Marcha #NiUnaMenos con fuerte contenido político.

Duro documento contra el gobierno de Mauricio Macri.

177
Compartir
03 06 19 Sociedad Marcha ni una menos Foto Juan Manuel Foglia

Agrupaciones de izquierda y kirchneristas se suman a los pañuelos verdes y violetas en la concentración que va del Congreso a Plaza de Mayo.

A medida que pasan los años, los documentos del #NiUnaMenosvan cambiando. Los contenidos sobre la violencia de género y el reclamos de la ley de aborto legal le dan lugar a otros de fuerte repudio a las políticas económicas oficiales. Todo esto ocurre en un contexto en el que las agrupaciones de izquierda van ganando terreno en la marcha de cada 3 de junio. Banderas de agrupaciones políticas como el Partido Obrero, La Cámpora y Barrios de Pie se destacan en algunos sectores de la concentración por sobre los pañuelos verdes o violetas.

Esto se ve traducido en la letra de los reclamos. “Hoy, 3 de junio de 2019, estamos acá una vez más para tomar las calles y manifestarnos, para decir basta de violencia económica, sexista, racista y clasista contra las mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales, no binaries, gordes e intersex; de la clase trabajadora: ocupades, desocupades, precarizades, piqueteres y de la economía popular, visibilizando especialmente a las mujeres indígenas, originarias, afroargentinas y negras en pos de empezar a saldar la deuda histórica para con ellas y todas las identidades vulneradas por el capitalismo patriarcal y el modelo económico de Mauricio Macri y la alianza Cambiemos, sostenido por su gobierno y los gobiernos provinciales que precarizan nuestras vidas y profundizan todas las desigualdades y las opresiones”, comienza el documento del colectivo #NiUnaMenos.

“La enorme transferencia de recursos hacia los grandes capitales financieros mediante una devaluación que destruyó buena parte del salario, la fuga de divisas, el acuerdo con el FMI, la justicia patriarcal y la reforma previsional, así como la política de persecución, represión y criminalización de la protesta social y de guerra contra nuestro pueblo, precarizan día a día nuestras vidas. Ante este momento, los feminismos tenemos que ser resistencia y alternativa porque tenemos la tarea ineludible de aportar una alternativa de futuro para que el pueblo no siga pagando las consecuencias de esta crisis”, continúa el documento.

Luego afirman: “Estamos organizades y no podemos retroceder. Gane quien gane en octubre, el movimiento de mujeres travestis, trans, no binaries, tiene el desafío de seguir copando las calles por sus reivindicaciones”. Y agregan: “Las enormes movilizaciones que gestamos y que atravesaron nuestro país y el continente desde el 3 de junio de 2015 fueron la voz de nuestro hartazgo: ¡basta de violencia machista!”

En cuanto a los reclamos, demandan “a las dos cámaras del poder legislativo la aprobación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Aborto legal ya. No hay Ni Una Menos con muertas por abortos clandestinos”.

Además, el “cumplimiento de la Interrupción Legal del Embarazo en todo el país, sin restricciones y con las técnicas recomendadas por la OMS”. Y piden el fin de la “violencia institucional, racista y colonialista para les integrantes de los pueblos originarios e indígenas, de la comunidad afro y de las personas racializadas. Por infancias felices, libres de racismo y de todo tipo de violencia y discriminación”.

El documento también exige “la implementación de la Ley N° 26.485 de Protección Integral contra las violencias. Repudiamos el ajuste al INAM (Instituto Nacional de Mujeres) del gobierno macrista y a su titular, Fabiana Tuñez, responsable de los recortes de presupuesto y el ajuste en todos los programas contra las violencias”.

Una instalación en protesta por los femicidios, en la tarde de este lunes en el Congreso. Foto: Juan Manuel Foglia

Otro de los puntos destaca la exigencia de la “implementación plena de la Educación Sexual Integral, laica, feminista y con perspectiva de género para todos los niveles educativos en todo el país” y la “separación de la Iglesia del Estado. Fuera las iglesias y organizaciones clericales de la salud y la educación”.

El documento luego vuelve sobre la economía para afirmar: “La deuda con el FMI es fraudulenta e ilegítima. Sólo financia actualmente la fuga de capitales, endeuda nuestras economías domésticas y atenta contra la soberanía de nuestro país. Creemos necesaria una auditoría de toda la deuda externa Argentina para demostrar que es ilegal, ilegítima y fraudulenta. Nos declaramos en contra del endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional llevado a cabo a lo largo del gobierno de Mauricio Macri, así como su continuidad bajo cualquier gobierno”.

Y continúa: “El ajuste precariza y empobrece a nuestro pueblo. Este movimiento se pronuncia en contra de las políticas de ajuste fiscal y vaciamiento del Estado que el gobierno nacional y los gobiernos provinciales llevan a cabo. Las políticas de este gobierno produjeron un saldo de casi 250.000 despidos. Este movimiento se pronuncia por la defensa del trabajo, el salario, las jubilaciones y las pensiones”.

El movimiento además piden ponerle frento a “las políticas racistas y xenófobas. Anulación definitiva del DNU 70/2017 contra migrantes. Exigimos el retorno de Vanesa Gómez y su hijo, compañera peruana expulsada del país. Rechazamos las expulsiones y separaciones de familias migrantes”.

En el plano internacional, repudian “la intervención imperialista en Venezuela (…) Nos solidarizamos con el pueblo, las mujeres, lesbiabas, trans, travestis y no binaries de Brasil que enfrentan al gobierno fascista y misógino de Jair Bolsonaro. Repudiamos la visita de Bolsonaro a la Argentina el próximo 6 de Junio”. (Foto principal: Banderas de agrupaciones políticas como el Partido Obrero, La Cámpora y Barrios de Pie se destacan en algunos sectores de la concentración por sobre los pañuelos verdes o violetas. Juan Manuel Foglia)

03 06 19
Sociedad
Marcha ni una menos
Foto Juan Manuel Foglia

ADNbaires