Luca Zaia, el padre del “modelo Véneto”.

101
Compartir

ROMA.- Su popularidad trepó en forma meteórica en los últimos meses de pandemia . Pero a quien le pregunta si eso significará un trampolín al escenario nacional, él contesta, seco, que no está en sus planes: “Que me dejen en paz, no estoy interesado en el panorama político nacional , menos en aumentar mi actividad política o en una escalada en mi partido”, dice.

Pero la verdad es que el gobernador del Véneto, Luca Zaia , de la derechista Liga, se ha vuelto el astro naciente del cambiante cielo político italiano. Y muchos creen que podría reemplazar como candidato a premier al carismático jefe de su partido y exministro del Interior Matteo Salvini , a quien le está haciendo sombra.

Al mando de la región del Véneto, una de las más ricas del país, desde hace diez años, la popularidad de Zaia se disparó en las últimos semanas de cuarentena hasta alcanzar el 92% , según un sondeo elaborado por el Observatorio del Nordeste.

Zaia, de 52 años es hombre de pocas palabras. Suele ser muy directo y tener respuestas cortas y tajantes. En una entrevista vía Facebook con miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera, aunque admitió satisfacción por estos sondeos que para él significan un “reconocimiento” a su gestión, aseguró hoy no estar interesado en la política nacional y se adjudicó la paternidad del “modelo Véneto” para luchar contra el Covid-19 , que ha sido celebrado en todo el mundo. Este modelo, que también suele atribuirse el epidemiólogo Andrea Crisanti , se basó en el aislamiento y en la realización de un testeo masivo en el pueblo de Vó Euganeo , que saltó a la fama porque allí tuvo lugar la primera muerte italiana por coronavirus.

“Son decisiones que tomé yo, personalmente, el 21 de febrero pasado, cuando comenzó todo. La ley no preveía que se hicieran tests de hisopado a todos. Cuando nos dijeron que en Vó, en provincia de Padua, teníamos los primeros dos contagios, pensé que dentro de la mala suerte teníamos suerte porque se trata de una pequeña comunidad y ordené tests de hisopado a sus 3000 habitantes , algo que luego se convirtió en un modelo internacional”, contó.

“No es que no respetamos la ley, pero somos vénetos y cuando los vénetos vemos que hay cosas para hacer, las hacemos y basta. Me pareció lo mínimo hacerle los tests a todos los habitantes, pudimos contener el foco de la epidemia y hacer una red de tests”, agregó, al asegurar que al famoso experto Crisanti lo conoció días más tarde. “Me llamó el 23 de febrero y me dijo que había hecho algo excepcional porque había ordenado la cuarentena del pueblo y hecho 3000 tests, descubriendo que los contagiados eran 66, no dos… Y comenzó la colaboración”, precisó.

Lo cierto es que en estos tres meses de pandemia, el Véneto se transformó en el buen ejemplo del manejo de la crisis . Hubo 19.000 contagios y 1832 muertos , cifras mucho menos dramáticas que las de su vecina Lombardía , región también en manos de un gobernador de la Liga, Attilio Fontana, donde hubo más de 85.000 casos y casi 16.000 muertos , la mitad del balance total de fallecidos (32.330).

Preguntado por esta notable diferencia, Zaia, que desde hace años lucha con el gobierno central para tener más autonomía, prefirió ser diplomático. “No creo que sea correcto comparar las dos situaciones. Pero me parece que Lombardía también tuvo una dosis de mala suerte: desde el principio se encontró con un fenómeno muy grande de contagio y con una conformación del territorio distinto; nosotros no tenemos grandes áreas metropolitanas”, dijo.

“Por otro lado, con el tema del testeo masivo nosotros empezamos antes, pero no hubo una tendencia distinta: a nivel mundial la mayor cantidad de tests se han hecho en el Véneto, seguida por Corea del Sur y en tercer lugar por Lombardía”, indicó.

Recordó, por otro lado, que en Italia la sanidad está en manos de cada región , por lo que hay muchas diferencias. De hecho, destacó que él reformó radicalmente la sanidad del Véneto, evidentemente mejor preparada para la pandemia . “Desde que fui electo gobernador, hace diez años, hice grandes reformas en el sistema sanitario: invertimos mucho en equipamiento y en la red sanitaria del territorio y tenemos operadores excepcionales”, remarcó. En este sentido, también hizo hincapié en la experimentación que están haciendo ahora y en el proyecto de crear un banco de plasma : “Le escribimos a los 4000 pacientes curados, verificamos su sangre y si tienen una dosis importante de anticuerpos, los ponemos en el banco y los utilizamos para curar a los enfermos”, dijo.

Preguntado por la baja de popularidad que tuvo en las últimas semanas el líder de la Liga Matteo Salvini, porque desconcertó al salir primero a reclamar el cierre total de las actividades y luego su apertura, Zaia salió en defensa del jefe . “Es mi secretario y comparto todo lo que dijo. Esta historia de que Salvini dijo primero una cosa y después otra es homologable a todos nosotros. Fue el contexto de los primeros días de la emergencia. Entonces todos dijimos una cosa y luego todo lo contrario, hay que admitirlo”, recnoció. “Además, el dato de la Liga en baja no es puro porque no se pueden medir las evaluaciones de consenso en un contexto en el cual no se habla de otra cosa que de coronavirus. La Liga sigue siendo el primer partido del país y estos casi cuatro meses de coronavirus no tienen nada que ver con la política”, sostuvo.

Optimista por la recuperación del turismo
Pese al gigantesco golpe económico que causó la parálisis, que para el Véneto significará la pérdida de 50.000 puestos de trabajo, entre ellos 5000 en la industria del turismo , según detalló, Zaia se mostró optmista. “El Véneto ha vuelto a arrancar, es fuerte”, aseguró. Y terminó haciendo un llamado a los turistas extranjeros a regresar a su región, “donde amamos la hospitalidad y tratamos al huésped como un emperador”, ni bien vuelvan a abrirse las fronteras, el 3 de junio.

 

Los comerciantes que solicitan la reapertura de las tiendas y las actividades comerciales se reúnen para una protesta flashmob en la Piazza San Marco el 4 de mayo de 2020 en Venecia, mientras Italia comienza a aliviar su bloqueo Fuente: AFP
“El turista que llega al Véneto está más seguro que en su casa a nivel sanitario, porque tenemos un servicio de salud de altísima calidad y no hay ambiente más limpio que el Véneto, que es la primera región turística de Italia, con 70 millones de presencias”, recordó. Destacó que al margen de Venecia, una ciudad espectacular que es patrimonio de la humanidad, hay muchos otros lugares de ensueño en su región, que ostenta lugares de cultura y arte, playas -muy frecuentadas por austríacos y alemanes-, el lago de Garda, circuitos termales naturales, montañas únicas como las Dolomitas, Cortina d’Ampezzo, las colinas del prosecco y el delta del río Po, entre otras maravillas. “Hay para todos los gustos -concluyó-. Los esperamos y tendrán vacaciones Covid-free”. (La popularidad del gobernador del Véneto, en Italia, Luca Zaia, se disparó por su gestión de la crisis de coronavirus Fuente: AFP // Por: Elisabetta Piqué para La Nación)

ADNbaires