Juntos por el Cambio al rojo vivo

Cómo impacta su interna tras el discurso confrontativo de Alberto Fernández // Patricia Bullrich molesta con Larreta.

18
Compartir

Rodríguez Larreta sigue firme en su idea de “terminar con la grieta”; Patricia Bullrich le pidió en una reunión por Zoom que asuma posiciones más firmes hacia el gobierno nacional.

El fuerte tono confrontativo que utilizó el presidente Alberto Fernández durante su discurso frente a la Asamblea Legislativa acentúa los matices entre las dos líneas internas de Juntos por el Cambio. Por un lado, el ala dialoguista, con Horacio Rodríguez Larreta como abanderado, apuesta por reforzar el mensaje “antigrieta” y el perfil moderado para la campaña. Y, por otro, el sector de los duros, liderados por Mauricio Macri y Patricia Bullrich, reclama posicionamientos más firmes para evitar que una fuga de jóvenes votantes del núcleo duro de la coalición opositora hacia las nuevas alternativas de derecha.

Bullrich, titular de Pro, le transmitió anoche esa preocupación al jefe de gobierno porteño, quien se encuentra aislado tras regresar de su viaje familiar en Brasil, durante una reunión vía Zoom. Ante la atenta mirada del alcalde porteño y su vice, Diego Santilli, la exministra de Seguridad argumentó por qué cree que deben “tomar posturas” para defender a los votantes del espacio que se ven tentados por opciones de derecha. “Es importante que nuestro voto no se disperse. Hay jóvenes que se pueden ir a otros grupos que están surgiendo. Hay que estar atentos para que eso no pase y generar políticas para la juventud”, remarcó Bullrich, quien estuvo acompañada por Gerardo Milman, su mano derecha. En la marcha opositora del sábado por el escándalo del “vacunatorio vip”, la presidenta de Pro se saludó con el economista liberal Javier Milei, aliado de José Luis Espert (Avanza Libertad). No fue casual.

En la cumbre virtual de anoche, Larreta, Santilli, Bullrich y Milman también dialogaron sobre la necesidad de acordar una “estrategia conjunta” a nivel nacional. Evitaron el tema más espinoso: el armado de listas en la Capital. “Nadie lo quiso tocar”, bromeó una fuente al tanto de las conversaciones. En cambio, los dirigentes de Pro le dedicaron varios minutos al armado de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país. “Hay incertidumbre y están un poco huérfanos”, evaluaron. También hablaron sobre la radicalización del discurso de Fernández, quien pasó de emplear un tono moderado a atacar a la oposición con una batería de críticas.

La visión de Larreta
Pese a la advertencia de Bullrich, el jefe de gobierno porteño ratificó su apuesta por la moderación y el discurso anti grieta. “Yo siempre voy a estar para terminar con la grieta. La grieta es un negocio de la política y no suma nada, sino que resta”, enfatizó ayer Larreta durante la apertura de sesiones ordinarias en la Legislatura.

Ayer, luego de escuchar el discurso de Fernández en el Congreso, el jefe de gobierno se mostraba satisfecho por el contraste entre su intervención en la Legislatura porteña y el mensaje confrontativo del Presidente. “Me posiciona del otro lado”, analizó en privado.

Cuando sus socios le piden que endurezca su discurso contra el kirchnerismo, Rodríguez Larreta se mantiene inmutable. “Yo no me muevo de ahí, ese es mi lugar”, remarca. En la Ciudad están convencidos de que el oficialismo y la oposición deben alejarse de los extremos. E insiste con llevar a Juntos por el Cambio hacia el “centro”, una visión que comparten María Eugenia Vidal (Pro), Elisa Carrió (CC), Martín Lousteau (UCR) y el díscolo Emilio Monzó. Por eso, el alcalde decidió cerrar ayer su mensaje ante la Legislatura con un mensaje antigrieta: llamó a “construir puentes” e insistió en la necesidad de diálogo para superar las diferencias. “Es lo que está sintiendo”, repite uno de sus colaboradores más cercanos.

Rodríguez Larreta apuesta por la moderación y refuerza su mensaje "antigrieta"

Rodríguez Larreta apuesta por la moderación y refuerza su mensaje “antigrieta”Mauro Alfieri – LA NACION

Con su estilo dialoguista, Rodríguez Larreta se diferenció de la protesta opositora del sábado en repudio del “vacunatorio vip”, fogoneada por Bullrich y Macri. En su intimidad se mostró en desacuerdo con la movilización y cuestionó las bolsas mortuorias que la agrupación Jóvenes Republicanos colgó en las rejas de la Casa Rosada.

La postura de los aliados
Desde la CC-ARI, que lidera Elisa Carrió, aseguran que no se moverán del centro del ecosistema de Juntos por el Cambio, pese a la radicalización de Fernández. “Nosotros vamos a tener una posición del medio que no implica renunciar a la contundencia y firmeza. Necesitamos salir de la grieta”, plantea a LA NACION Maximiliano Ferraro, presidente de la CC.

Ferraro dice que la CC no apostará a “un discurso que profundice la grieta”. “La Argentina, a pesar de este momento difícil y de angustia, tiene que poder construir futuro y esperanza. No vamos a ser funcionales a los extremos, de ningún lado”, avisa.

Para el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, el dirigente de la oposición que “no focalice bien la grieta entre el sector productivo y el sector parasitario de la sociedad no va a tener un carácter de representación genuina”. Por eso, señala Cornejo, la oposición debe buscar un discurso que le permita llegar a esos grupos “productivos” de la sociedad.

“Fernández apela cada vez más al discurso confrontativo de la gestión de Cristina Kirchner. En ese marco, nosotros tenemos que señalar lo de siempre: de esto se sale con grandes acuerdos para hacer reformas estructurales de la economía. Pero eso es inútil intentarlo cuando Cristina maneja la batuta, porque ella no cree en estos consensos”, apunta Cornejo.

Alfredo Cornejo, durante la protesta opositora del sábado pásado por el vacunatorio vip

Alfredo Cornejo, durante la protesta opositora del sábado pásado por el vacunatorio vipMarcelo Aguilar – LA NACION

Por su parte, el diputado nacional Emiliano Yacobitti (Juntos por el Cambio), uno de los armadores de Lousteau, considera que el mensaje de Fernández ante la Asamblea Legislativa “atrasa”.

“Fue un mensaje que aumentó más la grieta, que para nosotros es un problema. Obviamente, coincido más con el discurso del jefe de gobierno de la Ciudad. No es momento para apostar a una confrontación, como lo planteó el Presidente. No suma”, resalta Yacobitti, quien participó en la marcha opositora del sábado.

Respecto del posicionamiento de la oposición frente a la radicalización del Presidente, el dirigente radical advierte: “Por más que nosotros queramos discutir de otra manera en la Argentina, no estamos dispuestos a ceder en cuestiones básicas como saber quién se vacunó”. (Por Matías Moreno para La Nación)

ADNbaires