El huracán Michael se eleva a categoría 3.

Avanza hacia Florida a 19 km y tocaría tierra mañana miércoles.

29
Compartir

El fenómeno seguirá fortaleciéndose y las rachas de viento alcanzan los 193 kilómetros por hora.

De momento solo es un pronóstico, pero el huracán Michael podría convertirse en un evento “potencialmente catastrófico” para la zona del golfo de México perteneciente a Florida. Este martes por la mañana, Michael alcanzaba categoría 2 y esta tarde se convirtió en un huracán categoría 3. El fenómeno metereológico ha alcanzado vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora. El huracán se desplaza a unos 19 kilómetros por hora hacia el norte del Estado.

Se espera que toque tierra este miércoles como un poderoso huracán de categoría 3 provocando declaraciones de emergencia en más de 100 condados desde Mobile (en la vecina Alabama) hasta el sur de Florida. A partir de ahí, se dirigirá a Georgia y las Carolinas (que todavía se recuperan del paso de Florence el mes pasado).

A su vez, Cuba tiene decretada la primera fase del protocolo ante huracanes en cinco provincias del oeste de la isla, donde se espera que deje fuertes lluvias, vientos e inundaciones costeras antes de seguir rumbo a Estados Unidos.

Una de las principales preocupaciones del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, siglas en inglés) es que las cálidas aguas del golfo de México ayuden al huracán a fortalecerse y que el impacto de la subida del nivel del mar sea especialmente dañino en la zona del noroeste de Florida. El gobernador del Estado, Rick Scott, ha calificado de “extremadamente peligrosa” a la tormenta y ha declarado el estado de emergencia en 26 condados, un trámite burocrático que le permite usar recursos extraordinarios y autorizar el posible despliegue de hasta 500 soldados de reserva.

No importa la trayectoria, advierte el Centro Nacional de Huracanes, la marejada ciclónica amenaza la vida. “Se caerán árboles, muchas carreteras quedarán bloqueadas y no habrá electricidad ni agua durante varios días o semanas después del paso de la tormenta”. Michael ha sufrido un período de “intensificación rápida”, definido como un aumento de los vientos sostenidos y se espera que se vuelva a intensificar rápidamente en las próximas 24 horas.

ADNbaires