Las primera medidas anunciadas por Massa

Dijo que sumará casi US$7000 millones a las reservas, ajustará subsidios y reordenará planes sociales.

16
Compartir

En medio de una fuerte suba de la inflación y con un Banco Central con escasas reservas, el nuevo ministro de Economía presentó su plan y a su equipo en el quinto piso del Palacio de Hacienda.

En el marco de la crisis cambiaria e inflacionaria que golpea a los argentinos y en medio de crecientes expectativas por la reconfiguración de poder en el Gobierno, el flamante ministro de Economía, Sergio Massa, anunció esta noche los pilares de su programa económico: orden fiscal, sostener el superávit comercial y fortalecer las reservas.

Massa afirmó que cuatro millones de hogares renunciaron a los subsidios y que se promoverá un ahorro entre quienes lo pidieron, que son unos 10 millones de personas. Afirmó que se cumplirá con la meta de déficit fiscal de 2,5% del PBI establecido en el acuerdo con el Fondo y dio otra señal sobre la emisión: no se usarán adelantos transitorios en lo que queda del año. También sostuvo que rige un congelamiento de la planta del Estado para todos los sectores de la administración pública centralizada, en línea con lo que había anunciado su antecesora, Silvina Batakis.

Con relación a la necesidad de divisas, el líder del Frente Renovador aseguró que se promoverá por DNU la implementación de regímenes cambiarios especiales para los sectores de agroindustria, minería e hidrocarburos por aumento de producción, y de economía del conocimiento.

Además, indicó que habrá un adelanto de exportaciones en las cadenas de valor de la pesca, del agro, de la minería y otros, que ingresarán en los próximos 60 días por un total de US$5000 millones, que pasarían a engrosar las reservas del BCRA. Sumará desembolsos por US$1200 millones con organismos internacionales por programas ya vigentes. Y tendrá un nuevo programa con la CAF que implica un desembolso por US$750 millones adicionales.

Massa informó que hay cuatro ofertas de Repo (acuerdo de recompra de deuda) para el fortalecimiento de reservas y recompra de deuda soberana de tres de instituciones financieras internacionales y un fondo soberano. Indicó, además, que hoy mantuvo una primera reunión de trabajo con el FMI para continuar con los desembolsos previstos. En la tercera semana de agosto hará una gira por el exterior.

Por otra parte, prometió denunciar en la Justicia y en la unidad antilavado de EE. UU. casos de subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones. Habrá, además, un programa de créditos a tasas promocionales y un esquema de garantías para primeros exportadores. Se pondrá en marcha un sistema de trazabilidad de comercio exterior para mayor control y transparencia en el uso de divisas para importaciones.

Anticipó que el 10 de agosto va a anunciar el índice de movilidad jubilatoria con un refuerzo. Y señaló que el jueves de la semana próxima convocará a entidades empresarias y de trabajadores para asegurar un mecanismo que permita recuperar los ingresos.

Planteará una política de reordenamiento de planes sociales en los próximos 12 meses con tres ejes: vuelta al mercado de trabajo, fortalecimiento de cooperativas y protección en caso de vulnerabilidad. El 15 de agosto comenzará una auditoría con universidades. Además, trabajará con la Anses para cruzar bases de datos. Buscará que el plan sea para la emergencia, dijo.

Con gabinete completo, 500 invitados y un toque de farándula, Massa juró como ministro de Economía a las 17 en un acto en Casa Rosada. Antes mantuvo un encuentro con su equipo para delinear medidas.

El equipo del ministro
Massa confirmó ayer vía twitter a gran parte de su equipo. Indicó que el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca será Juan José Bahillo; José Ignacio De Mendiguren liderará Producción, Matías Tombolini será el nuevo Secretario de Comercio; la Secretaría de Planeamiento del Desarrollo y Competitividad Federal estará encabezada por Jorge Neme; y que Marco Lavagna seguiría como director del Indec.

Un día antes, el líder del Frente Renovador ya había confirmado a Raúl Rigo como secretario de Hacienda y a Eduardo Setti, como su hombre en Finanzas. Además, sumaba a Daniel Marx, que integrará el comité para el desarrollo del mercado de capitales y seguimiento de la deuda pública. Massa también había mostrado su avance sobre el Banco Central (BCRA), con la designación allí de Lisandro Cleri como vicepresidente. El abogado Leonardo Madcur, que había formado parte del equipo de Roberto Lavagna, será el jefe de Asesores; y la secretaría Legal y Administrativa sumará el exministro sciolista de Seguridad Ricardo Casal.

El ministro de Economía prepara un primer viaje al exterior para la tercera semana de agosto. Los destinos serían Washington, Nueva York, París y Qatar. Allí buscará mantener contactos con el FMI, el Departamento del Tesoro de los EE. UU., el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Intentará sumar inversores y bonistas de Wall Street, un encuentro con los representantes del Club de París y con los del Fondo Soberano de Qatar.

Massa reemplaza a Silvina Batakis en el Palacio de Hacienda. La fueguina solo estuvo 24 días en el cargo en medio de la turbulencia cambiaria e inflacionaria que se profundizó en el mercado, con una disparada de los dólares libres y remarcaciones que llevan a la inflación a cerca de 8% en julio. Massa asume exactamente un mes después de que Martín Guzmán renunciara por Twitter al cargo luego de que el Presidente le negara influencia sobre el BCRA y Energía, dos áreas sobre las que Massa aún pisa con cuidado.

(Por Francisco Jueguen para La Nación)

ADNbaires