Kicillof y “el éxito de la campaña antivacuna”

El Gobernador dijo que no se tiene control sobre las personas vacunadas.

8
Compartir

El gobernador bindó su habitual informe epidemiológico desde Necochea y arremetió contra quienes cuestionaron la campaña de vacunación.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, brindó en Necochea una conferencia de prensa sobre la situación epidemiológica y la campaña de vacunación contra el coronavirus, en medio del escándalo por la vacunación VIP. El mandatario bonaerense habla en el balneario Sahara, en la ciudad de Necochea.

“Trabajamos con los 135 intendentes y el gobierno nacional y hoy podemos decir que no desbordó el sistema sanitario de la Provincia, hoy pasaron de página, no reconocieron lo que se hizo”, dijo el gobernador.

Y puntualizó: “Trajimos 32 barcos de Shanghai para que no faltara un barbijo y todo eso lo afrontamos desde el gobierno bonaerense”.

Sobre la campaña de vacunación, el mandatario bonarense fue contundente: “Cuando se conoció la aparición de la vacuna, muchos decían que no se iban a conseguir para el país. Se trabajó muy fuerte para conseguir no una vacuna en particular, sino que hablamos con muchísimos proveedores”.

“Y ahí los que decían que no íbamos a conseguir vacunas, decían que no sirve. Dijo Carrió que la vacuna “era veneno” y no la oí decir que se había equivocado porque el negocio de fingir demencia sirve para el panquecaso”, arremetió.

“Una campaña sistemática, progresiva, contundente, este era el clima, que la vacuna era un desastre, que no servía y después de sembrar dudas miserables con el único objetivo: que fracase la vacunación”, puntualizó.

“Dijeron algunos que era la vacuna de descarte, que se consiguió en las penumbras, que éramos conejillos de indias detrás de un negocio. Un diputado dijo que “vacunen con la rusa al 48 % que los votó. Lamentablemente la campaña anti-vacunas tuvo bastante éxito en Argentina y ahora siguen en la misma”.

En la misma conferencia, más temprano habló el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, quien informó que los nuevos contagios de coronavirus bajaron por sexta semana consecutiva en la Provincia, luego del pico registrado en los primeros días de enero, y alcanzaron un promedio diario semanal de 2.325. “Vemos que vamos ya por la sexta semana de caída”, aseguró el ministro, y señaló que se trata de “una disminución importante”, tras el encuentro con intendentes de la Costa Atlántica.

De acuerdo al portal del ministerio de Salud bonaerense, ya se aplicaron 357.486 dosis de la vacuna contra el coronavirus: 252.215 personas fueron inmunizadas con la primera dosis, mientras 105.217 cuentan además con la segunda. (Fuente El Día)

SIN CONTROL

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, admitió que pudo haber engaños en las declaraciones juradas presentadas por las personas que accedieron a vacunas en una etapa en la que no les correspondía. No obstante, minimizó los episodios y valoró la campaña masiva que avanza en la provincia más grande del país.

“La verdad es que no tenemos en cada uno de los vacunatorios un sistema de control para ver eso”, reconoció.

“Está mal, hay que tratar de evitarlo, hay que buscarlos y castigarlos, pero comprendamos que son cosas nuevas”, aseguró el mandatario provincial.

No obstante, Kicillof coincidió con el presidente Alberto Fernández y dijo que no existe una figura en el Código Penal para sancionar como delito estas actitudes.

“Vamos a seguir agregando controles, vamos a vacunar a todo el sistema de salud… Alguno pudo haber mentido y se pudo haber acomodado. Está mal, es reprochable y hay que condenarlo”, continuó.

Sin embargo, también reconoció que “puede haber otros casos más sofisticados, con el acuerdo del centro de vacunación; o por amiguismo y acomodo”, y que justamente son los que hay que denunciar, investigar y castigar.

“Yo tengo la tranquilidad de que en la provincia de Buenos Aires vacunamos 360 mil personas en tiempo récord, algo que nunca se hizo. Reprocho, me enojo con los que mienten, con los que sacan ventajas, pero mi objetivo principal es vacunar rápidamente a la población de riesgo, a la población esencial”, agregó.

Insistió en que todos lo que trabajan en los centros de salud tienen prioridad para vacunarse, a pesar de no ser médicos ni enfermeros, y se refirió a un hombre llamado Leandro Kicillof que fue inoculado y que sería un familiar. “No tengo la mas pálida idea de quién es. Calculo que puede llegar a ser mi primo tercero, pero lamento decir que no lo conozco”, señaló. Y bromeó acerca del “garrón que se está comiendo” por tener su mismo apellido. “El único delito que cometió es llevar mi apellido. Quiero pedirle disculpas. Y si trabaja en un hospital, aunque sea como chofer, tiene derecho a vacunarse”, explicó.

En medio del escándalo por el vacunatorio VIP, Kicillof aclaró que “no hay vacunatorios ocultos ni privatizados en la provincia” ya que el gobierno bonaerense vacuna a través de una página web donde se asignan los turnos. En ese sentido dijo que se va a habilitar un botón para denunciar irregularidades en la vacunación y que aquellos que así lo deseen también pueden utilizar la línea 148 para informarlo. “Espero que los vacunados hasta ahora sean todos del sistema de salud y no hayan fraguado las declaraciones juradas”, remarcó. (Fuente Infobae)

ADNbaires