Otra vacuna se puso en marcha en el país.

155
Compartir

Científicos de la Universidad de San Martín y del Conicet comenzarán con las investigaciones para desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus, lo que los convierte en el segundo grupo nacional en sumarse a la búsqueda de este desarrollo que cuenta con más de 120 candidatos a nivel mundial, diez de los cuales ya empezaron las pruebas en humanos.

“Aunque a los dos meses que surgió el virus ya había vacunas candidatas, todos los países desarrollados o medianamente desarrollados comenzaron con proyectos propios; por un lado, porque no se sabe cuál va a funcionar, pero además porque la distribución puede ser un problema si es uno sólo el que la produce”, señaló Julia Cassataro, investigadora del Conicet en el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas de la Universidad de San Martín (UNSAM).

La especialista sostuvo que “en ese contexto, para Argentina era importante sumarse en la búsqueda porque, además, demanda un desarrollo tecnológico que implica poner a punto determinadas técnicas como de seroneutralización de los anticuerpos que sirven también para evaluar el plasma”

El grupo de investigación que Cassataro lidera de la UNSAM se fijó el objetivo de determinar en el plazo de seis a ocho meses la fórmula que utilizarán para comenzar con las pruebas.

El proyecto apuntará a la elaboración de una vacuna sobre la base de “proteínas recombinantes”.

“Hay diferentes tipos de vacunas, nosotros vamos a desarrollar una sobre la base de proteínas del virus puras, hechas en el laboratorio, porque son mucho más seguras que las que utilizan el virus completo”, explicó la especialista.

ADNbaires