Qué quieren los K y qué buscaría Massa.

Alberto Fernández dijo desde Uruguay que no tiene problemas en ir a una primaria con el tigrense.

309
Compartir

Dicen que Alberto Fernández y Sergio Massa conversarán en las últimas horas de este viernes. El tigrense pondría sobre la mesa el pliego de condiciones para sellar el pacto de unidad con el kirchnerismo. En los búnkers del Frente Renovador piden silencio por 48 horas al cabo de las cuales podría haber haber novedades. El candidato de Unidad Ciudadana dijo desde Uruguay que no tiene problemas en ir a una interna con el tigrense.

Sergio Massa abrió las puertas para pactar con el kirchnerismo su acompañamiento en las próximas elecciones. La conclusión de la convención nacional de su partido, el Frente Renovador, fue un mandato para que el exintendente de Tigre negocie los “acuerdos que sean necesarios y oportunos para construir una coalición opositora”.

Massa dejó claro en Parque Norte que la prioridad es evitar la reelecciónde Mauricio Macri y que, si se requiere, puede prescindir de competir electoralmente. “Yo no necesito cargos”, dijo ante el auditorio.

Massa no fue explícito en su plan. Pero muchos lo dan por descontado. Incluso sus aliados de Alternativa Federal.  Miguel Pichetto concluyó que la propuesta del FR  es “ir al encuentro de Unidad Ciudadana”, el espacio que lidera Cristina Fernández. Aunque pidió que Massa ratifique su pertenencia al frente que lidera el cordobés Juan Schiaretti, la de Pichetto sería apenas una expresión de deseo mientras los alternativos languidecen.

En los búnkers massistas le escapan a las precisiones. Piden 48 horas antes de hablar. Es la línea que les bajó Massa. Al cabo de ese lapso podría haber novedades.

Según trascendió, Massa y Alberto Fernández, el hombre que Cristina puso a encabezar la lista presidencial, conversarán en la noche de este viernescuando el ex 1er jefe de Gabinete de la exPresidente (el 2do fue el mismo Massa) esté vuelta de su visita a Uruguay, donde se vio con el exmandario local José ‘Pepe’ Mujica. No está claro si se verán o hablarán a la distancia. Se especula que en esa charla saltarán las demandas que Massa pondrá sobre la mesa.

No parece haber mucho margen de imposición para el exalcalde de Tigre. Un artículo del diario Ámbito Financiero reflota la posibilidad de que se anote para competir por la gobernación. Pero Alberto F., en público, dio por descartada esa chance. Además, Axel Kicillof ya se calzó el sayo de candidato bonaerense y aparece muy firme allí para enfrentar a María Eugenia Vidal. Fernández tampoco le ve a Massa un futuro cercano en una banca, por lo que se desecha también la posibilidad de que encabece la lista de diputados nacionales por la provincia. Ese lugar, como ya consignó Urgente24, le correspondería a Felipe Solá.

Fernández, por otro lado, alentó a que Massa se presente como precandidato y compita con él en una PASO. Pero nadie en las oficinas del FR se anima a confirmar que su líder político se someta a una derrota que puede tener efectos imprevistos en su futuro dirigencial.

¿Qué le queda a Massa para negociar? Una aproximación la da el portal eldestape.com, cercano al Instituto Patria. Escribió Nicolás Lantos:

“Es muy posible que el tigrense decida, finalmente, dejar pasar este turno electoral y negociar, a cambio de su apoyo, lugares en las listas para la legislatura bonaerense, donde tiene su principal base de sustento y algunos espacios clave en la cámara de Diputados para sus principales espadas parlamentarias.

Desde el búnker del Frente Patriótico le ofrecieron también un lugar para él en un eventual gabinete, pero Massa preferiría reservarse para competir por una banca en 2021 y desde allí catapultarse nuevamente como precandidato presidencial. Con ese plan en mente, puso sobre la mesa de negociación algunas de las cajas más importantes con las que contaría la próxima gestión. En concreto, pidió poner gente de su confianza al frente del ANSES, de YPF, del PAMI y de Aerolíneas Argentinas”.

ADNbaires