Prioridades para vacunarse en el país

En el Gobierno están haciendo las correspondientes evaluaciones.

29
Compartir

“Estamos trabajando con eso”. Esa es la frase que repiten desde el Ministerio de Salud de la Nación cuando se les consulta cuál será el orden de prioridad para la campaña de vacunación contra el Covid-19. Pero a pesar del hermetismo de la cartera sanitaria, desde la Casa Rosada explicaron a LA NACION cuál es el diagrama que se anunciaría en los próximos días.

Para la primera etapa, que irá de diciembre a febrero, el país contará solo con las dosis acordadas con Rusia, y maneja una lista de prioridades que no sitúa a los docentes en la primera fila.

“Los primeros son los profesionales de la salud, luego los grupos de riesgo en función de la edad, fuerzas de seguridad, Fuerzas Armadas y maestros. Pero al tope, luego del personal de salud, están las personas que por edad y enfermedades preexistentes tienen mayor riesgo de complicaciones o cuadros graves de la enfermedad”, detallaron desde el entorno de Alberto Fernández a este medio.

Si se sigue el esquema anunciado, las primeras 600.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V alcanzarían para la mayoría de los médicos y enfermeros del país. Pero no cubriría la totalidad.

Según el recuento de los expertos que asesoran al gobierno, en el país son 215.820 los médicos activos y 197.000 los enfermeros. A este número se le debe sumar kinesiólogos y personal administrativo de los centros de salud de todo el país.

Una vez alcanzado ese número, en el esquema nacional, según el informe elaborado por el Ministerio del Interior a través del Registro Nacional de las Personas (Renaper), en la primera etapa de la campaña estarán incluidos 7.735.317 argentinos y argentinas de 60 años o más, considerados población vulnerable. Todos ellos, tal como adelantó la cartera que comanda Eduardo “Wado” de Pedro, ya fueron geolocalizados.

Con estos números, las 10 millones de dosis comprometidas por el gobierno de Vladimir Putin no alcanzarían para los cerca de 8 millones de personas que están en los primeros dos grupos de vacunación, ya que se necesitan dos inyecciones por cada persona.

“Será federal, pero se comenzará por el AMBA”
“Si bien será una vacunación federal. Por una cuestión de logística se comenzará por el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) donde hay zonas con mayor condensación de personas”, respondieron desde Casa Rosada ante la consulta sobre la diferencia entre la cantidad de personas a vacunar y las dosis que dispondrá la Argentina en los primeros dos meses del año, hasta la llegada de las adquiridas a Pfizer y AstraZeneca, prevista de marzo en adelante.

Luego, explicaron que el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) cumplirá un rol clave en esa primera etapa de vacunación en el país por tener una mayoría de sus afiliados en los grupos de riesgo.

“El dispositivo de la compra de vacunas es único se hace a nivel nacional. Las estrategias de logística son a nivel provincial y Pami va a acompañar a cada una de ellas como hizo en el medio de la pandemia (con la distribución de la vacuna contra la gripe)”, dijeron a LA NACION desde el organismo que dirige Luana Volnovich.

Desde la obra social más grande del país agregaron: “Nosotros tenemos una infraestructura, que es un recurso muy importante sobre el que naturalmente cada provincia se va a respaldar en lo que va a hacer la campaña de vacunación más grande de la historia”.

Sobre el proceso de vacunación, desde Pami contaron: “Vamos a hacer capacitaciones, voluntariados, formaremos parte de la logística y de la vacunación en las residencias de adultos mayores. En otras partes, vamos a ser sede de las vacunaciones”.

La Provincia tiene su propio orden y la Ciudad aún no negoció con Nación
En el caso de la ciudad de Buenos Aires, según explicaron a LA NACION, en los próximos días habrá un encuentro entre el equipo de Ginés González García y el de Fernán Quirós para definir la estrategia en tierras porteñas, una de las más afectadas por la pandemia si se tiene en cuenta el total de la población. “El orden lo define Nación. En estos días seguramente tengamos reuniones operativas para diagramar un poco todo el cronograma”, resumieron.

“No sé el resto de las provincias. Nosotros ya tenemos el esquema”, dijeron desde la provincia de Buenos Aires a LA NACION, ante la consulta de quiénes serían los primeros vacunados en la provincia con mayor cantidad de habitantes del país y que acumula el 42% de los contagios y el 52% de los fallecidos según los datos disponibles en el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS).

Para la administración de Axel Kicillof, el orden será: primero el personal de salud y luego las fuerzas de seguridad provinciales. En un tercer escalón, y en paralelo, estarán los mayores de 60 años, los grupos de riesgo y los docentes.

“La posibilidad es darle prioridad en segundo lugar a los efectivos de seguridad y mayores de 85, como un grupo prioritario. A los docentes hay que vacunarlos antes de marzo, o sea que hay más margen”, resumieron las fuentes bonaerenses.

En el caso bonaerense explicaron que en la actualidad cuentan con 153 vacunatorios en funcionamiento y que la idea es llegar a los 350 durante la campaña para comenzar a frenar la pandemia.

La ampliación, al igual que sucedió con las camas de atención a enfermos, no solo se limita a la infraestructura. Hoy la provincia de Buenos Aires cuenta con 2900 vacunadores. Para cubrir los 350 centros que planifican tener en el “Plan Covid” deberán llegar a los 6500 o 7000.

Por las particularidades que tendrá la vacunación frente al SARS-CoV-2, deberán hacer una capacitación los nuevos aspirantes a ser vacunadores. Se inscribieron 17.621 personas que se sumarían a los 2900 vacunadores actuales.

La capacitación consiste en tres “módulos teóricos/virtuales” y un “módulo práctico/presencial”, explicaron desde la cartera que conduce Daniel Gollán, y detallaron: “La instancia teórica se realiza en la Plataforma Educativa Virtual de la Escuela de Gobierno del Ministerio de Salud. Quienes la completen y tengan de base una formación en salud (estudiantes/graduados de medicina, odontología, obstetricia, etcétera) pueden pasar a la instancia práctica, dictada por más de 300 docentes convocados para esta capacitación”. En el caso de los enfermeros, dijeron, no necesitarán realizar la instancia práctica.

Para la práctica en los hospitales Alejandro Korn y Sor María Ludovica de La Plata y la escuela de gobierno desarrollaron 200 fantomas, que son simuladores del músculo deltoides donde se aplica la vacuna. Los músculos falsos se distribuirán en las 12 regiones sanitarias.

Las fuerzas federales suman casi 190.000 personas
Dentro de los grupos prioritarios de la Casa Rosada están las fuerzas de seguridad federales. En la primera tanda entrarían los 90.000 efectivos de la Policía Federal Argentina. Le seguirían los 32.000 de la Gendarmería y los 65.000 de la Prefectura. En conjunto llegan a los 187.000 personas.

El rol de las Fuerzas Armadas será clave en la campaña de vacunación, ya que, es la institución que cuenta con la logística de distribución más grande del país que se basa en el transporte de las urnas para las votaciones.

Esta mañana, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, detalló que la logística se divide en dos fases estratégicas: el del viaje de las dosis de vacunas hacia el aeropuerto de Ezeiza y el traslado hacia los distintos lugares de Argentina.

“Pusimos a disposición toda la capacidad de transporte que tiene la Fuerza Aérea”, con los cuatro aviones Hércules C130 y “los camiones de gran porte del Ejército Argentino, que tienen una gran capacidad de carga”, detalló en un acto en Córdoba. (Por: José María Costa para La Nación // Imagen: Desde la Casa Rosada explicaron a LA NACION cuál es el diagrama que se anunciaría en los próximos días Fuente: Reuters)

ADNbaires