Francia: iglesia evangélica “pidió perdón”.

1192
Compartir

Por haber contagiado a entre 500 y 800 fieles tras una reunión.

Fue en la ciudad de Mulhouse. Juntó a más de 2.000 fieles a fines de febrero y hasta ahora es el brote más grave en todo el país.

Después del contagio, pidieron perdón los miembros de la iglesia evangélica de Mulhouse, en el este de Francia, donde hubo una reunión de dos mil personas en la última semana de febrero, tras lo cual, en pocos días, se convertiría en el brote francés más grave en todo el país.  Su pastor, Thiebault Geyer, se arrepintió públicamente: “Pido perdón”, dijo.

La reunión, en la que se estima que se contagiaron entre 500 y 800 personas, fue una de las principales puertas de entrada para el coronavirus en Francia.

Los fieles de la iglesia, llamada “La puerta abierta”, regresaron a sus casas, propagando el contagio en todo el país, incluso en Guyana.

Personal médico empuja a un paciente en una camilla a un helicóptero en espera en el Hospital Emile Muller de Mulhouse para transportarlo a otro hospital en medio del brote del nuevo coronavirus. Un toque de queda nacional de 15 días ha estado en vigor en Francia desde el mediodía del martes. Foto: Sebastien Bozon / AFP / dpa

Personal médico empuja a un paciente en una camilla a un helicóptero en espera en el Hospital Emile Muller de Mulhouse para transportarlo a otro hospital en medio del brote del nuevo coronavirus. Un toque de queda nacional de 15 días ha estado en vigor en Francia desde el mediodía del martes. Foto: Sebastien Bozon / AFP / dpa

Y Mulhouse se volvió uno de los principales brotes: “Hemos anulado todos nuestros eventos programados -declaró padre Geyer, entrevistado por BFM TV-, nuestros rituales siguen a través de la Web”

Thiebault Geyer es uno de los pastores de esta iglesia, ahora conocido por todos por haber organizado una reunión de 2.500 fieles de toda Francia y países vecinos, entre el 17 y el 24 de febrero, lo que causó varias contaminaciones. Período durante el cual Francia se encontraba en la etapa 1 de la epidemia. La prohibición de las reuniones, como esta reunión evangélica o, en París, la Exposición Agrícola, aún no se había pronunciado, según cuenta el sitio web de la revista lepoint.fr.

El pastor, que no está entre los contagiados, se justificó al afirmar que su mensaje se remonta a cuando el virus no estaba en Francia; “se hablaba porque estaba en China, y yo fui superficial”.

Una imagen del año 2015, cuando e¡l pastor Samuel Peterschmitt inauguraba la sala de culto de la iglesia evangélica de Muhouse.

Una imagen del año 2015, cuando e¡l pastor Samuel Peterschmitt inauguraba la sala de culto de la iglesia evangélica de Mulhouse.

Entre los fieles, un médico, Jonathan Peterschmitt, contagiado, espera curarse hasta poder “ayudar a los otros pacientes”.

Otro pastor ha difundido en una televisión comercial de la iglesia evangélica un llamamiento para respetar las reglas de confinamiento: “Esta enfermedad -recomendó a los fieles- es realmente grave, tómenlo muy en serio, respeten las medidas de protección, se los pido con todo corazón”.

Mulhouse es una ciudad situada en la mitad oriental de Francia, cerca de la frontera con Suiza y Alemania, lo que le da una marcada influencia en sus museos , monumentos y dinamismo. Tiene varios museos dedicados al automóvil, al tren y al textiles. Su superficie es de 22 kilómetros cuadrados y -según el censo de 2015- allí viven poco más de 110 mil personas. (Foto principal: El personal médico utiliza un carrito para mover a un paciente hacia un helicóptero médico en el Hospital Emile Muller en Mulhouse, este de Francia, el 20 de marzo de 2020, ya que son evacuados a otra instalación hospitalaria durante el cuarto día de un estricto encierro en Francia para detener el propagación de COVID-19. (Photo by SEBASTIEN BOZON / AFP)

ADNbaires