Sanciones al maltrato animal en CABA.

Aprobaron multas de hasta $42.800.

132
Compartir

Los animales de compañía, más protegidos. Se incorporaron como contravenciones el abandono, el encierro y otras conductas que los perjudiquen.

La Legislatura porteña estableció ayer por ley multas de hasta $42.800 para los dueños de mascotas que no las cuiden “de manera responsable”. El castigo más severo es para quienes abandonen a los animales en espacios públicos o privados, con penas que contemplan también de tres a cinco días de trabajo de utilidad pública.

La iniciativa fue sancionada con 41 votos afirmativos de los bloques Vamos Juntos, Evolución y Socialista. Hubo 15 abstenciones de la oposición; entre ellas, las bancadas de Unidad Ciudadana, Peronista y de izquierda. Por mayoría, los legisladores incorporaron al Código Contravencional un capítulo destinado específicamente al “Cuidado y protección de los animales domésticos”.

La norma cubre ciertos vacíos legales sobre situaciones que hoy no están reguladas respecto de conductas que pueden perjudicar el bienestar de los animales, por lo que desde ahora serán consideradas nuevas contravenciones. Por ejemplo, dejarlos encerrados en lugares inadecuados para su salud o teñirles el pelo, una moda que puede resultar peligrosa para perros y gatos.

En la ciudad ya está vigente una ley de alcance nacional, que data de 1954, que tipifica como delito el maltrato animal y lo penaliza; no obstante existen casos en los que comprobar el daño contra los animales resulta complicado para la Justicia local y las causas terminan archivadas.

El legislador de Vamos Juntos Daniel Presti, autor de la ley, señaló: “El espíritu del proyecto es el cuidado del animal, su bienestar, su no maltrato y la implementación de políticas vinculadas con los mismos. Y, en ese sentido, entender que cualquier persona que opte por tener un animal doméstico o de compañía asuma la responsabilidad tanto de alimentarlo como de cuidarlo y brindarle un hogar en condiciones”.

La norma aprobada ayer contiene un rango de castigos, entre los cuales el más elevado será para quienes abandonen a los animales en espacios públicos o privados y establece penas de tres a cinco días de trabajo de utilidad pública o el cobro de multas que oscilan entre 1000 y 2000 unidades fijas (UF). Se trata de la medida utilizada por el gobierno porteño para calcular el valor de las faltas al Código Contravencional y equivale al precio del medio litro de nafta de mayor octanaje. Hoy equivale $21,40, por lo que las multas irían de $21.400 a $42.800.

Además, existirán multas hasta 1000 unidades fijas y hasta cinco días de trabajo de utilidad pública a quienes “omitan recaudos de cuidado respecto de un animal a cargo” y los dueños de mascotas que los dejen “en espacios inadecuados respecto de su bienestar, afectando su salud, higiene o esparcimiento”. Por caso, animales que quedan atrapados en balcones o ventanas por horas y hasta días, o encerrados en autos en el estacionamiento de centros comerciales.

Martha Gutiérrez, presidenta de la Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal, contó a LA NACION que reciben unas 45 denuncias diarias, provenientes de todo el país, respecto de situaciones de maltrato. “Muchas de las llamadas son por casos de perros que los dueños dejan encerrados en balcones cuando se van a trabajar para que no ensucien dentro de las viviendas. Y los que también quedan abandonados en terrazas bajo el sol o la lluvia”, relató.

Por último, la iniciativa fija que a quien “menoscabe la integridad de un animal doméstico, ya sea por pintarlo o teñirle el pelo”, se lo podrá sancionar con tres a cinco días de trabajo de utilidad pública o multa de hasta $21.400.

Carla Verde, de la Fundación por los Derechos de los Animales No Humanos, recordó que el gobierno de la ciudad incumple con la ley 4351, que dispone la creación de un centro de atención veterinaria gratuita por comuna para proveer una guardia veterinaria, tratamientos antisárnicos, desparasitación y castración. “Solo existen dos centros. Por lo tanto, endilgarles a las personas que cumplan con recaudos de salud, ante esta situación económica que atraviesa el país, resulta injusto. Máxime si se quiere aplicar una multa”, opinó. (Por Valeria Azerrat para La Nación)

ADNbaires