Ataque iraní con más de una docena de misiles.

La Casa Blanca lo confirmó.

400
Compartir

Tuvo como blanco instalaciones de EE.UU. en Irak.

La Guardia Revolucionaria iraní confirmó la operación en nombre del “mártir Qassem Soleimani”, muerto la semana pasada en un operativo en Bagdad. El objetivo fueron “al menos” dos bases militares que albergan tropas de EEUU.

La Guardia Revolucionaria iraní informó este martes sobre el lanzamiento de “decenas de misiles” contra la base militar Al Assad, en Irak, que alberga tropas estadounidenses. Por su parte, fuentes del Ejército de EEUU confirmaron el ataque a medios estadounidenses. “Estamos bajo un ataque de misiles iraní. O misiles crucero o misiles balísticos de corto alcance”, dijo una fuente a la cadena FOX.

La Casa Blanca, en tanto, informó que el presidente Donald Trump se encuentra siguiendo las noticias sobre el ataque aéreo. “Somos conscientes de los informes de ataques contra instalaciones estadounidenses en Irak. El Presidente ha sido informado y está monitoreando la situación de cerca y consultando con su equipo de seguridad nacional”, expresó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham.

La base militar Al Assad donde se albergan tropas estadounidenses (AP)La base militar Al Assad donde se albergan tropas estadounidenses (AP)

Minutos más tarde, el Pentágono informó que Irán había lanzado “más de una docena” de misiles contra objetivos estadounidenses y de la coalición en Irak. “Está claro que esos misiles fueron lanzados desde Irán y que alcanzaron al menos dos bases militares iraquíes que albergan tropas de EEUU en Al Assad y en Erbil”.

En este sentido, Jonathan Hoffman, vocero del Departamento de Defensa estadounidense, indicó que EEUU “tomó todas las medidas apropiadas para salvaguardar” a su personal y que las bases que albergan tropas estadounidenses en Irak han estado en “alerta máxima” debido a las afirmaciones de Teherán de atacar a Washington en respuesta por la muerte de Soleimani.

Irán atacó posiciones de EEUU en Irak Irán atacó posiciones de EEUU en Irak.

“Los valientes soldados de la unidad aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní lanzaron un ataque exitoso de decenas de misiles contra la base militar de Al Asad en nombre del mártir Qassem Soleimani”, confirmaron las autoridades militares iraníes a través de un comunicado. En el mismo, llaman a EEUU a no responder “si no quieren una respuesta aún mayor.”

En la misma comunicación oficial, la Guardia Revolucionaria suma una advertencia a los aliados de EEUU en la región: “Advertimos a los países aliados de Estados Unidos que si lanzan ataques desde sus países contra Irán, serán objeto de represalias”.

“La feroz venganza de la Guardia Revolucionara ha comenzado”, ha dicho la rama de las Fuerzas Armadas iraníes en un comunicado. Y ha advertido a Estados Unidos y a sus aliados en la región de que una respuesta llevará inevitablemente a un nuevo contraataque: “Advertimos a todos los aliados estadounidenses, que dieron sus bases a su Ejército terrorista, que cualquier territorio que sea el origen de actos agresivos contra Irán será atacado”

La operación ha sido bautizada, según la televisión iraní, como “mártir Soleimani”. La base de Ain Al Asad, a 200 kilómetros de Bagdad, acoge a 1.500 soldados estadounidenses y de la coalición. La otra base atacada, según ha confirmado Estados Unidos, está en Irbil, en el Kurdistán iraquí.

El Pentágono ha confirmado que en el ataque se han utilizado más de una docena de misiles balísticos, y que han sido lanzados desde Irán. Por el momento no hay confirmación oficial de daños personales. “Estas bases”, asegura el Pentágono en un comunicado, “han estado en alerta alta debido a indicaciones de que el régimen iraní planeaba atacar a nuestras fuerzas e intereses en la región”.

La Casa Blanca ha anunciado que el presidente Donald Trump ya ha sido “informado” del ataque. “Estamos al tanto de los informes sobre los ataques contra los puestos militares estadounidenses en Irak”, ha dicho Stephanie Grisham, portavoz del Gobierno estadounidense. El secretario de Estado, Mike Pompeo, y el de Defensa, Mark Esper, han llegado a la Casa Blanca tras conocerse el ataque.

El ataque se produce horas después de que la multitud despidiera al general Soleimani en las calles de Irán, en el último día de los funerales en su honor. Al menos 56 personas fallecieron en una estampida, provocada por la masiva afluencia, que obligó a posponer los actos.

 En Irak hay más de 5.000 soldados estadounidenses y es el quinto país de Oriente Próximo con más tropas solo detrás de Afganistán, Catar, Kuwait y Bahréin. Tras la escalada de tensiones en los últimos días, el Pentágono anunció que enviará 3.500 tropas a la región para apuntalar los puestos estadounidenses. (Fuente El País de España)

El presidente iraní Hasan Rohani había advertido este martes a su homólogo francés Emmanuel Macron que los intereses estadounidenses en Medio Oriente están ahora “en peligro”, tras la muerte del general iraní Qassem Soleimani en un ataque en Irak. “Estados Unidos debe saber que sus intereses y su seguridad en la región están en peligro y no puede escapar a las consecuencias de este gran crimen”, declaró Rohani en conversación telefónica con Macron.

El ataque a la base se produjo también después de que distintas milicias pro-Teherán en Irak prometieran unir fuerzas para “responder” al operativo estadounidense que mató al general iraní y al principal comandante iraquí Abu Mahdi al-Muhandis en Bagdad la semana pasada.

La base Ain Al Assad es la mayor de las bases militares de EEUU, ubicada en la provincia del occidente iraquí de Anbar. Fue utilizada por las fuerzas estadounidenses desde el despliegue militar en el país en el año 2003 que terminó con el gobierno de Saddam Hussein.

El contingente militar de EEUU en el terreno está compuesto por unos 5.200 soldados. (Foto principal: La base aérea de Ain al Asad en el oeste de Irak. GETTY)

La Casa Blanca confirmó el ataque y Donald Trump se encuentra monitoreando la situación.

La secretaria de Prensa Stephanie Grisham indicó que el gobierno de Estados Unidos está “consultando con su equipo de Seguridad Nacional.
Foto: REUTERS/Jonathan ErnstFoto: REUTERS/Jonathan Ernst

El gobierno de Estados Unidos confirmó en la noche del martes que Irán atacó instalaciones del país en Irak con “más de una docena de misiles” e informó que el presidente Donald Trump se encuentra “monitoreando la situación y consultando con su equipo de Seguridad Nacional”.

Minutos después, el Pentágono publicó un comunicado en el que explicó que “está claro que los misiles fueron lanzados por Irán y tuvieron como objetivo al menos dos bases militares, en Al-Assad y Erbil que albergan personal del Ejército estadounidense y de la coalición”. “Estamos trabajando para calcular los daños iniciales”, agregó.

El documento indica a su vez que “durante los últimos días y en respuesta a las amenazas y acciones de los iraníes, el departamento de Defensa ha tomado todas las medidas apropiadas para salvaguardar al personal y a sus socios”.

“Estas bases se han mantenido en un nivel alto de alerta debido a indicaciones de que el régimen iraní planeaba atacar nuestras fuerzas e intereses en la región. Mientras evaluamos la situación y nuestra respuesta, tomaremos todas las medidas necesarias para proteger y defender al personal de Estados Unidos, así como sus socios y aliados en la región. Debido a la naturaleza dinámica de la situación, continuaremos proveyendo actualizaciones a medida que se encuentren disponibles”, agrega.

La Guardia Revolucionaria iraní ya se había arrogado la autoría del ataque minutos antes. “Los valientes soldados de la unidad aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní lanzaron un ataque exitoso de decenas de misiles contra la base militar de Al Asad en nombre del mártir Qassem Soleimani”.

Además, las autoridades militares iraníes a través de un comunicado llamaron a Estados Unidos a no responder “si no quieren una respuesta aún mayor”.

En la misma comunicación oficial, la Guardia Revolucionaria sumó una advertencia a los aliados de EEUU en la región: “Si lanzan ataques desde sus países contra Irán, serán objeto de represalias”, expresa.

Altos funcionarios del gobierno estadounidense confluyeron en la Casa Blanca como consecuencia del ataque. Entre ellos se cuentan los secretarios de Defensa y Estado, Mark Esper y Mike Pompeo, y el jefe del Estado Mayor conjunto, Mark Milley.

Irán amenazó con bombardear a Israel y los Emiratos Árabes Unidos si EEUU responde a su ataque.

La Guardia Revolucionaria iraní amenazó por la mañana del miércoles (hora local) con bombardear a Israel y los Emiratos Árabes Unidos si Estados Unidos decide responder a su ataque a las bases militares de Al Assad y Erbil, en Irak, que alberga tropas estadounidenses. En concreto, aseguraron que apuntarían a la ciudad israelí de Haifa y a Dubai.

El Pentágono informó que Irán lanzó más de una docena de misiles contra objetivos estadounidenses y de la coalición en Irak. “Los valientes soldados de la unidad aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní lanzaron un ataque exitoso de decenas de misiles contra la base militar de Al Asad en nombre del mártir Qassem Soleimani”, indicaron las autoridades militares iraníes a través de un comunicado.

Por su parte, Jonathan Hoffman, vocero del Departamento de Defensa estadounidense, indicó que EEUU “tomó todas las medidas apropiadas para salvaguardar” a su personal y que las bases que albergan tropas estadounidenses en Irak han estado en “alerta máxima” debido a las afirmaciones de Teherán de atacar a Washington en respuesta por la muerte de quien fue el militar más importante de Irán.

ADNbaires