“No se borren, los que se borran son cobardes”.

"Este es el momento de la victoria”, dijo Elisa Carrió en el CCK.

99
Compartir

La diputada chaqueña de Cambiemos disertó en la reunión de Gabinete ampliado antes 1000 funcionarios. 

Se esperaba un discurso explosivo y así fue. Elisa Carrió replicó sus dichos del pasado domingo en el búnker de Juntos por el Cambiemos frente a mil funcionarios del Gabinete ampliado y lanzó: “No se borren, los que se borran son cobardes. Este es el momento de la victoria”.

“Yo voy a decir lo que quiera, voy a hablar desde el corazón, desde el alma”, arrancó su discurso. “La primera regla que tenemos que entender, es que Dios poda el árbol para que demos más frutos, Dios nos saca la soberbia para que podamos gobernar la república por 100 años y no por un mandato”, lanzó y aclaró: “No me importa que me digan mística”.

“No nos van a sacar de Olivos los que lo quieren mover al Presidente, nos van a sacar muertos”, dijo Lilita, según pudo reconstruir Clarín en base a testimonios de presentes.

La diputada de la Coalición Cívica fue una de las oradoras de una amplia lista que cerró el presidente Mauricio Macri. A diferencia de otras oportunidades, hablaron los radicales Luis Naidenoff y Mario Negri, y también María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, y Gabriela Michetti.

“La libertad y dignidad no se consiguen con un cambio de gobierno, no hay magia, la verdadera libertad se consigue con trabajo, desde Adan y Eva. El que no quiere trabajar no tendrá libertad”, sostuvo Carrió.

La líder oficialista lanzó frases para los votantes que en las PASO le dieron la espalda al Gobierno. “Le digo al pueblo que no vote ladrones porque lo van a robar, que no vote la impunidad de todos porque no hay Argentina posible y que no vote a los que manejan las droga porque se están muriendo los chicos”.

“No seamos cómodos, a nosotros no nos votaron porque somos lindos, nos votaron porque hay millones que se jugaron en la rutas, exponiendo su vida, para libertad el campo, somos cambiemos porque hubo millones en las calles reclamando justicia, libertad y el fin de la impunidad”, los alentó.

Carrió apuntó también a la falta de compromiso al interior de Juntos por el Cambio. “Recorrí el país y vi muy pocos legisladores, funcionarios y ministros apoyando a nuestros candidatos”, disparó. “¡No he visto a ministros centrales a apoyar a los candidatos de Cambiemos!”, alzó la voz.

“Lo que nos define como personas es quien está en la derrota, ahora hay que acompañar más, porque en la victoria están todos”, arengó Lilita, quien pidió sostener al jefe de Gabinete de ministros, Marcos Peña, que quedó en el ojo de la tormenta después de los 15 puntos de diferencia que le sacó Alberto Fernández al Presidente. “Marquitos es un mártir, Todos tenemos que sostener a Marcos, porque le pegan a él para pegarle a Mauricio”, expresó.

Carrió instó a redoblar el esfuerzo en la fiscalización de los votos. Lo hizo tras denunciar ayer en Twitter presuntas irregularidades en las primarias. “Hay que cuidar los votos, hay amigos nuestros que están esquiando, amigos nuestros, el verano europeo es divino, pero se está jugando la Argentina”, criticó a quienes desestimaron la importancia de fiscalizar y se fueron de vacaciones de invierno.

“El Presidente no me invitó a los Abrojos, prefirió el pádel, así le fue, pero no me agarré la carterita, lo abracé. Soy la primera defensora de este Presidente en toda la república. Nunca me dijo que había que garantizar impunidad a nadie”, manifestó y elogió las medidas económicas anunciadas ayer: “Están muy bien”.

Hubo también una mención al candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto. “Le pido un poquito más de sutileza. Se conserva bien, pese a los años. Maneja gobernabilidad, el Senado de taquito y la institucionalidad”, explicó Carrió.

“Es fácil tener fe cuando tenés todo resuelto, pero hay que tenerla en la adversidad. No nos tienen que doblegar los corruptos”, expresó la diputada frente a un auditorio repleto de funcionarios del gobierno nacional, de la ciudad y bonaerense.

Luego, remarcó que no esta nada dicho a pesar del lapidario porcentaje que consiguió el kirchnerismo en las PASO. “Hay que aceptar el resultado y modificarlo, y como le dije a Marcos Peña vamos a tener una caída en agosto y tengo la certeza de que ganamos en octubre por paliza”.

“Pero que esto nos sirva a todos, a todos, y los funcionarios muchachos bajen, ¿entendieron? Bajen. Yo tengo más títulos universitarios que muchos de los CEOs que andan por acá, pero yo ando en la calle y me quedo dos horas firmando autógrafo. Tienen que bajar la gente los está esperando, tienen que bajar, abrazar, tienen que tocar”, los cruzó.

“Que se vaya a la miércoles el formato, Marquitos, la única seguridad es hablar desde el alma, porque la causa de la República es del alma, la causa de la libertad es desde el alma, nunca vamos a ser derrotados ni aún en la derrota porque nuestra causa es justa”, siguió. (Por Pablo Javier Blanco para Clarín)

ADNbaires