Tras las denuncias, Gildo Insfrán modificó los protocolos

Cambios en el aislamiento por coronavirus y los ingresos a la provincia de Formosa.

17
Compartir

El gobierno de Formosa presentó su nuevo protocolo, que ahora incluye la posibilidad de que las personas contagiadas cumplan el período de aislamiento en sus domicilios.

Tras las denuncias por abusos en los centros de aislamiento para pacientes con coronavirus y sus contactos estrechos, el gobierno de Formosa que conduce Gildo Insfrán estableció un nuevo protocolo para permitir que esas cuarentenas se cumplan en domicilios particulares.

El gobierno de Formosa presentó este miércoles las nuevas pautas que diseñó el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19, que incluyen la flexibilización de varias de las polémicas medidas que se aplicaron para aislar a los casos confirmados y a los potenciales pacientes.

Ahora, Formosa indicó que pondrá en marcha “un sistema de cuarentena mixto en CAPS (Centros de Alojamiento Preventivo) y en domicilios particulares y se establecieron excepciones”.

Se definió que las cuarentenas de contactos estrechos y por ingreso ordenado a la provincia serán de 14 días, de los cuales los primeros 10 se completarán en un centro y los últimos 4 días en el domicilio.

“En el caso de grupos familiares con menores de edad, personas con comorbilidades constatadas, adultos mayores de 60 podrán optar por realizar los 14 días de cuarentena en su domicilio”, aclararon.

Respecto a la “internación de pacientes positivos asintomáticos o leves”, se indicó que “deberán pasar 10 dias en un centro de atención sanitaria pudiendo ser dados de alta luego, mientras que en el caso de pacientes menores de edad la internación podrá́ ser domiciliaria”.

Además, el gobierno de Insfrán resolvió que se permitirá el ingreso a la provincia de aquellas personas que hayan cumplido los 21 días desde la aplicación de la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus. En esos casos, se habilitará la entrada sin que se cumpla con el período de cuarentena.

“Las cuarentenas e internaciones domiciliarias tendrán un seguimiento y en caso de incumplirse deberán continuarse en un Centro de Preventivo o Centro de Atención Sanitaria, según sea el caso, sin perjuicio de las acciones Penales y/o contravencionales que correspondan”, agregaron.

Por las crecientes denuncias, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, mantuvo el martes una reunión con representantes de la organización Amnistía Internacional (AI) para analizar la situación de los derechos humanos en Formosa en el contexto de la pandemia de coronavirus.

La entrevista había sido solicitada días atrás por la representación argentina de la ONG ante las denuncias de abuso y arbitrariedades presuntamente cometidas por parte de la policía de esa provincia.

La semana pasada, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, viajó a la provincia para recorrer algunos de los centros de aislamiento en los que se denunciaron abusos y se reunió con varias de las personas que impulsaron las presentaciones.

Al término de su gestión, Pietragalla dijo que “no hay violación sistemática de derechos humanos en Formosa” y que plantear eso “es casi un chiste”.

El funcionario nacional viajó tras las denuncias que comenzaron a hacerse públicas a fines del mes pasado y con las que se advirtió que el gobierno de Insfrán propició confinamientos compulsivos de los vecinos y falta de atención en esos centros de aislamiento.

Incluso, en el medio se produjo un episodio que recalentó la discusión: la policía formoseña detuvo a las concejalas Gabriela Neme y Celeste Ruiz Diaz, dos de las referentes que se pusieron al frente de las denuncias. (Imagen: Entrada a la ciudad de Formosa, vigilada)

ADNbaires