Kicillof con 17 puntos de ventaja sobre Vidal.

31
Compartir

Con el 76,43% de las mesas escrutadas, Kicillof gana con 49,17% sobre Vidal que concentra el 32,78%. 

Con el 85% de las mesas escrutadas, el precandidato a gobernador del Frente de Todos se impone por 49,2%, mientras que la mandataria provincial logra el 32,6%. El resto, muy lejos.

Con el 85% de los votos escrutados, el precandidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof, se impone con el 49,2%, mientras que la mandataria provincial y precandidata a la reelección María Eugenia Vidal alcanza el 32,6%.

“Este resultado significa que la mayoría de los bonaerenses quieren una Provincia distinta, con otras prioridades, quieren que la pongamos en marcha”, sostuvo el economista al hablar minutos antes de la medianoche en el búnker K en Chacarita, donde Sergio Massa lo presentó como el “próximo gobernador”.

En un clima de extrema polarización y sin internas a nivel Ejecutivo, las PASO en la provincia de Buenos Aires se presentan como un escenario para medir fuerzas entre Vidal y Kicillof, con dos grandes interrogantes: quién se impondría entre ambos y por cuánto.

Finalmente, esas preguntas comenzaron a encontrar respuestas a las 22.30, cuando luego de una hora y media de espera los primeros datos oficiales marcaron una clara ventaja para el ex ministra de Economía de Cristina Fernández de Kirchner y su compañera de fórmula, la intendenta de La Matanza Verónica Magario.

Como se preveía, los demás postulantes se ubican muy lejos.Eduardo “Bali” Bucca -el precandidato de Consenso Federal apadrinado por Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey- obtiene el 5,8%, mientras que Christian Castillo, en representación de la alianza de partidos de izquierda denominada Frente de Izquierda-Unidad, llega al 3,2%.

La alianza NOS, que se presenta como férrea opositora a la legalización del aborto, también supera las PASO, con el 1,6%. En cambio, el Movimiento de Avanzada Socialista (0,6%), el Frente Patriota (0,2%), el Partido Dignidad Popular (0,2%) y el Movimiento Organización Democrática (0,1%) no alcanzan el piso de 1,5% necesario para competir en las generales de octubre.

A través de Clarín se podrá seguir la carga de resultados en tiempo real minuto a minuto.

En el desglose de la Provincia, Kicillof se queda con el triunfo en la Primera Sección (48,9 a 32,8), en la Segunda (43,8 a 38,2), en la Tercera (56,5 a 25,4) en la Cuarta (42,2 a 41,6) y en la Octava (43,6 a 38,5).  Vidal, en tanto, lo hace en la Quinta (41,9 a 39,4), en la Sexta (44,1 a 36,9) y la Séptima (43,4 a 38,5).

En cuanto a los municipios, el referente K logra amplia diferencia en distritos del Conurbano como La Matanza (61,1 a 21,3), Florencio Varela (62,3 a 19), Moreno (61,3 a 21,2), Esteban Echeverría(55,2 a 26), Avellaneda (53,2 a 30,3), Malvinas Argentinas (58,9 a 23,8) y Quilmes (52,1 a 30,9), Almirante Brown (57,1 a 23,8), Berazategui (55,9 a 42,8), Ezeiza (50,8 a 20,9), Escobar (64,7 a 34,9), Ituzaingó (47,1 a 32,1) entre otros.

Aunque por menor diferencia, el kirchnerismo también festeja en La Plata, donde el Frente de Todos alcanza el 43,9 ante el 37,8 de Juntos por el Cambio. Restará conocer en octubre si mantiene el caudal de votos ya que en la PASO se presentó en la capital bonaerense con cinco listas para intendente.

En la Provincia, que representa el 37% de todos los votos del país, con 12.515.361 electores habilitados, el nivel de participación se ubicó en 76%, similar a las PASO de 2015, cuando fue de 77%.

El territorio bonaerense solo presentó internas en la categoría de intendentes en 68 casos: 26 en Juntos por el Cambio y 42 en el Frente de Todos. Esto es porque las distintas fuerzas políticas acordaron listas únicas en las precandidaturas a presidente, gobernador, diputados nacionales y legisladores provinciales.

El día de los candidatos

María Eugenia Vidal votó en Castelar y dijo que “hoy los argentinos empezamos a definir nuestro futuro”. “Espero que todos los argentinos y los bonaerenses vayan a votar porque es nuestra oportunidad de hacernos oír. El voto es un derecho más que una obligación”, sostuvo.

La gobernadora también opinó sobre el carácter de las elecciones primarias y hasta dijo que hay que “repensarlas”. “Sin duda tenemos muchas cosas para discutir, desde votar de otra manera que no sea con estas largas listas sábana en papel, hasta repensar las PASO, pero será después de esta elección”, aseguró.

Por su parte, Kicillof votó en Manzanares, Pilar, entre una multitud que se acercó para tomarse selfies. El ex ministro K opinó que la carrera a las PASO “fue una campaña muy desigual” pero también la calificó de “esperanzadora”.

“Es un día hermoso, tiene otro nombre un día de este tipo, pero solo vamos a decir un día hermoso, soleado”, soltó ante la prensa, en referencia a la frase “un día peronista”. “Fue una campaña muy intensa, muy desigual: estamos en un momento donde no se puede hablar demasiado de estas cuestiones, pero se notó en todo”, siguió el exministro de economía K, intentando no romper la veda electoral.

EN LA PLATA

En La Plata, la capital de la provincia de Buenos Aires, la primera minoría de los votos se la llevó el intendente macrista Julio Garro, pero en la sumatoria de las cinco listas que jugaron la interna del Frente de Todos, la fuerza opositora lo supera con amplitud. Así, el macrismo recibe un duro golpe tanto a nivel nacional, como provincial y también municipal.

LO QUE DIJERON KICULLOF Y MASSA

El candidato a gobernador del Frente de Todos se mostró eufórico por el amplio triunfo frente a la gobernadora María Eugenia Vidal. “Este triunfo significa que la mayoría de los bonaerenses quieren una provincia distinta”, sostuvo.

Después de lograr un resultado arrollador en la provincia de Buenos Aires durante las elecciones primarias, el candidato a gobernador del Frente de Todos, Axel Kicillof, festejó la amplia diferencia que logró ante la mandataria de Cambiemos, María Eugenia Vidal.

“Este triunfo significa que la mayoría de los bonaerenses quiere una provincia distinta. La mayoría quiere poner en marcha esta provincia”, sostuvo durante los festejos en el búnker del peronismo.

Durante su discurso Kicillof se mostró reflexivo y advirtió que “cuando decimos que aprendimos es porque escuchamos a todos y queremos representar a todos”.

“No vamos a restar, vamos a sumar, vamos a multiplicar para poner en marcha la provincia de Buenos Aires. Es con todos. Con los que nos votaron y con lo que no nos votaron”, afirmó.
El ex ministro de Economía especificó los problemas en la provincia y dijo que “se cerraron 140 pymes por mes” y que en el mismo tiempo “se perdieron 1200 puestos de trabajo”. En esa línea, indicó: “Con todo esto encima los bonaerenses no han bajado los brazos. No se dieron por vencido”.

“Falta un gobierno que se ponga a trabajar y nos ponga en el camino que necesitamos. Falta decisión política y apuntar para otro lado. Nosotros queremos gobernar con todos los sectores”, sostuvo.

Kicillof -Magario, la fórmula bonaerense del Frente de Todos
Antes de Kicillof habló el líder del Frente Renovador y candidato a primer diputado nacional del Frente de Todos, Sergio Massa. “Construimos una nueva mayoría en Argentina. Una coalición grande. Pero todavía faltan algunos”, sostuvo.
Massa convocó al sector del peronismo que decidió no cerrar un acuerdo con el kirchnerismo y compitió por separado en las elecciones. “A algunos que están en expresiones chiquitas y minoritarias les pedimos que vengan.

“El camino que nos falta recorrer lo tenemos que recorrer con seriedad y humildad. Con el pecho inflado de la alegría que tenemos. Sigamos trabajando para ampliar cada vez más”, aseguró el tigrense.

El candidato a legislador advirtió que “el 11 de diciembre empieza una tarea titánica de amanecer de esta oscuridad en la que nos puso el gobierno”. Luego, reforzó su llamado al sector del peronismo que no cerró la unidad: “Les pedimos que vengan a los que no vinieron”.

Massa también hizo referencia a su alianza con el kirchnerismo. “Dudaban que tuviéramos la capacidad de pensar y trabajar juntos. Hoy los bonaerenses le dieron una muestra de confianza a Axel”, destacó.

MAXIMO

Más temprano fue Máximo Kirchner el que habló ante los militantes del peornismo. “No se trata de reconstruir lo que fue. Se trata de construir lo que viene”, afirmó el líder de La Cámpora.

El hijo de Cristina Kirchner dijo que “el desafío que tiene el próximo gobierno es que los números de la Argentina cierren con la gente adentro”. Y cerró: “Esta victoria es fruto del reencuentro entre muchos de nosotros, que es el reencuentro que tienen muchos argentinos y argentinas”.

ADNbaires