Sturzenegger explicó el fracaso del gobierno de Macri.

94
Compartir

Fue presidente del Banco Central hasta 2018, cuando renunció en medio de una corrida cambiaria.

“La presidencia de Mauricio Macri ​está llegando a su fin. Con una caída en el ingreso per cápita de cerca del 10% y una inflación acumulada superior al 300% en sus cuatro años, sería fácil declarar su presidencia como un fracaso (lo que, en términos de resultados económicos, fue)”.

El autor de este testimonio es Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central entre 2015 y 2018. Había renunciado a su cargo en medio de una corrida bancaria (dólar, en ese momento, en 28 pesos) y lo reemplazó Luis Toto Caputo​, quien también renunciaría a ese puesto luego de una gestión de 100 días (el dólar, ahí, estaba en casi 39 pesos).

El ex funcionario comenzó así su columna en la revista norteamericana Americas Quarterly. Se trata de un artículo publicado cuatro días después de que Alberto Fernández​ fuera electo presidente de la Nación, poniendo fin así —en rigor, será el 10/12— cuatro años de gobierno de Mauricio Macri.

Sturzenneger lo pone con estas palabras: “El fracaso económico es sorprendente porque Macri se enfrentó no solo a un escenario internacional relativamente benigno (sin cambios significativos en sus términos de intercambio, por ejemplo), sino también porque recibió un apoyo sin precedentes de una serie de circunscripciones”.

En otras palabras, para el ex titular del Central los resultados económicos explican por qué Macri perdió su intento de reelección.

Sí, aclaró: “Pero aún vale la pena señalar que Argentina hizo un progreso sustancial durante estos años”. En esos términos, dijo que se “corrigió la corrupción policial, se mejoró la seguridad, la prensa habló libremente y las instituciones democráticas prosperaron”.

El ex banquero del Central dijo que para 2017 “la economía estaba en un ciclo virtuoso”: “creció un 4% ese año, mientras que la inflación disminuyó drásticamente, particularmente la inflación núcleo, que se encontraba muy por debajo del 20% hacia fines de 2017”-

Sturzenegger ubicó como núcleo de la crisis financiera que el Tesoro “presionara para retratar el proceso de desinflación”. “Después de ganar las elecciones de mitad de período, tal vez porque pensó que los riesgos habían disminuido, Macri se puso del lado del Tesoro y tomó la decisión de cambiar los objetivos de inflación, socavando su propio marco macroeconómico y desencadenando una crisis financiera”.

Sostuvo: “El cambio en los objetivos de inflación hizo que la demanda de activos en pesos se derritiera, lo que provocó una parada repentina y una depreciación de las divisas, lo que a su vez hizo que la deuda en dólares fuera más costosa. Con las expectativas de inflación sin anclaje y el financiamiento prácticamente desaparecido, las políticas monetarias y fiscales se vieron forzadas hacia un modo muy contractivo, lo que condujo a una fuerte recesión”.

Pese al cuadro de grave crisis económica —dice Sturzenegger— “Macri, lejos de desanimarse, decidió luchar. Lanzó una movilización de 30 ciudades que se convirtió en un grito masivo, pacífico e inspirador en defensa de los valores democráticos y la libertad”.

Finalmente, afirma que Alberto Fernández puede obtener apoyo para implementar un congelamiento de todas las variables económicas (salarios, precios, precios de servicios públicos y jubilaciones), como así también usar la fuerte depreciación reciente del peso para aumentar los impuestos a la exportación.

Concluye: “Todo lo cual puede proporcionar un punto de partida más estable para un nuevo gobierno”.​ (Foto: Federico Sturzenegger, ex presidente del Central. Photographer: Christopher Goodney/Bloomberg)

ADNbaires