernández sigue enroscado en discusiones legales con la farmacéutica para adquirir la vacuna y aplicarla en la Argentina.

La medida de la Casa Blanca se conoció el miércoles, apenas Biden se subió al avión presidencial Air Force One para cruzar el Atlántico hacia su primera gira internacional como presidente, que lo mantendrá durante siete días en Europa. Biden indicó antes de partir que tenía previsto dar detalles sobre su plan durante la reunión que mantendrá con los líderes del G-7 en Gran Bretaña, en medio de crecientes pedidos para que Estados Unidos y otros países desarrollados tengan un papel mucho más activo y comprometido en el suministro mundial de las vacunas contra el coronavirus, que hasta ahora se ha concentrado en las naciones más ricas.

Biden comparó el esfuerzo que prepara su gobierno con la ofensiva norteamericana durante la Segunda Guerra Mundial. Pero hasta ahora Rusia y China han tenido un papel mucho más activo en la venta de vacunas, sobre todo en África –donde la vacunación en países que han logrado conseguir vacunas no alcanzan en algunos casos al 1% de la población– y en América latina, donde el gobierno de Biden anunció que distribuirá alrededor de seis millones de vacunas a través del mecanismo Covax.

El presidente Joe Biden saluda en lo alto de la escalinata del avión presidencial Air Force One en la Base Aérea Andrews, Maryland
Las 500 millones de dosis que ahora promete la Casa Blanca, que se producirán en Estados Unidos, aún están muy por debajo de las 11.000 millones de dosis que, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), son necesarias para terminar de vacunar al mundo. (Fuente La Nación)

ADNbaires