Matices sobre la herencia de Maradona

Por qué Claudia Villafañe no es heredera de la fortuna y cómo siguen las causas que Diego le inició a su ex.

63
Compartir

Hay múltiples denuncia del astro recientemente fallecido contra la mujer con la que tuvo a Dalma y Giannina;: fraude, estafa, malversación de patrimonio, apropiación de 458 objetos, departamentos en Miami y Buenos Aires. ¿Cómo sigue la historia?.

Fue el lunes 14 de junio de este año que Clarín publicó una nota con el astro fallecido el miércoles 25 de noviembre bajo este título: “Diego Maradona les responde a sus hijas: Dalma y Gianinna eligieron estar con quien no es un buen ejemplo de madre”. Obviamente, causó un revolución alrededor del Mundo Maradona y los programas de espectáculos consumieron horas y horas para extender esta “guerra interminable” entre el capitán de la Selección Argentina en México 86 y su ex esposa Claudia Villafañe.

En ese momento, Diego una vez más salió a bancar a su abogado y amigo de los ataques que recibía de sus dos hijas con Claudia. “A mí, Matías (Morla) me salvó. Me salvó la vida en todos los sentidos. Yo estaba en la ruina cuando él me agarró. Nadie me quería contratar, todos decían que no iban a llamar ‘a este que tiene problemas y que solo te trae quilombos’. Con Matías volví a la FIFA, fuimos recibidos por todos los jugadores del mundo, volví a trabajar en Dubai, estuvimos a un paso de ascender en México y hoy estoy de nuevo acá, trabajando en el fútbol argentino, con Gimnasia. Así que más no le puedo pedir”, le dijo Diego a este periodista resumiendo su relación con con el hoy cuestionado abogado de D10S.

Morla es para las hijas de Diego “el enemigo público número uno” y es el propio Diego quien descifró los motivos de esa bronca. “Yo tengo más hijos y ellos se llevan bárbaro con Matías. Lo que pasa es que las chicas decidieron estar con la madre y Matías es el que me defiende de Claudia. Por eso es lógico que ellas se enojen con él. Pero lo que tienen que entender es que él me está defendiendo de quien me robó y nosotros podemos tener relación, hablar (con Claudia) como hablamos, pero que entiendan que hasta que la madre no me devuelva todo lo que es mío, nosotros vamos a seguir peleando. Dicen que no hablamos, pero yo con ella hablo, no entiendo…”, expresó ya con el tono un poco más elevado.

Maradona y Morla, juntos. "A mí, Matías me salvó la vida. Es lógico que Dalma y Gianinna se enoje con él porque me está defendiendo de quien me robó. Hasta que la madra (Claudia Villafañe) no me devuelva todo lo que es mío, nos vamos a seguir peleando", le dijo Diego a Clarín en una dura entrevista. Foto: Archivo Clarín.

Maradona y Morla, juntos. “A mí, Matías me salvó la vida. Es lógico que Dalma y Gianinna se enoje con él porque me está defendiendo de quien me robó. Hasta que la madra (Claudia Villafañe) no me devuelva todo lo que es mío, nos vamos a seguir peleando”, le dijo Diego a Clarín en una dura entrevista. Foto: Archivo Clarín.

Ese tema es el que los separó, pero es el que Maradona tuvo bien claro:. “A mí que no me jodan, porque me quieren hacer quedar como el asesino y yo no agarré ni el revólver… Acá la que se quedó con mis cosas fue Claudia y ellas (Dalma y Gianinna) se pusieron de su lado… Bueno, viejo, entonces que se banquen la que les toca, pero que no digan cosas que no son”.

Justamente el tema de las comunicaciones fue lo que hizo enojar a las hijas. “Yo hablo con todos… Con todos los que quieren hablar conmigo. Hablo con periodistas, con amigos, con jugadores, con técnicos… Con mis hijos hablo todos los días. Y con Dalma y Gianinna también. Lo que pasó el otro día fue que Gianinna me llamó y después medio que me quiso mandar a… (dice, se ríe y se autoimpone el silencio ante de decir el exabrupto)… Y, bueno, yo ya estoy grande para eso. Ella enseguida salió en lo de (Jorge) Rial armando quilombo que es lo que más les gusta. Pero –repito por enésima vez- yo ya no estoy para eso. Me quieren ver mal, quieren que vuelva a la droga, pero yo hace 15 años que no me drogo. Voy a cumplir 60 años y lo único que quiero es estar tranquilo, feliz y con trabajo”, expresó Diego entonces.

Dalma Maradona junto a su hermana Gianinna y a su mamá, Claudia Villafañe. Foto: Movilpress.Dalma Maradona junto a su hermana Gianinna y a su mamá, Claudia Villafañe. Foto: Movilpress.

Y sorprendió: “Hasta con Claudia hablo. Y hablo de todo y Claudia no es un buen ejemplo de madre. Esto te lo digo yo y asumo lo que quiera hacer Claudia. Pero que no me vengan a romper los huevos con que ‘está borracho’ o que ‘lo manejan’… Manejar, manejo el ‘caño’ que tengo ahí”, y apunt{o a una Coupé BMW que está estacionada en el garaje de la casa que habitó entonces en Bella Vista.

Claudia y Diego se casaron en 1989, cuando ya eran padres de Dalma y Giannina, y se divorciaron en 2013. Claudia Villafañe fue quien inició la demanda de divorcio el 7 de marzo de 1998 por “abandono del hogar”, luego de permanecer 13 años casados, y además pedía “la tenencia de sus hijas Dalma Y Gianinna”.​ El 21 de mayo de 2014, desde Dubai, donde residía Maradona, Diego le revocó el poder general a Claudia Villafañe y a las dos hijas que tuvo con ella.​ En julio de 2015, Diego realizó una auditoría de sus bienes y el resultado fue que faltaban 80 millones de pesos (unos 6 millones de dólares de entonces) depositados en una caja de seguridad en Uruguay.​

Las partes fueron a mediación judicial, y al no llegar a un acuerdo, fue enviada una e una carta documento para que Claudia le devuelva a Diego sus pertenencias: 458 objetos como camisetas, medallas, trofeos y joyas, entre otras cosas.

La causa judicial comenzó en octubre de 2014  por “presunto fraude, estafa y malversación de patrimonio”. La causa se tramitó en el Juzgado Nacional en lo Penal y Económico N°9 bajo la carátula: “Maradona, Diego Armando contra Villafañe, Claudia Rosana, Fecha 2015. Jueces Gladys Adriana Carminatti, Karina Zucconi, Javier López Biscayart”. Cuando Maradona solicitó la auditoría sobre todos sus bienes desligó del tema a sus hijas Dalma y Gianinna.

En agosto de 2015, se realizó una nueva audiencia entre Maradona y Villafañe sin acuerdo, cerrándose así las instancias de mediación. El 6 de noviembre de 2015 el juzgado Civil número 77 ordenó una “inhibición general de vender o gravar sobre los bienes de la demandada Villafañe” y Maradona pidió también que quede sin efecto el convenio de liquidación de la sociedad conyugal con Claudia.

El 28 de enero de 2016 Villafañe es notificada en Miami del inicio de una causa civil en el que Maradona reclamó objetos valuados en 3 millones de dólares y Claudia quedó imputada por “Defraudación y retención indebida”. El 6 de abril Villafañe fue sobreseída en la causa por apropiación de objetos de Maradona, por orden de la jueza penal porteña Karina Zucconi. Y el 9 de abril de 2016, la Corte estadounidense determinó que no hubo delito en la compra de bienes que realizó Villafañe. Todo parecía cerrarse ahí.

Pero, Villafañe -que había sido sobreseída en el fuero penal- en plena pandemia, a fines de julio de este año, recibió un revés: la Cámara en lo Penal Económico había revocado un fallo similar a su favor. La Corte Suprema de la Nación (con las firmas de los jueces Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco y Ricardo Lorenzetti) definió que la causa se focalizara en un solo magistrado, en este caso López Biscayart, quien se hizo cargo de todo el paquete judicial de Maradona contra su ex mujer.

​A quien le reclamaba “la presunta participación en la compra y posterior venta de un departamento en los Estados Unidos -en la que habría simulado su estado civil firmando con su apellido de soltero- y que luego no habría sido incorporado en el acuerdo homologado de distribución de bienes de la sociedad conyugal con motivo de la sentencia que decretó su divorcio vincular de Maradona”.

Con posterioridad, se habría determinado que Villafañe y sus hijas habrían constituido distintas sociedades en el exterior, las que habrían participado en la compra y venta de diversos inmuebles en Estados Unidos. Fue el procurador general de la Nación, Eduardo Casal, quien precisó que “Villafañe también habría adquirido departamentos en la provincia de Buenos Aires y en esta ciudad (por Buenos Aires)” y que además tendría “depósitos de dinero en un banco de la ciudad de Miami (TD Bank), en otro de la República Oriental del Uruguay (Banco Nación) y en una entidad de  Suiza”.

Villafañe fue representada por Fernando Burlando y Maradona por Matías Morla. Sobre los objetos reclamados, Villafañe alegó frente a la jueza Zucconi que eran de “su exclusiva propiedad, porque la gran mayoría de ellos le fueron regalados por Maradona para formar parte de su colección privada, o porque algunos otros fueron abandonados cuando abandonó el domicilio en 1998”.

En agosto del año pasado, los abogados de Maradona (Morla) y Villafañe (Burlando) supervisaron un operativo en la casa del barrio porteño de Devoto para hacer un relevamiento de “trofeos, camisetas, medallas, etcétera…”. Participó la jueza Vilma Nora Días. El abogado Burlando llevó las llaves correspondientes para demostrar colaboración y que la cerradura no fuera forzada. Y Maradona también pidió la restitución de un departamento situado en la calle Nazarre que está a su nombre, aunque allí reside su ex suegra y madre de su ex esposa Ana María Elía.

Burlando, el abogado de Villafañe, reflejó en todos los medios el punto de vista de su defendida: “En esta causa, como en todas las que tramitaron contra Villafañe, donde Maradona la denuncia por robo y estafa, jamás se demostró en su patrimonio dónde está la fuga. La denuncia porque tiene un inmueble, un auto, un reloj, pero jamás probó de dónde salió ese dinero. Jamás probó que le haya robado. Están tratando de buscar un fantasma donde no lo hay” y pidió formalmente la prescripción del delito por evasión por el que se la juzgó a su clienta.

Diego Maradona junto a sus hijos Diego Jr. y Diego Fernando y su nieto Benjamín. Foto:Diego Maradona junto a sus hijos Diego Jr. y Diego Fernando y su nieto Benjamín. Foto:

Morla (abogado de Maradona) contraatacó: “Hay un relato de la señora Villafañe y hay una realidad. Hoy quien golpeó su puerta es la realidad. En su relato de ficción decía que había ganado en cada una de sus presentaciones. Pero en la realidad, en la Justicia, que es donde se demuestran los hechos, hoy nuevamente nos están dando la razón. Se seguirá adelante con la investigación que no tiene otro objetivo que llegar a conocer qué se hizo con el dinero de Diego Maradona”.

Fue el Juzgado en lo Penal y Económico Nº 9 quien resolvió no hacer lugar al pedido de la defensa y comunicó que el delito por el que se la estaba investigando a Claudia no estaba prescripto. La cámara “A” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal y Económico sostuvo que “no se accedió al pedido de Burlando porque se encontraron bienes detallados por Claudia con fecha posterior al blanqueo de capitales al que accedió”.

¿Los conflictos judicialesl entre Diego Maradona y Claudia Villafañe continuarán a pesar de la muerte del astro? "Si los impulsa uno de los herederos, continuará. De lo contrario, todo se cae...", le reveló una fuente confiable este mediodía a Clarín. Fotomontaje¿Los conflictos judicialesl entre Diego Maradona y Claudia Villafañe continuarán a pesar de la muerte del astro? “Si los impulsa uno de los herederos, continuará. De lo contrario, todo se cae…”, le reveló una fuente confiable este mediodía a Clarín. Fotomontaje

El 25 de noviembre de 2020 a los 60 años, Diego Maradona murió y su abogado y apoderado fue vetado para ingresar al velatorio por dos de sus hijas (Dalma y Gianinna Maradona). ¿Cómo continuará esta historia? “Si los impulsa uno de los herederos, continuará. De lo contrario, todo se cae…”, le reveló una fuente confiable este mediodía a Clarín.

La serie, otro foco de conflicto
En vida, el propio Diego pidió que la serie “Maradona: Sueño Bendito”, de Amazon Prime Video, se desarrollen una serie de episodios en los que queda muy mal parada su ex esposa, En un video en el que el Diez firmó el contrato, en marzo de 2019, cuando dirigía a Dorados de Culiacán, quedó asentado: “Le comunico a usted, que bajo mi exclusiva responsabilidad, autorizo a que en la miniserie que está en desarrollo, se difundan estos episodios que me tocó vivir trágicamente”. Pero la producción decidió eliminar tres puntos, 1, 8 y 11, a causa de “la crudeza del relato”.

Los puntos de la serie pedidos expresamente por Diego y que están bajo firma fueron:

1) “Las infidelidades de Claudia Villafañe (hecho concreto accidente de auto) y su relación con (el actor) Jorge “Tontín” Taiana que comenzó mientras nosotros aún estábamos casados”.

2) “La defraudación realizada en Miami, donde Claudia Villafañe compró siete departamentos del año 2000 a la fecha, y por lo que actualmente estamos en juicio”.

3) “El testamento que me hicieron firmar en favor de mis hijas, Dalma y Gianinna, cuando yo estaba en grave estado, a punto de perder la vida”.

4) “La utilización del poder que le había otorgado a Claudia Villafañe para poner varios bienes a su nombre y de terceros, beneficiándose económicamente, en perjuicio mío”.

5) “El apoderamiento que hizo de todos los objetos que obtuve durante mi exitosa carrera como futbolista, tales como camisetas, botines, réplicas de la Copa del Mundo, etc, que ella tenía bajo su cuidado y que terminó robándomelos”.

6) “Las dos veces que estuve gravemente internado, en Punta del Este y en el Sanatorio Güemes, se aprovechó de esa situación para comprar bienes y ponerlos a su nombre”.

7) “Cuando estaba en Cuba, Villafañe me dijo que yo estaba quebrado. Yo le pedía que vendiera las cosas de oro que le había regalado y los tapados de piel, pero ella me aseguraba que las había tenido que vender para darles de comer a nuestras hijas. Ella en ese momento estaba comprando departamentos en Miami con mi dinero aprovechándose de mi débil estado de salud.

8) “La primera vez que consumí cocaína lo hice con el padre de Claudia, ya fallecido, Coco Villafañe, quien me introdujo en el mundo de las drogas”.

9) “La imposibilidad de poder notificar a Claudia Villafañe en cualquiera de sus domicilios, ya sea judicial o extrajudicialmente porque nadie, por orden de ella, recibe las notificaciones que les envío yo”.

10) “La constante amenaza que sufrí durante años, cuando quería tener contacto con mi hija Jana y me lo impedía diciéndome que no vería más a mis hijas Dalma y Gianinna”.

11) “Durante mi estadía en Cuba, Villafañe dejó de pagarles la obra social a mis padres, personas mayores, que quedaron al azar porque ella se quedaba con el dinero que yo le giraba para tal fin y no pagaba la cuota correspondiente.

12) “La deuda que me generó con el fisco italiano, ya que cobraba el dinero de los contratos y decía que le pagaba al fisco, cosa que jamás hizo, generándome un enorme problema judicial y casi la pérdida de mi libertad”.

13) “Los contratos que gestionaba y cobraba Claudia Villafañe como representante/apoderada mía y que se quedaba ella con todo el dinero”.

14) “La utilización de nuestras hijas, Dalma y Gianinna, cuando ellas tenían 13 y 12 años, respectivamente, a quienes puso como vicepresidenta y tesorera de sociedades que ella armaba en Estados Unidos para realizar sus negocios allí, falseando además su estado civil, aparecía como mujer soltera, cuando aún estaba casada conmigo según la ley. Todo eso aprovechándose de que yo tenía denegada la visa para ingresar a ese país. (Por Julio Chiappetta para Clarin // Imagen principal: Diego Maradona y Matías Morla versus Claudia Villafañe y Fernando Burlando. ¿Seguirán las causas que inició el Diez contra su ex mujer o se caerán? Fotomontaje Clarín)

ADNbaires