Biden buscará desarmar varias políticas de Trump

20
Compartir

WASHINGTON-. Barack Obama ordenó el cierre de la prisión de Guantánamo, símbolo de las torturas a prisioneros por el terrorismo durante el gobierno de George W. Bush. El primer decreto de Donald Trump -quien firmó más decretos en sus primeros 100 días en el poder que todos sus predecesores desde la Segunda Guerra Mundial- buscó debilitar la reforma de salud de Obama, Obamacare. Apenas pise el Salón Oval de la Casa Blanca, Joe Biden mantendrá esa costumbre.

El mismo día que asuma la presidencia, y luego de un llamado a la unidad en su discurso inaugural, Biden firmará alrededor de una docena de decretos y memorándums que desarmarán algunas de las medidas más representativas de la presidencia de Trump, comenzarán a desplegar su ofensiva contra la pandemia del coronavirus y empezarán a delinear el perfil de su gobierno.

Biden planea reincorporar a Estados Unidos al Acuerdo Climático de París, derogar el llamado “veto musulmán” que le prohibió el ingreso al país a ciudadanos de cinco países árabes, imponer el uso del barbijo por 100 días en edificios federales y extender restricciones a las ejecuciones hipotecarias, anticipó su futuro jefe de gabinete, Ron Klain, en un memo difundido el fin de semana.

Durante los días posteriores, Biden firmará decretos para “actuar enérgicamente para cambiar el curso de la crisis de Covid-19 y reabrir de manera segura escuelas y empresas” y le ordenará a sus secretarios que tomen “medidas inmediatas para brindar alivio económico a las familias trabajadoras que soportan la peor parte de esta crisis”.

La batería de acciones ejecutivas que tiene preparadas el equipo de Biden apuntan a enfrentar las cuatro crisis que buscará enfrentar durante su presidencia: la pandemia del coronavirus, el declive de la economía, el cambio climático y la “crisis de equidad racial”, en la mirada del gobierno entrante.

“Todas estas crisis exigen una acción urgente. En sus primeros diez días en el cargo, el presidente electo Biden tomará medidas decisivas para abordar estas cuatro crisis, prevenir otros daños urgentes e irreversibles y restaurar el lugar de Estados Unidos en el mundo”, escribió Klain.

La ofensiva de decretos de Biden se complementará con el paquete legislativo que enviará al Congreso para implementar un plan de rescate para la economía por US$ 1,9 billones de dólares, uno de lo programas de estímulo fiscal más ambiciosos de la historia. El objetivo del gobierno entrante es intentar llegar a la primavera boreal con un panorama más nítido y la curva de contagios del coronavirus bajo control. Estados Unidos se acerca a los 400.000 muertos, y los últimos análisis del gobierno federal han advertido que la nueva variante del virus puede llegar a causar estrago en los próximos meses.

Para comenzar a torcer la cruda coyuntura que heredará del gobierno de Trump, Biden y su equipo intentarán, primero, acelerar la campaña de vacunación para doblegar al coronavirus. Tal como ocurre en otros países, el inicio de las inmunizaciones en la primera potencia global quedó muy lejos de las expectativas. Klain dijo que el gobierno de Trump dejará un “gran lío”, y dejó un pronóstico muy sombrío al anticipar que las muertes por la pandemia podrían superar las 500.000 hacia fines de febrero, y que llevará tiempo torcer la pandemia.

“Estamos heredando un gran lío, pero tenemos un plan para arreglarlo”, dijo Klain en una entrevista con la cadena CNN. “El virus se pondrá peor antes de mejorar”, anticipó.

Biden quiere que haya al menos 100 millones de dosis administradas durante los primeros 100 días de gobierno. Anthony Fauci, el principal experto en epidemias del gobierno federal, quien tendrá acceso directo al Salón Oval durante la presidencia de Biden luego de haber enfrentado varios cortocircuitos con Trump, dijo que ese objetivo es “factible”, y anticipó que pronto habrá nuevas vacunas aprobadas que podrán comenzar a distribuirse en los próximos meses.

“Puedo decirles una cosa que está clara es que el tema de recibir 100 millones de dosis en los primeros 100 días es absolutamente factible”, dijo Fauci en una entrevista con la cadena Msnbc.

Biden también hará mucho hincapié en el uso del barbijo para frenar la propagación del virus, otro mensaje que marcará un fuerte contraste con el liderazgo durante la pandemia de Trump, quien siempre renegó del uso del tapabocas. El equipo de Biden adelantó que las acciones ejecutivas y memorandos que firmará el próximo presidente serán apenas el punto de partida, pero comenzarán a mover al país “en la dirección correcta”, señaló Klain. (Imagen: El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden Fuente: AFP // Por Rafael Mathus Ruiz para La Nación)

ADNbaires