López Obrador será el nuevo presidente de México.

775
Compartir

Andrés Manuel López Obrador, será presidente de México. Por primera vez, un político curtido como líder social, que mira hacia la izquierda, gobernará el país de habla hispana más grande del mundo, la segunda economía de América Latina, el vecino del sur de la gran potencia universal. No ha hecho falta esperar a tener resultados oficiales. Tras conocerse las primeras encuestas de salida, sus dos rivales, Ricardo Anaya y José Antonio Meade, reconocieron la derrota y felicitaron a López Obrador.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, al emitir su voto en la Ciudad de México. REUTERS/Daniel BecerrilDe acuerdo con Televisa y el diario El Financiero, López Obrador lograba el 49% de los votos, bien delante de sus rivales de los partidos tradicionales: Ricardo Anaya, impulsado por una coalición d derecha e izquierda (PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano), obtenía el 27% de los sufragios, mientras que José Antonio Meade, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), llegaba al 18%.

López Obrador gobernará el país de habla hispana más grande del mundo, la segunda economía de América Latina, el vecino del sur de la gran potencia universal. Tras conocerse las primeras encuestas de salida, sus dos rivales, Ricardo Anaya y José Antonio Meade, reconocieron la derrota y felicitaron al nuevo Presidente de méxico.

La victoria supone un tsunami político. Según los primeros resultados, Morena, el partido de López Obrador, gobernaría también la Ciudad de México y se haría con el poder en varias gobernaciones. Si hace 18 años el país decidió poner fin a la hegemonía del PRI después de 70 años, ahora exige una transición, un cambio de régimen tras dos décadas de alternancia entre los partidos tradicionales.

Se anticipan retrasos en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP). Lorenzo Córdoba, el presidente del Consejo General del INE (Instituto Nacional Electoral), dijo que hay que celebrar la masividad de concurrentes a los comicios, pero que “eso probablemente implicará un trabajo particularmente acucioso y denso para los propios funcionarios de casilla en el momento del cierre de las mismas, y el cómputo de los mismos votos”.

Hay cuatro candidatos que se disputan la Presidencia: Andrés Manuel López Obrador (conocido como AMLO) es quien figura a la cabeza en las encuestas y compite con el oficialista José Antonio Meade, el líder del opositor PAN, Ricardo Anaya, y el independiente Jaime Rodríguez, “El Bronco”.

Luego de una campaña de 90 días, 88 millones de mexicanos se expresarán en las urnas para elegir a funcionarios a nivel local, regional y nacional. Por la cantidad de electores, se la define como la elección más grande de la historia del país. Hay más de 3.400 cargos que serán definidos una vez que se cierren los comicios y se conozcan los resultados: senadores, diputados federales, locales, alcaldes, concejales, síndicos y regidores.

“Nunca había pasado en la historia del país que en un solo día se tomarán tantas decisiones y se renovaran tantos puestos de elección popular”, dijo el exconsejero electoral Arturo Sánchez, “con nuestro voto el día de hoy, el mapa político del país se va a modificar porque en cada uno de los estados en donde habrá elección”.

En números: El gobierno realizó una inversión de más de 7.000 millones de pesos mexicanos (más de 350 millones de dólares) para el desarrollo de los comicios, se instalaron unas 155 mil casillas, y hay casi un millón y medio de funcionarios a cargo de las mismas.

Desde el INE, se la definió como “la elección más grande”, pero también como “incluyente y paritaria”, donde “no hay espacio para el fraude”. Así lo dijo Lorenzo Córdova. También pidió a los contendientes “que respeten las reglas del juego democrático y que estén a la altura de la ciudadanía que se ha comprometido en esta elección”.

El jefe de la Misión de Visitantes Extranjeros de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Leonel Fernández, dijo que, desde el organismo, se moritoneó todo el proceso a través de 65 observadores expertos en 25 entidades federativas, pertenecientes a 23 países. Fernández habló con los medios locales y celebró que los comicios se desarrollaran con “armonía y la participación masiva”, a pesar de algunos “incidentes aislados”.

Por otro lado, la violencia durante la campaña electoral también batió records. Hubo 133 asesinatos relacionados con el ambiente de la política durante la misma.

Se trató de una jornada especial, que comenzó a las 8 de la mañana y que vivió algunas irregularidades: se reportaron más de 1.000 denuncias por delitos electorales, sobre todo en el estado de Puebla, y hubo 17 detenidos a causa de las mismas.

ADNbaires