Qué no se podrá hacer desde mañana en CABA

14
Compartir

El gobierno porteño anticipó que acatará las medidas que deberían publicarse en el Boletín Oficial, aunque admitió que recurrirá a la Corte Suprema por la presencialidad en las aulas.

Con expectativa y un hermetismo pocas veces visto desde que se anunció el primer aislamiento preventivo con la llegada del coronavirus, el año pasado, los funcionarios porteños aguardan la publicación del decreto de necesidad y urgencia tras los anuncios de anoche de Alberto Fernández. La palabra oficial del Presidente sentó las bases del alcance de las nuevas medidas, pero el documento establecerá el detalle de los lineamientos de las actividades que estarán restringidas en la ciudad y el área metropolitana.

“Respecto a las medidas relativas a la nocturnidad, la actividad comercial y recreativa, y la circulación no fuimos consultados. Nuestra posición es que hubiésemos esperado al menos diez días para evaluar el impacto de las decisiones de la semana pasada, que es lo mismo que dijo ayer la ministra de Salud de la Nación [Carla Vizzoti]”, sostuvo hoy Horacio Rodríguez Larreta en el anuncio que realizó en la sede de gobierno de Parque Patricios.

“Un decreto de necesidad y urgencia del Gobierno nacional que tiene fuerza de ley y, por supuesto, está por encima de la legislación local, debe cumplirse. Pero rechazamos totalmente la participación del Ejército y de las fuerzas federales en las calles de la ciudad si esto no está coordinado como corresponde y ajustado a las leyes vigentes, como siempre hicimos”, sostuvo el jefe de gobierno porteño.

De esta forma, Rodríguez Larreta anticipó la decisión que adoptará la Ciudad a partir de mañana, aunque haciendo una mención especial respecto de la educación en las escuelas, para lo cual pidió al Presidente un encuentro para hoy con la intención de retomar el diálogo. Además de confirmar que presentará un recurso de amparo ante la Corte Suprema para garantizar las clases presenciales, Rodríguez Larreta dejó entrever que desde esta medianoche la Ciudad acatará las normas que establecerá el DNU presidencial.

Restricción a la circulación nocturna
La primera medida que tendrá impacto desde la madrugada es la restricción de la circulación que se ordenó entre las 20 y las 6, con controles de las fuerzas de seguridad que deberían terminar de definirse a lo largo de la jornada. Hasta el momento la prohibición para estar en la vía pública, según lo establecido la semana pasada, está vigente entre las 0 y las 6.

Bares y restaurantes
Por esta medida, en principio, la gastronomía porteña deberá dejar de funcionar antes de las 20 para que los trabajadores y los clientes pueden llegar a sus domicilios sin tener problemas de circulación. La modalidad delivery, en aquellos locales que puedan ofrecerlo, estará permitido durante la extensión del DNU, vigente hasta el 30 de abril. Se aguarda alguna precisión sobre si los trabajadores esenciales y los exceptuados podrán circular pese a la veda.

Actividades
Respecto de la actividad comercial el horario permitido será entre las 9 y las 19 y fuera de ese horario los comercios deberán permanecer cerrados en la ciudad y en toda el área metropolitana, lo que incluye el cierre total de los shoppings durante las próximas semanas.

Las actividades recreativas, culturales, sociales, deportivas y religiosas en lugares cerrados también quedarán prohibidas desde mañana. Por lo tanto deberán cerrar los cines, los gimnasios, los templos, los teatros y todo aquel espacio incluido en estos rubros.

Estas medidas profundizan lo anunciado la semana pasada y también incluye la prohibición de las reuniones sociales en los ámbitos privados donde, según la opinión de expertos que siguen la evolución de la curva de contagios en esta nueva ola, es donde mayor cantidad de casos se producen. Hasta nuevo aviso los encuentros en lugares cerrados quedarán suspendidos, aunque podrán seguir manteniéndose al aire libre con hasta 20 personas y cumpliendo los protocolos sanitarios correspondientes.

¿Podrán salir los runners?
El mensaje presidencial no incluyó la actividad deportiva al aire libre, individual ni colectiva, dentro del horario permitido, por lo que en la Capital se podría salir a correr, andar en bicicleta o realizar otro tipo de actividad física en espacios abiertos como plazas o parques.

A pesar de las diferencias planteadas con el Presidente, Rodríguez Larreta admitió que el nuevo escenario de restricciones llega en un momento en que la situación sanitaria tiende a complicarse en la ciudad, con un promedio de casos diarios que se elevó a 2600, cuando la semana pasada se encontraba en 1900, un índice de contagiosidad (o número R) por encima de 1 y la ocupación de camas de terapia intensiva del sistema público en el 53,5% de su potencial.

“Cuanto más preocupados estemos, más rigurosos tenemos que ser con las medidas y más tenemos que planificar con responsabilidad. Hace solo seis días, en base a nuestros indicadores, consensuamos con el Gobierno nacional una serie de medidas que, por supuesto, apuntan a cuidar la salud, pero también el trabajo, la educación, los deportes, los cultos y el resto de las actividades”, sostuvo el jede de gobierno.

Quedará, entonces, conocer los detalles del DNU, que debería publicarse antes de la medianoche, para saber si el Gobierno porteño debe modificar o ajustar las medidas que entrarán en vigencia mañana. Por el momento, ya confirmó que recurrirá a la Justicia para pedir por la presencialidad en las aulas mientras espera respuesta por el encuentro que pidió con Alberto Fernández. (Imagen: La actividad gastronómica en toda la ciudad estará prohibida entre las 20 y las 6, mientras que los comercios de todos los rubros podrán abrir entre las 9 y las 19Santiago Filipuzzi // Por Mauricio Giambartolomei para La Nación)

ADNbaires