La tensión entre China y EEUU está en su peor momento

Por la visita de Nancy Pelosi a Taiwán.

21
Compartir

Aviones caza chinos cruzaron el estrecho de Taiwán mientras el avión oficial se acercaba al territorio, informó la televisión estatal china.

PEKIN.– La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, aterrizó la noche del martes en Taiwán a pesar de las amenazas de China, en medio de su gira asiática, lo cual eleva al máximo la tensión entre Washington y Pekín, que ya prometió “acciones militares selectivas” en respuesta a la visita.

En la víspera, Taiwán señaló 21 incursiones chinas en su Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ).

Según el ministerio taiwanés de Defensa, “21 aviones del EPL [Ejército Popular de Liberación chino] (…) ingresaron en el sudeste de la ADIZ taiwanesa”. La ADIZ abarca un área más vasta que el espacio aéreo de un país y en el caso de Taiwán se sobrepone parcialmente a la de China.

Más aún, el Ejército Popular de Liberación (EPL) de China anunció que llevará a cabo “importantes ejercicios militares y actividades de entrenamiento, incluidos ejercicios con fuego real” de jueves a domingo en seis áreas marítimas, incluidas tres en el lado este de la isla, para rodear Taiwán. Lo informó el Comando del Teatro del Este, según una nota de su vocero, el Mayor Coronel Shi Yi.

La visita de Pelosi, “a Taiwán, China, es una escalada de la colusión entre Taiwán y Estados Unidos, que es de muy mala naturaleza y que tiene consecuencias muy graves”, escribió hoy la Oficina de Asuntos de Taiwán del Comité Central del Partido Comunista Chino en un comunicado.

En tanto, la cancillería china indicó en un comunicado que “Estados Unidos (…) constantemente distorsiona, oscurece y vacía de contenido el principio de Una sola China”. “Estas acciones son como jugar con fuego, extremadamente peligrosas. Y quienes juegan con fuego, morirán quemados”, añadió.

“China tomará definitivamente todas las medidas necesarias para salvaguardar resueltamente su soberanía e integridad territorial en respuesta a la visita de la portavoz estadounidense. Todas las consecuencias que se deriven de ello deberán ser asumidas por la parte estadounidense y las fuerzas separatistas de la ‘independencia de Taiwán’”, escribió por su parte una portavoz del gobierno chino.

Unos minutos después de su llegada, Pelosi publicó un comunicado en Twitter: “La visita de nuestra delegación a Taiwán honra el compromiso inquebrantable de Estados Unidos de apoyar la vibrante democracia de Taiwán”.

“La solidaridad de Estados Unidos con los 23 millones de habitantes de Taiwán es hoy más importante que nunca, ya que el mundo se enfrenta a la elección entre autocracia y democracia”, continuó.

Y añadió: “Nuestra visita es una de las varias delegaciones del Congreso a Taiwán, y no contradice en absoluto la antigua política de Estados Unidos, guiada por la Ley de Relaciones con Taiwán de 1979, los Comunicados Conjuntos Estados Unidos-China y las Seis Garantías”.

Pekín considera a Taiwán como una parte de su territorio que tiene que reunificar, por la fuerza si es necesario, y advirtió que ve la visita de Pelosi a la isla como una provocación. “Estados Unidos cargará con la responsabilidad y pagará el precio por socavar la soberanía y la seguridad de China”, indicó a la prensa una portavoz de la diplomacia china, Hua Chunying.

El viaje
Miles de usuarios siguieron en vivo el viaje de Pelosi en el avión SPAR19 en Flightradar24, una página web que muestra información en tiempo real sobre el tráfico aéreo alrededor del mundo. Pelosi es la más alta funcionaria estadounidense en visitar Taiwán desde su predecesor Newt Gingrich en 1997.

Entre tanto, el icónico rascacielos Taipei101, el más alto de Taiwán, se iluminó con un mensaje de bienvenida para la funcionaria estadounidense, según reportaron medios locales.

Otros ciudadanos se acercaron al Aeropuerto de Taipéi Songshan para recibirla.

El ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, afirmó que “el abuso de confianza de Estados Unidos sobre la cuestión de Taiwán es despreciable”, en unos comentarios publicados el martes en la web del ministerio en los que no se mencionaba a Pelosi.

La responsable, de 82 años, llegó el martes a Malasia, donde se reunió con el primer ministro y el presidente de la cámara baja del Parlamento, en la segunda etapa de su gira en Asia tras pasar por Singapur.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, camina durante una reunión con Azhar Azizan Harun, presidente del Parlamento de Malasia.La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, camina durante una reunión con Azhar Azizan Harun, presidente del Parlamento de Malasia.Fathin Suhaira Abd Rahim – BERNAMA

Su itinerario incluye después escalas en Corea del Sur y Japón, pero la perspectiva de la visita a Taiwán acaparó toda la atención.

“Estamos comprometidos en un amplio abanico de discusiones sobre la manera de lograr nuestros objetivos comunes y hacer segura (la región) Indo-pacífico”, indicó Pelosi en un comunicado este martes.

En medio de la fuerte expectativa, Taiwán reforzó las medidas de seguridad debido a una amenaza de bomba en un aeropuerto, el internacional de Taoyuan. La Oficina de Policía del Aeropuerto informó que había asignado un equipo especial para garantizar la seguridad ante la amenaza de que se colocarían tres artefactos explosivos en el aeropuerto de Taoyuan.

“Solidaridad” de Rusia
Rusia, por su parte, expresó el martes su “solidaridad absoluta” con su aliado chino, en un gesto que responde al hecho de que Pekín se ha negado a condenar la invasión rusa de Ucrania.

”Todo lo que está relacionado con esta gira y una posible visita a Taiwán es una pura provocación. Esto agrava la situación en la región y aumenta las tensiones”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Varios medios taiwaneses citaron los comentarios del vicepresidente del Parlamento de la isla, Tsai Chi-chang, afirmando que era “muy probable” que Pelosi viajara allí en los próximos días.

El diario taiwanés Liberty Times citó fuentes no identificadas según las cuales llegaría a la isla en la noche del martes y que se reuniría al día siguiente con la presidenta Tsai Ing-wen.

 La presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen La presidenta taiwanesa Tsai Ing-wenDaniel Ceng Shou-Yi – ZUMA Press Wire.

Aunque la Casa Blanca se encuentra en una situación comprometida con esta visita, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, dijo que Pelosi “tiene derecho” a llevarla a cabo.

”No hay motivo para que Pekín convierta una posible visita, congruente con la política estadounidense de hace tiempo en un tipo de crisis”, añadió.

Kirby citó informes de inteligencia según los cuales China prepararía posibles demostraciones de fuerza militares que podrían incluir el disparo de misiles al estrecho de Taiwán o incursiones a “gran escala” en el espacio aéreo taiwanés.

Ante ello, el ministerio de Defensa de Taiwán aseguró el martes que el territorio está “decidido, capaz y confiado” en que podrá proteger a la isla de las crecientes amenazas de China.

Kirby recordó que Pelosi viaja en un avión militar y que si bien Washington no teme un ataque directo, sí “eleva los riesgos de un error de cálculo”.

Asimismo, reiteró que la política estadounidense no ha variado con respecto a Taiwán. Ello implica apoyo al gobierno autónomo taiwanés al tiempo que reconoce a Pekín por encima de Taipéi y se opone a una declaración formal de independencia de parte de Taiwán o una toma por la fuerza de parte de China.

“Muy peligrosa”
El gobierno taiwanés se ha mantenido cauteloso sobre la cuestión. El primer ministro Su Tseng-chang no confirmó el martes la visita al ser consultado por periodistas, pero agradeció a Pelosi su apoyo.

Los 23 millones de habitantes de Taiwán viven con el temor de una invasión, una situación que se ha agravado bajo el mandato del presidente chino Xi Jinping.

El presidente Joe Biden dialoga por video con el mandatario chino, Xi Jinping, desde la Sala Roosevelt de la Casa Blanca en Washington, el 15 de noviembre de 2021. (Foto AP/Susan Walsh, archivo)El presidente Joe Biden dialoga por video con el mandatario chino, Xi Jinping, desde la Sala Roosevelt de la Casa Blanca en Washington, el 15 de noviembre de 2021. (Foto AP/Susan Walsh, archivo)

La semana pasada, en una conversación con Biden, Xi advirtió a Estados Unidos de que no “jugara con fuego” en la cuestión de Taiwán.

El lunes, el embajador chino en la ONU, Zhang Hun, calificó la visita de Pelosi de “muy peligrosa, muy provocadora”.

Para respaldar su mensaje, el ejército chino difundió el lunes en internet un video de tono marcial que muestra a soldados gritando listos para la lucha, combatientes despegando, paracaidistas saltando de un avión o una lluvia de misiles que aniquilan varios objetivos.

(Imagen principal: Nancy Pelosi aterriza en Taiwán.Twitter @NancyPelosi)

ADNbaires