Marcos Peña analizó las causas de la derrota electoral.

“Hubo una decepción porque no se mantuvo el poder adquisitivo”, aseguró.

96
Compartir

El jefe de Gabinete y un integrante del equipo de comunicación de Alberto Fernández explicaron por separado las razones del resultado del 27 de octubre.

“Cambiemos tardó en leer el escenario electoral”, fue la explicación que dio Juan Courel, jefe de comunicación de la campaña presidencial de Alberto Fernández, para justificar la diferencia entre las PASO y la elección general que obtuvo Mauricio Macri y que sorprendió al electorado peronista tanto como al macrista. Agregó que “tardaron en leer lo que estaba pasando en la sociedad, se dieron cuenta después, movilizaron, ideologizaron mucho el discurso (hablaron del aborto en contra, vaciando a la derecha), abandonaron el discurso de cercanía y de la eficiencia expresada en obras, y dijeron que estaban ante una definición política de los valores de la sociedad argentina”.

Preciso, detalló que los porcentajes que sacaron Fernández y Macri fueron muy similares al escenario que tenía en junio, cuando empezó a trabajar en la campaña del Frente de Todos. “Había 46% del electorado que estaba dispuesto a votar al Frente y 44% que estaban dispuestos a votar por Macri, pero también una coincidencia: la situación económica era lo que más interpelaba a los indecisos”.

En una ponencia que duró 45 minutos en la 5º conferencia anual de la Asociación Argentina de Consultores Políticos (ASACOP), el periodista y consultor que tuvo idéntica responsabilidad en la campaña de Daniel Scioli, se ocupó especialmente de restarle importancia al trabajo de los estrategas, que “traducen creativamente armados políticos previos que no controlamos y son preexistentes”, buscando distanciarse de la centralidad que tomó la comunicación en el mundo de presidente saliente que, en el mismo evento, estuvo representado por Marcos Peña.

El Jefe de Gabinete no realizó una ponencia, sino que aceptó un reportaje que duró 18 minutos que realizaron por la mañana Augusto Reina y Florencia Filadoro, presidente y vice de ASACOP. Habló por la mañana, pero coincidió con Courel en el peso de la crisis económica en la decisión del electorado.

“Cuando uno mira estos cuatro años, más allá de la movida de la oferta política (la unión del peronismo), había un porcentaje de votantes que no nos votó en la primera vuelta en el 2015 pero sí nos votó en la segunda vuelta, que tenía un temor a no se sostenga el nivel del poder adquisitivo que habían llegado a tener, aunque sabía de algún modo que se debía a cosas artificiales, pero que creía necesario sostener y por eso hubo una decepción porque eso no se mantuvo y se retrocedió”, dijo Peña.

Y casi a modo de autocrítica aseguró que “sabíamos que podíamos generar una mayor presión de demanda hacia la unificación del peronismo. Cambiemos fue forjado por la voluntad de la gente que nos unió, creo que la demanda es la que ordena la oferta”.

También ambos coincidieron en la desconfianza que le generaron las encuestas después del resultado de las PASO. “Fue sorpresivo, y nos llevó a revisar los estudios de opinión durante la campaña, en qué nos anclamos, por que están las certezas de un piso un poco endeble. De qué nos agarramos”, confesó Courel, mostrando que estuvo más consternado que eufórico por esa diferencia que no esperaba.

Y contó que, una vez superada la sorpresa concluyeron en que “tenemos que consolidar lo que tenemos. Habíamos hecho una campaña no exitista. Habíamos prohibido encuestas que nos dieran ganadores, porque eso más que ayudarte ayuda a que tu oponente agrupe en contra. Cuando planificamos la estrategia nos proponemos consolidar”.

Con tono más apagado al habitual, propio de quien arrastra una derrota, Peña comentó algo similar. “Hubo una falla sistémica en la investigación, en las encuestas, es algo que agravó el problema por la correlación que tuvo en los mercados. Hubo una falla en el instrumento de navegación que generó esa sorpresa, porque en nuestro escenario esa diferencia era menor. No tuvimos tiempo de saber qué falló en las encuestas, seguro que influyó la fiscalización, también sabemos que nuestro votante vota menos en las PASO, pero creo que hay algo más estructural que nos llevó a decidir no hacer cuantitativas en la elección general”, aseguró.

Courel mostró el tipo de candidatura en la que se paró Fernández: “Contrariamente a lo que hacía Macri, tuvimos un candidato que no hizo promesas, no hizo nada que no iba a poder cumplir. Nos sirvió en toda esta nueva etapa de la campaña.
Y Peña buscó dejar en claro que “para nosotros la posibilidad de tener una mejora de lo económico era un tema que era relevante, sabíamos que iba a ser un factor muy importante, porque nos corrió de la raya, el contexto en el que íbamos a actuar era distinto”.

Entre quienes lo escuchaban, lo que sí sorprendió es cuando el Jefe de Gabinete insistió en que no había que enamorarse de las herramientas de la comunicación ni tampoco de las campañas exitosas del pasado, ya que es la crítica que más se escucha en Juntos por el Cambio hasta las PASO.

Finalmente, dejó un mensaje a la crisis de representatividad de estos tiempos. “Si no entendemos que la representación es más importante que la herramienta, te vas a comer sorpresas. Como hay mucha incomprensión, es mucha la angustia que generan los cambios que estamos viviendo, se vuelve muy importante analizar sin prejuicios”, dijo. (Por Silvia Mercado para Infobae)

ADNbaires