La variante Manaos circula en La Plata

“La cepa se va a expandir”.

8
Compartir

En diálogo con diario Hoy, el infectólogo y docente local Juan Pablo Stagnaro advirtió sobre la circulación comunitaria de la variante brasilera: “No ha sido exactamente una sorpresa, pero sí un llamado de atención”.

Tal como lo confirmó Enio García, jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, la cepa de Manaos ya fue detectada en el casco urbano de La Plata. Además de generar una gran preocupación en la región, la aparición de un caso de circulación comunitaria abrió un gran interrogante con respecto a su desembarco.

“Como el principal aliado turístico y económico de Argentina es Brasil, las probabilidades de que la cepa Manaos llegara a nuestro país eran muy altas”, dijo Juan Pablo Stagnaro, médico infectólogo del Instituto Central de Medicina de la ciudad y docente de las cátedras de Infectología y Microbiología en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata.

“Lo que no ha sido exactamente una sorpresa, pero sí un llamado de atención, es la circulación autóctona o comunitaria de esta cepa con una mayor tasa de transmisión. Cualquier germen que se transmite más es un germen que podría tener una mayor tasa de letalidad”, agregó.

Mientras la ciudad comienza a lidiar con los problemas estructurales de la segunda ola de la pandemia, los profesionales de las distintas áreas de la salud deben prepararse para los desafíos de esta nueva variante. Uno de los principales problemas, en ese aspecto, es el eslabón perdido que supone el registro de un solo caso que directamente sea de circulación comunitaria.

“No encontramos aquella persona con el antecedente del viaje o aquella persona que haya tenido contacto con algún viajero proveniente de Brasil”, explicó Stagnaro, y continuó: “Eso denota una falla en el algún punto del sistema de salud. Puede ser un asintomático que vino de Brasil y estuvo en contacto con otro asintomático. Pero también puede ser que la persona que tenía síntomas y se hisopó no ofreció la información de su viaje a Brasil o de su contacto con gente que vino de Brasil. O que el personal de salud no haya hecho las preguntas pertinentes. Y, por otro lado, también está el incumplimiento del decreto presidencial que pide la cuarentena obligatoria para todas las personas que hayan venido de países extranjeros”. El hisopado que el recién llegado debe realizarse en las 72 horas previas a su ingreso al país, explican los profesionales, puede dar negativo si una persona se contagió 96 horas antes.

Proveniente de la capital del Amazonas, la cepa “P1” se descubrió en noviembre de 2020 y es capaz de infectar a personas que ya hayan tenido el virus anteriormente. De acuerdo a los especialistas, abriga un poder duplicado de contagio y sus efectos pueden presentarse de forma más intensa en el paciente. Un estudio conjunto de científicos de la Universidad de San Pablo (USP) y de la Universidad de Oxford, Reino Unido, reveló que fue llevada involuntariamente a todo Brasil en aviones de línea. En ese sentido, la segunda ola de coronavirus en el país vecino está vinculada directamente a la explosión y diseminación de esta variante.

ADNbaires