Radicales piden medidas acordadas con Alberto Fernández.

También hacen foco en la representación parlamentaria

111
Compartir

Para el jefe del interbloque de Cambiemos, “no hay una transición ni hace falta una reunión entre Alberto Fernández y Mauricio Macri”.

“Los antecedentes en Argentina dicen que el gobierno que pierde se transforma en un gobierno débil. Pero la del domingo fue una elección de ficción, porque terminó con candidatos con efecto de electos, cuando no es así”, sostuvo el jefe del interbloque de diputados del oficialismo, Mario Negri, en diálogo con Infobae.
“No hay una transición ni hace falta una reunión entre Alberto Fernández y Mauricio Macri. El Gobierno tiene derecho a competir y a buscar recobrar la confianza de sectores que no lo apoyaron”, agregó enfático.

Sin embargo, por lo bajo, en su entorno advierten que “alguien debería ocuparse de establecer puentes -aunque sean silenciosos- para lograr que la oposición se pronuncie sobre determinados temas a fin de traer tranquilidad a la situación de incertidumbre económica”.

“Además, en octubre está en juego la representación parlamentaria, que hay que cuidarla y tratar de aumentarla”, advirtió consciente de que el Congreso será un escenario clave ante la paridad que tendría la Cámara baja entre el número de diputados del Frente de Todos y el de Juntos por el Cambio si se repitieran en las generales los números del domingo.

Negri también se refirió a la forma en que fue ovacionada por empleados aeronáuticos la ex presidenta Cristina Kirchner y candidata a vice ayer al llegar a Aeroparque proveniente de Santa Cruz, luego del abrumador triunfo el domingo. “Hubo una elección, no un indulto”. Y se explayó: “En el imaginario colectivo de la gente está instalado que si ganan, se acaban las causas judiciales, y eso habla muy mal del país como república”.
 
Congreso paralizado
 
Después del resultado en las Primarias, fuentes parlamentarias del oficialismo consultadas por este medio se mostraron escépticas de que haya sesión antes de las elecciones de octubre, como se había previsto originalmente antes de las PASO.

Sin embargo, es probable que el ingreso del Presupuesto el 15 de septiembre próximo obligue a interrumpir la virtual parálisis en que quedará sumido el Congreso por la pelea electoral
“Ni siquiera pudimos tratar el proyecto de ley de góndolas que tenía consenso, con pocas diferencias entre el dictamen del Frente Renovador y el de Cambiemos”, se lamentó una espada legislativa del PRO. Entre otras iniciativas pendientes, que difícilmente serán aprobadas este año electoral, están las del maltrato animal y la del juicio en ausencia.

“Mucho menos, vamos a poder tratar el proyecto de Ficha Limpia que aprobamos en Comisión la semana pasada, con la oposición del kirchnerismo”, se quejó otro legislador del interbloque de Cambiemos sobre la inicitiva que busca impedir que los condenados por delitos de corrupción puedan presentarse como candidatos a cargos electivos.

Pedido de Lilita
Más allá de estos pronósticos, esta tarde, después de reunirse con el presidente Macri, Elisa Carrió posteó un tuit donde le pidió “una reunión formal” a Negri, como presidente del interbloque, para “tomar medidas legislativas en materia de impuestos a las ganancias, moratorias impositivas y suspensión de ejecuciones”.

La diputada de la Coalición Cívica pretende impulsar una serie de temas desde el Congreso destinados a darle algún tipo de respuesta a la clase media que, según los análisis que hacen en la Casa Rosada, desilusionada y enojada por la crisis económica, decidió darle la espalda al Gobierno el domingo.

Sin embargo, el propio Negri relativizó ese pedido al ser consultado por Infobae. “Con Lilita hablamos todos los días, y me llamó hoy para contarme de su reunión con el Presidente”, afirmó el diputado radical.

Más allá del reclamo que hizo público Lilita, una alta fuente del oficialismo en el Congreso admitió que ninguna de esas iniciativas podría ser impulsada sin el aval explícito del Ejecutivo. “Y si así fuera, con el clima político existente, ¿vos creés que la oposición le va a regalar al Gobierno la aprobación de alguna de esas propuestas? No tenemos el número necesario para imponerlas si no hay acuerdo”, admitió realista otro diputado de Cambiemos.

Un colega del PRO fue aún más crudo: “No podemos arriesgarnos a abrirles el Congreso para, en minoría, exponernos a que nos voten un congelamiento de tarifas, y pagar el costo político ante la gente por oponernos”.

Negri se juntó ayer en una reunión informal con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y con el nuevo presidente del bloque de diputados del PRO, el porteño Álvaro González, que reemplaza a Nicolás Massot por su partida a Estados Unidos. Café de por medio, la derrota en las PASO fue el tema insoslayable, así como un punteo de las iniciativas que tienen dictamen de Comisión y que probablemente no sean tratadas hasta después de octubre.

Reunión de diputados del PRO
González tendrá su debut al frente del bloque esta tarde a las 18:30 cuando reúna a los 55 diputados macristas para “hacer catarsis interna”, tras la dura derrota en las Primarias.

El motivo oficial de la convocatoria es analizar “una agenda parlamentaria preliminar” de temas que el bloque quiera tratar de acá a fin de año, para luego consensuarlos con sus socios de la UCR y la Coalición Cívica. Pero en realidad, como le admitió una espada del PRO a Infobae, la reunión será más de “evaluación política, informe de la situación en cada distrito, y de mantenimiento interno”.

Hasta la semana próxima no habrá reunión del bloque de Cambiemos en su conjunto, según le adelantó Negri a este medio, aunque los radicales se verán las caras mañana en el Comité Nacional, en una reunión de la que participará el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, uno de los dirigentes radicales más críticos de las políticas económicas del gobierno nacional. En su provincia, donde las elecciones a gobernador serán el 29 de septiembre, Macri perdió frente a Fernández por 3 puntos. (Por Mariel Fitz Patrick // Foto: El jefe del interbloque de Cambiemos en Diputados, Mario Negri (Télam))

MEDIDAS ACORDADAS

Entre los pases de factura y la necesidad de sostener la campaña por los candidatos a legisladores, referentes radicales analizaron los próximos pasos luego del mazazo electoral del domingo. En privado hubo críticas al discurso de Mauricio Macri luego de la derrota, en la previa a una cena armada para la catarsis y la preparación de un paquete de propuestas para llevarle directamente al Presidente. También adelantaron que le pedirán que negocie con Alberto Fernández las medidas para calmar la incertidumbre económica.

“Tiene que volver la política, basta del Big Data y esas estupideces. Hay que llegar a un acuerdo con Alberto F., no para reconocer la derrota sino para competir”, dijo a Clarín uno de los principales dirigentes de la UCR, y agregó con crudeza: “Pierde poder, sí, pero ya lo perdió el domingo. No le vemos otra salida. No hacer nada o seguir solos va a seguir agravando la situación”. En conversaciones cruzadas repasaron la necesidad de implementar medidas para contener el dólar y la inflación, garantizar el abastecimiento y prorrogar vencimientos de Leliqs.

“En este momento estamos en el mismo barco, en la misma boleta. Después de octubre nadie sabe qué puede pasar”, admitió otro de los referentes en estas horas. La distancia que tomaron los radicales quedó de manifiesto en el contraste con Elisa Carrió, la socia que tomó el micrófono el domingo en Costa Salguero para intentar levantar el clima y este martes se reunió con Macri en Olivos.

Gerardo Morales fue el único que pasó por la Casa Rosada este martes para encontrarse con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. “Por temas de la provincia”, salieron del paso en el Gobierno. El mandatario jujeño, su par mendocino Alfredo Cornejo -titular del partido- y el correntino Gustavo Valdés se juntaban a cenar con las autoridades legislativas Mario Negri, Angel Rozas y Luis Naidenoff, y otros dirigentes.

En los primeros contactos luego del impacto por la ventaja de la fórmula Fernández-Fernández coincidieron en la perplejidad por el discurso de Macri. “A nadie le ha caído bien el mensaje. ¿Por qué no salió Marcos (Peña) a hablar? Al Presidente le metés tres piñas, lo tirás al suelo y después lo exponés así…”, cuestionó uno de los comensales. “No ganamos un solo voto y empeoramos la situación económica”, reforzó otro, convencido de que no quedará otra que consensuar con Alberto F.: “No hay margen para decisiones unilaterales después de haber perdido por 16 puntos. Competir con menor conflictividad va a ser lo mejor para los dos”.

Macri aseguró el lunes que llamó a todos los candidatos que superaron el filtro de las primarias, aunque el postulante del Frente de Todos lo negó. El Presidente habló sólo con Roberto Lavagna, José Luis Espert y Juan José Gómez Centurión.

Cornejo y Morales separaron las elecciones provinciales de las nacionales, una decisión que consideraron acertada a partir de los resultados. Macri perdió en Mendoza por poco más de tres puntos (el gobernador quedó abajo por una diferencia menor, de casi 10 mil votos, para Diputados), en Jujuy por 17 y en Corrientes por casi 20.

“Hay un voto de rechazo a la política económica del Gobierno nacional. La ciudadanía no esta conforme con esa política”, aseguró Cornejo en San Rafael. En esa provincia habrá elecciones a gobernador el 29 de septiembre. “Ha habido una subestimación de la situación económica. Hay que revisar el vínculo con la gente y entender el contexto actual”, declaró Morales en la misma línea. (Por Martín Bravo para Clarín)

ADNbaires