Provincia: la grave situación del sistema de salud

Denuncia de residentes universitarios.

62
Compartir

Cerca de 5.700 jóvenes estudiantes realizan “guardias formativas” abocadas a la práctica específica de cada una de las especialidades. Pero en épocas de pandemia están cumpliendo funciones en la primera línea en condiciones críticas.

En medio de la segunda ola de Covid-19, con el sistema sanitario al borde del colapso, a nadie le quedan dudas del esfuerzo de los trabajadores de la salud en la primera línea. Entre ellos, un capítulo aparte merece el trabajo de los residentes, uno de los sectores más vulnerados y expuestos a condiciones de trabajo que, según denuncian, son “inadmisibles”.

Bajo el sistema de residencias, los jóvenes de distintas especialidades de salud trabajan en los distintos hospitales públicos y centros de salud de la Provincia hasta 80 horas semanales, sin aportes previsionales, sin que se les asegure su continuidad laboral, y con salarios que no alcanzan los $200 por hora. En algunos casos, incluso, sin descanso posguardia. La pandemia profundizó esta precarización y sa­có a la luz la enorme crisis del sistema de salud.

Raúl Laguna, residente de Medicina General en el Centro de Salud n° 10 de San Martín, explicó a diario Hoy que “estamos encuadrados en un reglamento obsoleto, que tiene más de 20 años y que permite que, por ejemplo, trabajemos 80 horas semanales, 8 guardias por mes sin descanso, dejamos el cuerpo y la vida en esta pandemia y ni siquiera tenemos aporte jubilatorio”.

“Nosotros estamos trabajando muchísimo, saturadísimos, tenemos la parte académica y la parte de trabajo, estamos en una guardia formativa, pero ahora estamos para hacer guardias de Covid, atención primaria de Covid, vamos a los centros de hisopados. Somos un comodín, la mano de obra barata, y nos mueven de un lado a otro”, explicó.

Asimismo, Laguna detalló que “todas estas decisiones no solo van en contra de nuestras condiciones formativas, sino que además estamos trabajando en un sistema saturado, sin equipos, donde hemos visto reciclar camisolines quirúrgicos, usar doble barbijo porque uno estaba roto; todas esas condiciones son invisibilizadas”.

Según indicó Laguna, actualmente hay 5.700 residentes en todo el territorio bonaerense, más allá de que el año pasado el gobierno de Axel Kicillof incorporó a 1.137 a la carrera hospitalaria: “Metemos el cuerpo, dejamos la vida en el sistema público, ¿cuándo nos van a garantizar que podamos trabajar? Queremos trabajar en el sistema público de salud, y por eso necesitamos este mecanismo donde se ofrezca de manera constante una vacante y que todos los ingresos de residentes sean en la salud pública”.

“Seguimos saturadísimos, compran camas de terapia, pero no hay terapistas. Entonces, queremos decir que las medidas son insuficientes, necesitamos vacunación masiva para el sector de la salud e insumos”, finalizó.

ADNbaires