Estatales: aumento del 32% y bono de $7000.

La Gobernadora cerró esa cifra con los sindicatos y un bono de $3500 para todos los jubilados y pensionados.

44
Compartir

Los docentes rechazaron el acuerdo y ATE advirtió que la inflación acumulada va a rondar el 47%.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, anunció hoy que cerró la paritaria con los empleados públicos, acordando aumento del 32% y un bono de 7.000 pesos para fin de año, en tanto que para 2019 prevé una suba salarial del 20% con instancias de readecuación en función de la inflación. Los docentes rechazaron la propuesta y ATE advirtió que los trabajadores son condenados a perder poder adquisitivo porque la inflación es del 47%.

Durante una conferencia de prensa, dijo que este acuerdo abarca a más de la mitad de los trabajadores estatales bonaerenses, al tiempo que lamentó que no haya sido aceptado por los gremios docentes, aunque, prometió: “No vamos a renunciar a seguir dialogando”.

La propuesta consiguió el visto bueno de los gremios UPCN y la FEGEPPBA (la Federación que agrupa a los gremios de Salud Pública), Soeme, APOC y AERIn y fue rechazada por Cicop y Amra (trabajadores de la salud), Aemopba (Obras Públicas), los gremios que representan a trabajadores de casinos y pilotos y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Pese a la falta de un acuerdo se abonará igualmente a los docentes el bono, como así también al resto de los empleados estatales.

“Todos los trabajadores estatales van a cobrar un bono de 7 mil pesos que se suman a los aumentos ya otorgados y para 2019 un 20 por ciento con instancia de adecuación por inflación”, afirmó la mandataria.

Sobre la falta de un acuerdo con docentes, sostuvo: “Podría haber firmado un decreto, pero vamos a seguir dialogando con firmeza y compromiso”.

“Que haya sido rechazado por gremios docentes después de 20 reuniones y 11 propuestas distintas, pero no vamos a renunciar a seguir dialogando”, indicó.

La presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini destacó que “la propuesta ni merece ser puesta a consideración”.

“Fueron veinte reuniones y once propuestas. Nuevamente, el tiempo nos da la razón. Nos quedamos con 15 por ciento de pérdida salarial”, argumentó. Y agregó que “están reconociendo implícitamente que todas las propuestas fueron a la baja. Lo de hoy fue una cita para notificarnos la decisión del Gobierno”.

El secretario general de ATE bonaerense, Oscar de Isasi, dijo que “el Gobierno, una vez más, hizo una propuesta de aumento que nos condena a perder poder adquisitivo del salario. Contempla un aumento del 32% a diciembre cuando la inflación acumulada del año en curso va a rondar el 47%”.

“Además, el gobierno dejó planteado un aumento del 20% en cuotas para todo el año 2019, con una cláusula de revisión a mitad de año y otra de monitoreo en noviembre. Mientras el propio FMI estima que la inflación del año próximo será del 32%”, añadió el gremialista.

En los últimos días, Vidal anunció un paquete de medidas para atenuar el conflicto social y en el caso de los estatales, decidió adelantar el pago del aguinaldo de fin de año, que se hará efectivo en los primeros días de diciembre.

En esa línea, la gobernadora estableció un bono de 3.500 pesos para los jubilados y pensionados del territorio bonaerense que cobran sus haberes a través del Instituto de Previsión Social (IPS) y que perciben menos de 10.000 pesos.

La gestión de Vidal adelantó, además, que para 2019 propondrá un aumento del 20% en seis etapas: Un 4% en enero, 4% en marzo, 4% en mayo, 4% en julio; alcanzando así, hasta ese momento, un 16%; a eso se le sumaría una cláusula de actualización semestral y también se otorgaría un 2% en setiembre y otro 2% en noviembre.

ADNbaires