Rechazan el uso de la Ivermectina en Europa

En Argentina, aunque la ANMAT no la autoriza, cada vez más provincias recomiendan su uso.

17
Compartir

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) concluyó que los datos científicos disponibles hasta la fecha no apoyan el uso de la ivermectina para la prevención ni el tratamiento del coronavirus fuera de los ensayos clínicos bien controlados. El organismo sostiene que se necesitan más estudios aleatorizados para determinar si el producto es eficaz y seguro.

El mismo lineamiento viene siguiendo la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT) que tampoco aprobó la administración de ivermectina para combatir el covid. Considera que la evidencia científica no es aún clara y los estudios que se han realizado hasta el momento no cuentan con el número suficiente de pacientes para demostrar su eficacia clínica.

La misma retórica sostiene la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) que, desde el 10 de octubre de 2020 y mientras no existan pruebas de mayor calidad, desaconseja utilizar la ivermectina para el tratamiento y/o profilaxis del SARS-CoV2 (al margen de estudios bien diseñados, debidamente registrados, y que sean éticamente aceptables).

“La evidencia que hay es muy débil. Debemos esperar a tener más información. El empleo de una medicación en carácter de uso compasivo, solo está autorizada para pacientes debidamente identificados, lo que excluiría la administración de la ivermectina en forma masiva como actualmente se pretende”, señala Omar Sued, infectólogo, presidente de SADI.

La ivermectina es un agente antiparasitario de amplio espectro en medicina humana y veterinaria. En pruebas in vitro mostró su potencial como inhibidor del virus SARS-CoV-2. Cobró trascendencia cuando algunas investigaciones clínicas mostraron proveer una significativa reducción en el riesgo de contagio y en la mortalidad de los positivos.

Algunas  provincias argentinas, como Misiones, Salta, Jujuy, Corrientes, Tucumán y La Pampa, las cuales ya la están utilizando como política oficial para la profilaxis en personal sanitario y como tratamiento para los pacientes contagiados. Mientras que otras, analizan la situación y han mostrado interés en la medicación.

Voces a favor
“Ante el impacto negativo de la pandemia y la urgencia en la demanda de un tratamiento eficaz, la información científica disponible sobre la ivermectina debería ser suficiente para una aprobación de emergencia. Más que nada, considerando que por fuera de la vacunación no hay otra herramienta de ayuda disponible”, apuntan profesionales del Centro de Investigación Veterinaria Tandil (CIVETAN), sin desconocer que los datos con que se cuenta, hasta el momento, sean escasos.

Por otro lado, uno de los estudios llevado a cabo por los médicos argentinos Héctor Carvallo -ex coordinador académico del Hospital Zonal General de Agudos Eurnekian- y Roberto Hirsch -jefe del Departamento Enfermedades Infecciosas del Hospital Muñiz- había concluido en que la ivermectina es un efectivo método para tratar contra el SARS-CoV-2 a personal sanitario y sus contactos. Además, recomiendan implementarla en los grupos de población vulnerables: institutos geriátricos y psiquiátricos, orfanatos y prisiones, entre otros.

“Esta droga no se aprueba porque no le deja rédito económico a nadie ni se puede hacer discrecionalidad partidista con ella. Confío en que se va a seguir usando de oficio porque es el único tratamiento que, hasta ahora, ha dado resultado. Las provincias que lo están implementando lo hacen porque antepusieron el bienestar de sus habitantes a cualquier tipo de interés. Incluso, muchos médicos y gran parte de la población la utilizan off label (fuera de prospecto), en casi todo el país. Por nuestra parte. hemos realizado y publicado un estudio multicéntrico, donde se resumen las experiencias positivas. Espero que la aprobación de la Ivermectina llegue antes del inicio de la segunda ola de la pandemia”, sintetiza Carvallo. (Por Penélope Canonico para Clarin)

ADNbaires