“Los iraníes eran instructores”: la teoría de Agustín Rossi

18
Compartir

El flamante jefe de la AFI debutó con una hipótesis curiosa que sorprendió: “A los venezolanos les estaban enseñando a pilotear”. Respaldó la actuación oficial.

La información que puede llegar a manejar un jefe de una agencia de espías es imposible de dimensionar. Por eso, tal vez, sorprendió una hipótesis que Agustín Rossi, flamante titular de la AFI de Alberto Fernández, esgrimió en una entrevista televisiva. Hablando de las sospechas que existen sobre el avión venezolano-iraní retenido en el aeropuerto de Ezeiza, desde este lunes formalmente investigado por la Justicia, el funcionario se despachó sobre el rol de la tripulación: sostuvo que a los “venezolanos e iraníes les estaban enseñando a pilotear” y agregó que los provenientes de Medio Oriente “son instructores” de vuelo.

“Uno no actúa con información de redes sociales y periodísticas. Debe tener certezas y en base a ellas, ir tomando decisiones”, introdujo Rossi. Y luego lanzó: “Después está todo el tema este de por qué había iraníes y venezolanos. Es una cuestión muy simple, le estaban enseñando a pilotear el avión”. La declaración causó sorpresa hasta en Pablo Duggan, el conductor de C5N donde el funcionario se explayó en la noche de este lunes.

El flamante designado como jefe del espionaje local venía haciendo un respaldo cerrado de la actuación de los organismos del Estado en el devenir del affaire que terminó en causa judicial, con el avión retenido en Ezeiza y los miembros iraníes de la tripulación sin sus pasaportes e impedidos de salir del país, al menos, por un plazo de tres días.

“La totalidad de las agencias del Estado actuaron adecuada y correctamente”, defendió Rossi a Migraciones, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Cancillería, entre otros estamentos cuestionados a medida que se conocen detalles del paso de la sospechada aeronave.

“Este avión ingresó a Paraguay en el mes de mayo, cargó y se fue. Acá el avión no se fue. La situación merece ser tratada con moderación”, dijo Rossi, ante la repercusión del caso que se presenta escandaloso, plagado de dudas y con cuestionamientos al accionar del Gobierno.

Rossi fue más allá: “Los iraníes que estaban allí son instructores. Me da la cuenta más o menos porque cinco iraníes y catorce venezolanos estaban instruyendo a dos tripulaciones para ese avión”. En ese párrafo – y tal vez por el gesto de novedad que sus interlocutores dejaron entrever-, aclaró: “Esta es una presunción”.

“No es que usted compra un Hércules, por ejemplo digo el avión que tiene la Fuerza Aérea argentina, y sale a manejarlo cualquiera”, comparó Rossi y le puso énfasis: “No, señor. Son aviones que tienen su complejidad para llevarlos adelante”.

Ante la insistencia desde la pantalla amiga para que el funcionaria le diera claridad a lo que acababa de decir, previa introducción de Duggan, Rossi pareció relativizarse. “Esta es una deducción mía”, agregó.

No quedó del todo claro qué nivel de información o hipótesis manejó el funcionario a cargo del servicio secreto nacional.

Por el contrario, sí quedó de manifiesto es que para Rossi no existen dudas sobre el papel que jugó en esta historia el Estado argentino. “La cuestión está manejada muy transparentemente. Sin esconder absolutamente nada, y siguiendo los protocolos que tenemos”, justificó.

Pedido de explicaciones para Aníbal Fernández y otros funcionarios

Juntos por el Cambio realizó este lunes un pedido para que Aníbal Fernández asista a la Cámara de Diputados para brindar explicaciones del avión venezolano-iraní. A esta solicitud se agregó luego la citación al canciller Santiago Cafiero.

Los legisladores de esa fuerza buscan saber los motivos de retención del avión, así como la nómina completa de los tripulantes, si tienen antecedentes, y de ser así, los motivos. También consultan respecto a la titularidad de la aeronave, detalle de su itinerario y motivo de su paso por el país, entre otras requisitorias.

El ministro de Seguridad, en tanto, confirmó este lunes que organismos extranjeros alertaron que uno de los tripulantes del avión venezolano-iraní retenido en el aeropuerto de Ezeiza pertenece a la “Guardia Revolucionaria de Irán”, tal como anticipó Clarín.

También aceptó que entre la tripulación había personal que podía estar vinculado a Al-Quds, aunque luego deslizó que podría tratarse de un homónimo. Según explicó Fernández, Gholamreza Ghasemi Abbas, es “familiar del ministro de Interior de Irán y su nombre coincide con el de un miembro de la Guardia Revolucionaria y administrador de una empresa ligada al Quds”.

Patricia Bullrich fue una de las dirigentes de la oposición que cuestionó al ministro de Seguridad. Sugirió que Aníbal Fernández habría sabido de antemano las irregularidades del vuelo y los supuestos antecedentes de su tripulación previo a que se desatase el escándalo.

En sintonía a las suspicacias de Bullrich salió luego el diputado Ricardo López Murphy a apuntar sobre el rol de Fernández en el affaire del avión.

López Murphy, de hecho, presentó el pasado sábado una denuncia formal junto a Gerardo Milman contra la directora de Migraciones, María Florencia Carignano, y el director nacional de Policía de Seguridad Aeroportuaria, José Glinski, entre otros funcionarios, por las presuntas irregularidades detectadas en el avión venezolano-iraní.

En un día movido en el Congreso, también se acumularon pedidos de interpelaciones e informes para Wado de Pedro y Alexis Guerrera, ministros de Interior y Transporte, respectivamente.

ADNbaires