Sputnik V: Gamaleya avala alargar la segunda dosis

El instituto que diseñó, fabricó y patentó la vacuna rusa está de acuerdo en pasar de 21 días a tres meses // Hubo referencia a la ANMAT de Argentina.

163
Compartir

El director del instituto, Alexander Gintsburg, dijo que extender el tiempo “no afectará la respuesta inmune” y que, en algunos casos, incluso la puede potenciar y prolongar.

La vacuna rusa Sputnik V, la primera que llegó al país, ya demostró una eficacia de 97,6% según un estudio de la nación gobernada por Vladimir Putin y ahora, desde el Centro Gamaleya donde desarrollaron el fármaco confirmaron que extender el intervalo entre las dos dosis “no afectará la respuesta inmune”. La conclusión emerge de la experiencia obtenida en las campañas de inoculación mundiales con dicho componente.

“Con respecto a la vacuna Spuntnik V diseñada por el Centro Gamaleya, creemos que es posible incrementar el intervalo mínimo entre la primera y la segunda dosis, desde los 21 días aprobados previamente, hasta los tres meses. Extender el intervalo no afectará la respuesta inmune inducida por la vacuna y, en algunos casos, la potenciará y prolongará”, aseguró el director del Centro Gamaleya, Alexander Gintsburg.

BREAKING: A. Gintsburg, Gamaleya Inst. Director: It’s possible to increase the interval between 1st & 2nd Sputnik V vaccine shots from 21 days up to 3 months. Extending the interval won’t affect the immune response and may even enhance and prolong it.https://t.co/Yinpj1nygl

— Sputnik V (@sputnikvaccine) April 26, 2021

Según un comunicado emitido por la página oficial de la Sputnik, la conclusión llega por la experiencia del Centro en la interacción con vacunas que utilizan una plataforma idéntica de adenovirus y, con más importancia, de las “exitosas y masivas campañas de vacunación en Rusia y otros numerosos países”.

Incluso, la nota de prensa menciona a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) de la Argentina. “Como desarrolladores de la vacuna, apoyamos las declaraciones previas, realizadas de manera independiente por respetados reguladores de la salud, como la Anmat, en extender el intervalo entre dosis”, indicaron.

En la Argentina -donde el Gobierno apostó de forma incipiente al fármaco ruso-, según el Monitor Público de Vacunación, 6.341.959 personas recibieron la primera dosis y solo 872.745, la segunda. Ahora, desde el Centro Gamaleya respaldaron oficialmente la práctica de dilatar el tiempo entre inoculaciones.

“También creemos que, dada la excepcional y alta demanda de la vacuna entre la población, esta decisión aceleraría significativamente la inmunización”, consignaron en el comunicado desde Rusia y cerraron: “Creemos que es menester de cada regulador nacional decidir si retener el intervalo entre dosis en 21 días o extenderlo hasta tres meses”.

ADNbaires