La variante Delta provoca desabastecimiento en Reino Unido

26
Compartir

El fenómeno llamado “Pigndemic” provoca falta de bienes en grandes supermercados.

Los supermercados británicos están teniendo problemas con el abastecimiento por el fenómeno llamado “pigndemic” que sintetiza la ausencia de trabajadores del sector que se vieron obligados a aislarse por el crecimiento de casos ante la expansión de la variante Delta.

Es una epidemia dentro de la pandemia, el “pingdemic” es un juego de palabras entre “ping”, el sonido que hace la notificación oficial de los teléfonos celulares que indica la obligatoriedad de aislarse, y “epidemic”.

El número de nuevos positivos en el país se disparó en las últimas semanas, rozando los 50.000 diarios, por lo que cientos de miles de casos de contacto se vieron obligados a aislarse, dejando sin personal a numerosos sectores económicos, desde el transporte hasta la distribución de alimentos.

Otros comercios, como tiendas, estaciones de servicio y hasta el correo están siendo afectados por las ausencias.

Más de 600.000 personas que utilizaron la aplicación de prueba y rastreo del virus del sistema de salud público conocida como “NHS Covid-19” en Inglaterra y Gales recibieron alertas para que se aíslen en la semana entre el 8 y el 15 de julio, lo que representa un aumento del 17% con respecto a la semana anterior, según informó la BBC.

Las alertas en la app notifican a los usuarios si han estado en contacto cercano con un caso positivo de coronavirus, por lo que se le recomienda que se aíslen durante diez días.

En Inglaterra, se enviaron 607.486 alertas a los usuarios en el período comprendido entre el 8 y el 15 de julio y otras 11.417 en Gales.

En ese sentido, muchos británicos están eliminando la aplicación de sus teléfonos para no ser alertados y evitar tener que aislarse, según reveló una encuesta de la consultora YouGov.

Ante esta situación, el Gobierno anunció por su parte que ciertas industrias podrán solicitar exenciones de personal, lo que permitirá a los trabajadores esenciales que fueron alertados regresar al trabajo después de un test de PCR en lugar de la cuarentena.

En las portadas de casi toda la prensa británica de hoy había fotos de estantes de supermercados vacíos, un reflejo de las consecuencias que está teniendo la situación.

De fondo está el crecimiento de casos de coronavirus por la transmisión comunitaria de la variante Delta, considerada más contagiosa.

Según consignó el sitio de noticias británico iNews, los miembros del Grupo Asesor Científico para Emergencias (Sage), dijeron que el primer ministro Boris Johnson debería estar listo para tomar medidas en la primera semana de agosto para evitar que se saturen los hospitales públicos.

Al ritmo que van los contagios, se espera que las hospitalizaciones diarias en el Reino Unido alcancen a fines del próximo mes entre 1000 y 2000, mientras que las muertes diarias podrían oscilar entre 100 y 200.Sin embargo, las últimas cifras muestran que a mediados de julio, seis semanas antes del pico esperado, había 745 pacientes ingresados ​​en un hospital en el Reino Unido en un día, y esa cifra continuó aumentando incluso antes de la relajación del 19 de julio de todas las restricciones llamado “Día de la Libertad” .El lunes se registraron 4.567 pacientes hospitalizados con coronavirus, 611 de los cuales estaban en camas con ventiladores, lo que representa un aumento del 38,4% respecto a la semana pasada.

Según Chris Whitty, director médico de Inglaterra, las hospitalizaciones se duplicaban aproximadamente cada tres semanas, lo que podría significar que cerca de 1500 personas sean hospitalizadas al final de la primera semana de agosto.

ADNbaires