Otra vez Europa es el centro de la pandemia

Apura “urgente” terceras dosis y piden que no se quiten los barbijos.

27
Compartir

Bruselas exige medidas más duras a los países. Y advierte que las Fiestas no serán “normales”. ¿Qué pasará con los viajes?

Europa va camino a su segundo invierno pandémico y la Comisión Europea salió en los últimos días a apretar a los gobiernos para que empiecen a tomar las decisiones duras que hasta ahora evitaron.

Bruselas pidió la noche del miércoles que se administre una tercera dosis “urgentemente” a todos los adultos. Hasta hace apenas dos semanas la recomendación era hacerlo sólo con las personas más vulnerables y con los mayores de 65 años.

En tanto, ambulancias holandesas acarrean pacientes covid de cuidados intensivos desde el lunes hacia hospitales del norte alemán.

Hospitales de Bruselas suspenden intervenciones quirúrgicas no urgentes para hacer sitio a los pacientes de covid.

Austria y Eslovaquia confinan a su población.

Otra Navidad “anormal”

Los asesores epidemiológicos de los gobiernos piden medidas más duras y que empiecen a advertir a la población que esta próxima Navidad tampoco será normal, que el coronavirus seguirá cobrándose muertes y colapsando sistemas hospitalarios de nuevo en tensión.

La única buena noticia es que las vacunas están haciendo su labor. Sube la presión hospitalaria y sube la incidencia pero en los países que superaron el 75% de población con la pauta de la vacuna completa no sube el número de fallecidos. Sí sube en aquellos que no llegaron a esa barrera, que parece estar marcando el nivel de la inmunidad de grupo.

Bruselas aprobó este jueves el uso de la vacuna de Pfizer para su uso en menores de cinco a 11 años y propuso que los certificados de vacunación expiren a los nueve meses de la fecha de la administración de la pauta completa de la vacuna contra el coronavirus.

Bruselas aplaude el avance del proceso de vacunación –irregular, con países por encima del 90% del total de su población y algunos que no llegan al 50%- pero ya admite que, antes de coordinarse, algunos gobiernos “están tomando medidas adicionales de salud pública, incluyendo la administración de terceras dosis”.

Qué pasa con los viajes

La Comisión asegura así que teniendo en cuenta esos factores, propone un enfoque “basado en la persona” para la gestión de los viajes dentro de la Unión Europea.

Más que medidas restrictivas para todos, los gobiernos podrán aprobar limitaciones a la libre circulación de los no vacunados y podrán anular los certificados de vacunación a los nueve meses de su emisión.

Gente con barbijo se agolpa para subir al subte en Alemania. Foto: AP

Gente con barbijo se agolpa para subir al subte en Alemania. Foto: AP

La Comisión asegura que esos nueve meses se basan en la recomendación de la Agencia Europea de Control y Prevención de Enfermedades, que pedía seis meses, y en un período adicional de tres meses para “asegurar que las campañas nacionales de vacunación se ajusten y los ciudadanos tengan acceso a esa tercera dosis”.

La comisaria de Salud, Stella Kyriakides, reconoció que el 65% del total de la población europea vacunada “no es suficiente. Sigue habiendo mucha gente que está sin proteger”.

“No se quiten los barbijos”

“Para que todos puedan viajar y vivir de la forma más segura posible tenemos que alcanzar niveles de vacunación más altos urgentemente. También tenemos que reforzar nuestra inmunidad con terceras dosis”, exigió.

Y siguió: “Teniendo en cuenta las recomendaciones de la Agencia de Control y Prevención de Enfermedades y para permitir a los Estados miembros que ajusten sus campañas de vacunación proponemos un período de aceptación de certificados. Y pedimos que todos sigan respetando las medidas sanitarias. No se quiten los barbijos”.

Una pareja se besa con los barbijos puestos. Foto: AP

Una pareja se besa con los barbijos puestos. Foto: AP

Bruselas reconoce que no hay estudios suficientes para saber cuánto durará la inmunidad que otorgan las terceras dosis pero que los estudios preliminares ya empiezan a producir datos que muestran que “se puede esperar que la protección por las terceras dosis dure más que la ofrecida por la primera serie de vacunas”.

La Comisión Europea también tendrá más en cuenta la tasa de vacunación para aprobar restricciones a los viajes.

Propone que los colores del mapa covid que cada jueves publica la Agencia Europea de Control y Prevención de Enfermedades no tenga en cuenta sólo la incidencia del virus (número de casos en 14 días por 100.000 habitantes) sino también la tasa de vacunación.

Las regiones que aparezcan en rojo oscuro, la peor situación, tendrían reglas específicas que derogarían ese enfoque “basado en la persona”. Es decir, que ahí las restricciones a la libre circulación se aplicarían a todos, vacunados o no.

Viajes desde o hacia afuera de la UE

En cuanto a los viajes desde o hacia fuera de territorio comunitario, Bruselas propone dar prioridad a los vacunados.

La Comisión cree que los Estados miembros deberían abrir sus fronteras a los vacunados de terceros países con una pauta de vacunación completa con alguna vacuna aprobada por la Organización Mundial de la Salud o las autoridades europeas.

Una ambulancia para testeos rápidos en Frankfurt. Foto: AP

Una ambulancia para testeos rápidos en Frankfurt. Foto: AP

Quienes hayan sido vacunados con vacunas aprobadas por la OMS pero no por Bruselas deberán presentar también un test PCR negativo. A todas esas personas se les exigirá también que su certificado de vacunación no haya superado los nueve meses.

El porcentaje de población que sigue sin vacunar, la mayor dureza de la variante Delta y la pérdida de eficacia de la vacuna en los grupos de población que la recibieron en primer lugar, algunos hace ya nueve y diez meses, llevó a la EMA a advertir que “los actuales niveles de vacunación son insuficientes para militar los casos de covid y las hospitalizaciones”.

Esa pérdida de protección con las vacunas se ve, según el gobierno belga, en los datos de las hospitalizaciones en Flandes. El 70% de los enfermos de covid en sus hospitales estaban vacunados, pero la mayoría, de avanzada edad, recibió las vacunas hace más de ocho meses.

Mercados de Navidad, en veremos

Los europeos todavía no saben si este año tendrán sus mercados de Navidad pero ya pueden imaginarse que sí tendrán que llevar barbijos.

También esperan restricciones en el número de personas que podrán acudir a eventos en interiores. Si es que esos eventos llegan a celebrarse.

¿Por qué vuelve con fuerza el virus?

Bruselas ve varias razones principales: la alta capacidad de contagio de la variante Delta, las menores restricciones y el hecho de que en algunos países del bloque haya porcentajes de población cercanos al 20 y al 30% reacios a vacunarse.

Sistemas sanitarios entre los más potentes, como el alemán y el belga, empiezan a estar contra las cuerdas en asuntos como el de los tests, incapaces de procesar todos los que hacen.

La Catedral de San Esteban en Viena, sobre una plaza desierta. Foto: AP
Rumanía y Bulgaria nunca tuvieron tantos muertos por covid como en las última semanas.

Andrea Ammon, directora de la Agencia Europea de Prevención y Control de Enfermedades decía el miércoles que los gobiernos deberían volver a aprobar restricciones “ahora” y que esas restricciones deberían durar hasta pasadas las fiestas navideñas. (Imagen: Un mercado navideño en Frankfurt. Europa se prepara para su segunda Navidad en pandemia. Foto: AP // Por Idafe Martín, Bruselas, especial para Clarín)

ADNbaires