Vladimir Putin estrena su propia “Bestia”.

Es el Aurus Kortezh, un símbolo de poder del presidente ruso.

418
Compartir

El presidente ruso se llevó a Helsinki por primera vez una flamante limusina para competir con la ya célebre “The Beast” de la Casa Blanca.

El presidente estadounidense Donald Trump y su par ruso Vladimir Putin tuvieron su encuentro formal en Helsinki este lunes, al que acudieron con sus propias “bestias”; las limusinas blindadas a prueba de misiles en las que se trasladan.

En el caso de Putin fue la primera vez que llevaba al exterior a su flamante limusina, la Aurus Kortezh.

Antes, el líder ruso se movilizaba en una limusina Mercedes. Según los medios locales, la limusina fue entregada a Finlandia por avión de transporte la semana pasada. Esta es la primera aparición pública de la marca Aurus fuera de Rusia.

Putin probó el Aurus Kortezh por primera vez en Moscú durante su investidura el 7 de mayo.

“El Kortezh no se había estrenado antes porque no tenían las suficientes unidades para cubrir todas las necesidades de los viajes del presidente al extranjero”, explicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Se supone que el Aurus Kortezh de Putin es un despliegue de poder frente la limusina de Trump, la “Bestia”.

Donald Trump, se dirige en su limusina, la “Bestia” a su primera cumbre con el presidente de Rusia, Vladimir Putin,/ EFE

El Servicio Federal de Protección, responsable de la protección de altos funcionarios del gobierno ruso, aseguró por su parte que el parque de los automóviles Kortezh irá ampliándose.

Proyecto Kortezh 

El nuevo automóvil Aurus es parte de un proyecto conocido como Kortezh, que significa ‘cortejo’ en ruso. Anteriormente, el jefe del Estado ruso utilizaba vehículos Mercedes, pero ahora ha optado por un producto 100% nacional. El mensaje que quiso dar ayer con este breve trayecto es que Rusia ya se mueve por sí misma, y que la tecnología punta pronto dejará de ser algo ligado al extranjero.

El proyecto Kortezh arrancó en 2012. Contempla el desarrollo de una familia de vehículos con funciones especiales: un minibús, un vehículo de clase empresarial y una limusina para las altas personalidades del Estado. Y no falta un todoterreno para los guardaespaldas que siguen al presidente.

Según el canal RT, el vehículo va equipado con un motor de 12 cilindros y 800 caballos. No tiene integrados sistemas para los ‘smartphones’: así se pretende evitar el riesgo de una fuga de datos al conectar el teléfono al automóvil. Estos vehículos pueden pesar hasta cinco toneladas y cuentan con medidas de seguridad adicionales: las ruedas tienen un sistema antibalas que permiten seguir conduciendo incluso si las ametrallan. Dentro, en cambio, todo es lujo y delicadeza. Se han maridado materiales naturales (madera, piel y texturas suaves) con metales, cristal y plástico.

El suministro de automóviles del proyecto Kortezh para la administración del presidente se completará este año, mientras que la entrega del resto de vehículos para el Gobierno está previsto para 2019, si no hay nuevos retrasos.

El ministro de Industria y Comercio de Rusia en funciones, Denis Manturov, explicó que los nombres de los modelos de la marca Aurus fueron inspirados en las torres del Kremlin. Así, el sedán y la limusina se denominan ‘Senat’, el minibús lleva el nombre de ‘Arsenal’ y el todoterreno se llama ‘Komendant’. En el horizonte está la oportunidad de hacer negocio, pues los coches se venderán en pequeños lotes al público en general.

ADNbaires